EN BUSCA DE AGUA POTABLE PARA TRES MUNICIPIOS

EN BUSCA DE AGUA POTABLE PARA TRES MUNICIPIOS

Se iniciaron ayer las obras civiles para la construcción del viaducto sobre el río Bogotá y la entrega de la tubería para la interconexión del Acueducto de Bogotá con los de Funza, Madrid y Mosquera. El gobernador de Cundinamarca, Hernando Aguilera Blanco, hizo entrega de la tubería especial que será utilizada en la obra para solucionar el grave conflicto social y ambiental, originado por la falta de agua, que padecen los habitantes de las mencionadas localidades.

25 de enero 1991 , 12:00 a.m.

El proyecto genera una capacidad de abastecimiento de 1.700 litros por segundo, suficientes para atender la demanda requerida. De esta forma, se asegura el suministro de agua potable para esos municipios, por lo menos, durante los próximos veinte años.

La obra fue ejecutada por el Fondo de Acueductos y Alcantarillados, con un convenio suscrito entre la Alcaldía Mayor de Bogotá durante la administración de Julio César Sánchez; la gobernación de Cundinamarca y con los gerentes de las empresas mencionadas.

La primera parte del proyecto tiene un costo superior a los tres mil millones de pesos. Aguilera dijo que Cundinamarca entregará en ocho meses la parte que le corresponde de la obra. En cuanto a la parte que debe realizar Bogotá, aseguró que entendemos que se va a demorar un poco más, pero como decía el alcalde de Funza, puede ser un año, un año y medio o dos años, pero ya es una realidad y no una expectativa .

A Cundinamarca le corresponde instalar los tubos de Fontibón a Mosquera, un trayecto de siete kilómetros y medio, y a Bogotá desde la zona de Abastos hasta el río Bogotá, pero no cuenta aún con el presupuesto para realizarlo.

La tubería, con un diámetro de 36 pulgadas, será instalada desde Fontibón, siguiendo la paralela de la carretera de occidente hasta Mosquera donde empatará, por un lado, con la línea existente entre esta población y Madrid y, por otro lado, con la construida hacia Funza.

Con respecto al temor que tienen algunos sectores sobre la tugurización de la Sabana, como consecuencia del servicio de agua potable, Aguilera dijo que eso no sucederá porque dichas poblaciones tienen estrictas normas de planeación que regulan su crecimiento. Nosotros somos los que estamos interesados en defender que nuestras poblaciones sigan siendo nuestros reductos para poder vivir en forma sana .

Recordó que Bogotá tiene también obligaciones con los municipios de la Sabana, porque son migraciones de la capital las que causan el desmesurado crecimiento de algunas poblaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.