PORROS Y FANDANGOS AL PARQUE

PORROS Y FANDANGOS AL PARQUE

A punta de clarinetes, redoblantes, platillos y bombardinos, se calentó una fiesta que estuvo, la mayor parte del tiempo, pasada por agua. Pero el chaparrón que cayó ayer al mediodía en el centro de la ciudad, no impidió que decenas de fanáticos de los fandangos, porros, bambucos y pasillos llegaran a la Media Torta, a la clausura del Tercer Festival de Música Colombiana al parque.

24 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

A punta de clarinetes, redoblantes, platillos y bombardinos, se calentó una fiesta que estuvo, la mayor parte del tiempo, pasada por agua. Pero el chaparrón que cayó ayer al mediodía en el centro de la ciudad, no impidió que decenas de fanáticos de los fandangos, porros, bambucos y pasillos llegaran a la Media Torta, a la clausura del Tercer Festival de Música Colombiana al parque.

La fiesta, que duró cuatro horas, estuvo a cargo de los grupos Ritmos de Sucre, Chirimía de Río Napi (Cauca), Clarinetes del Café (Bogotá), Nafer Durán (Cesar), Jacinto Jaramillo (Bogotá) y Creole (San Andrés).

"Me encanta la música colombiana, sobre todo la llanera, los bambucos y los porros, y no me iba a dejar achantar por la lluvia -dijo Mario Amaya, uno de los primeros en llegar el teatro, cuando el aguacero estaba más fuerte-. Con mi esposa nos alistamos desde temprano, hicimos unas chaquetas de plástico para cubrirnos de la lluvia, agarramos la sombrilla, nos subimos a la moto y por el camino paramos a comprar el pollo, las papas saladas y las arepas. Y acá estamos, comiendo y gozando".

El festival, que duró siete días, contó con la participación de diez invitados nacionales y de nueve agrupaciones distritales, que se presentaron en el teatro Colón, en el Jorge Eliécer Gaitán, en la sala Oriol Rangel del Planetario, en la Media Torta y el sábado en el parque El Lago, donde asistieron más de 6 mil personas.

"Es la primera vez que me presento en Bogotá y he estado feliz -dijo Nicolás Rentería, de la Chirimía del Río Napi-. Para llegar acá tuvimos que hacer un viaje de cinco horas en canoa por el río hasta llegar a Guapi, luego viajar a Cali y desde Cali venir a Bogotá. Pero el viaje valió la pena, a pesar del frío esta ciudad es hermosa. Y el público más".

Foto.

Los paraguas fueron protagonistas ayer en la clausura del festival.

John Wilson Vizcaíno / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.