NOMBRES: ENTRE MÁS REBUSCADOS, MEJOR

NOMBRES: ENTRE MÁS REBUSCADOS, MEJOR

Diego Simón Sandowik Rojas se acaba de cambiar su nombre. Este caleño de 50 años ahora se llama Cohen Ben Shimon Mikjailovich Andreiv Dimitry Alexis Romanov Sandounik Y Rojis y recurrió a una acción de tutela y ante un juez para lograr que le aceptaran en la Registraduría su nueva identidad.

24 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Diego Simón Sandowik Rojas se acaba de cambiar su nombre. Este caleño de 50 años ahora se llama Cohen Ben Shimon Mikjailovich Andreiv Dimitry Alexis Romanov Sandounik Y Rojis y recurrió a una acción de tutela y ante un juez para lograr que le aceptaran en la Registraduría su nueva identidad.

Fueron tantos los nombres que se puso que ni siquiera le cupieron en la cédula y por eso únicamente le aparecen sus cuatro primeros nombres y las iniciales de los otros cuatro. El quiso llamarse como buena parte de sus ascendientes.

Y es que cambiarse los nombres y los apellidos en este país no es nuevo y mucho menos algo ilegal.á Obviamente, una cosa es crecer con una identidad y otra que se la cambie de viejo, o al menos cuando ya se tenga cédula.

Los mayores de edad no tienen problema para realizar este cambio. Otra cosa es queá al momento de elegir su nueva identidad, los gustos varían. Están los poéticos, como el que se puso Estrella Brisa Mar, y los de pocas palabras, como una mujer que tenía un apellido común y lo redujo a Na.

También se dan los casos de quienes gustan (de) del clima. Es así como ante la Registraduría aparece un Verano Brisas y una Sol Luna.

También los hay quienes le ponen toda la pasión. Es el caso de Julián Gustavo Giraldo Zuluaga, quien desde comienzos de este mes exhibe con orgullo un documento con firma de notario donde está registrado como Deportivo Independiente Medellín Giraldo Zuluaga.

De la misma manera, hay quienes legalizan el apodo con el que los han conocido de por vida. Tal es la situación de Caretorta Palacio DIM. "No me gusta decir mi anterior nombre porque eso ya es historia. Aunque aún no tengo la cédula por cuestiones legales para tramitar mi pensión, apenas pueda la hago cambiar para poder exhibirlo con todas las de la ley", asegura.

En la Notaría Primera de Bogotá, hace pocos días, unos hermanos que viajaban para Alemania decidieron cambiarse su identidad para que les quedara más acorde con el país para el que viajaban. Escritos en papel llevaron sus nuevos nombres, pues no eran capaces de deletrearlos.

Claro que en materia de nombres, entre gustos no hay disgustos. Ghestiábulos Federico consideró necesario quitarse el segundo nombre.

Para cambiarse el nombre o los apellidos lo único que requiere el interesado es ir a la misma notaría en la que tiene el registro civil y llevar el original de la cédula. Allí debe tramitar una escritura que tiene un costo de 55.000 pesos. Una vez tenga ese documento, en la misma notaría se le cambia el registro civil, con el cual puede tramitar sus nuevos documentos.

La copia del registro civil tiene un costo de 5.000 pesos y tramitar la nueva cédula 30.000 pesos.

"El nombre es un atributo de la personalidad y todos tenemos que llevar uno. La gente se lo puede cambiar por primera vez directamente en una notaría, pero a partir de la segunda sí tiene que ser en un juzgado", Rodrigo Pérez Monroy, coordinador de Novedades de la Registraduría.

"Muchos se los cambian porque no les gustan, porque tienen alguna otra connotación, como es el caso de apellidos como Pulga y Ajiaco y otros porque quieren llamar la atención", explicó.

La sicóloga de la Universidad del Cauca, Nubia Oliveros, dijo que mucha gente se cambia su nombre normal por uno raro para buscar un reconocimiento de los demás y tratar de convertirse en un centro de atención.

No le caminan.

Mensualmente se tramitan en la Registraduría unas 600 rectificaciones, que incluyen cambio integral del nombre o del apellido, supresión o adición de un nombre o de la partícula de y también para eliminar uno de los nombres o por uno compuesto.

Oscar Vélez Marulanda, uno de los más destacados dirigentes políticos liberales del Risaralda en el siglo pasado, siempre se le haá conocido como El Plumón . Sin embargo, dice que aunque casi todo el mundo lo reconoce por su apodo, nunca ha pensado en la posibilidad de tomarlo como nombre. "Eso no tiene sentido, legalmente", asegura.

Luis Augusto Chiqui García, el ex técnico de la Selección Colombia dice que su nombre es un homenaje que le hicieron susá padres y por eso nunca ha pensado en cambiarlo. "El remoquete me hace popular porque todo el mundo me reconoce, pero la gente cercana siempre me dice Luis Augusto", argumenta.

á Paca Zuleta, la directora de la Oficina Anticorrupción de la Presidencia, dijo que nunca ha pensado en cambiar el nombre. "Durante la campaña que hice para el Concejo de Bogotá me hicieron esa propuesta, pero me pareció locato ".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.