LOS PUEBLOS DEL PLAN PATRIOTA

LOS PUEBLOS DEL PLAN PATRIOTA

El ruido de las bombas se confunde con la estruendosa tarde de lluvia en el Caguán. Los combates, como los aguaceros, han acompañado las dos últimas semanas a los pobladores de 50 veredas y caseríos de Cartagena del Chairá (Caquetá) y otro tanto en la antigua zona de distensión. (VER MAPA: ZONA DEL CONFLICTO)

25 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El ruido de las bombas se confunde con la estruendosa tarde de lluvia en el Caguán. Los combates, como los aguaceros, han acompañado las dos últimas semanas a los pobladores de 50 veredas y caseríos de Cartagena del Chairá (Caquetá) y otro tanto en la antigua zona de distensión.

(VER MAPA: ZONA DEL CONFLICTO).

Allí está concentrada una de las fases del Plan Patriota . La gente sabía desde septiembre del año pasado que la fecha se aproximaba y que soldados y policías llegarían a ocupar los territorios que colonizaban las Farc.

Sin embargo, se habían acostumbrado a la "calma chicha" de la que les hablaba la guerrilla cada lunes en los consejos comunales. "Hay que prepararse y esperar", era la única respuesta de los uniformados que no se inmutaban ante los anuncios de la ocupación militar.

Pero llegó el día y la elegida fue la inspección de Peñas Coloradas. El pasado 27 de abril desembarcó un Comando de Operaciones Especiales -Copes- de la Policía, respaldado por tropas de la Brigada Móvil No.22 del Ejército.

No hubo resistencia. La gente los recibió y esperó sus instrucciones. Sin embargo, según los propios habitantes que ahora están desplazados en Cartagena del Chairá, en medio del desorden alcanzaron a huir el hermano y el primo de Fabián Ramírez.

"Teníamos miedo de que se armara una plomacera o de que nos capturaran por lo poco que teníamos (se refieren a la coca). Así que cuando los helicópteros se empezaron a acercar, la gente corría como loca al río a botar la coca y las grameras", dice Clemente* uno de los comerciantes desplazados.

Los relatos abiertos y sinceros de los campesinos, señalan que algunos botaron en el río diez gramos, cuatro kilos, media arroba y hasta cien kilos de coca. Otros más osados, lograron encaletarla y ahora intentan venderla río abajo.

"Lo que perdimos fue mucho, pero ese era nuestro sustento: una gaseosa vale un gramo, una cerveza un gramo largo, una libra de arroz medio gramo y un almuerzo tres gramos", agrega Vicente* otro campesino.

Las únicas que ganaron, según los habitantes, fueron las prostitutas. Ellas salieron antes de que los helicópteros se oyeran. La guerrilla las embarcó en una chalupa y las internó en el bajo Caguán, tal vez para trabajar en otro puerto.

Pero, por qué se fueron los pobladores?. Algunos siguen insistiendo en el temor por los combates, otros hablan abiertamente de su rechazo por la Fuerza Pública y otros, en voz baja, admiten que los guerrilleros los citaron y les dijeron que se fueran porque iban a destruir el pueblo y no respondían por nadie.

El juzgado 14 de las Farc.

Su éxodo forzado se suma a la ausencia, hace tres meses, de su líder y protectora, Nayibe Rojas Valderrama Sonia , la guerrillera que está pedida en extradición, sindicada de ser la jefe de finanzas del Bloque Sur de las Farc y de introducir varias toneladas de cocaína a Estados Unidos.

A pesar de ser conscientes de la ilegalidad de esta mujer, la gente la reconoce como la única presidente, gobernadora, alcaldesa, fiscal, y defensora del pueblo que conocieron en los últimos años.

"Ella fue nuestro estado , porque nunca conocimos el de Bogotá", asegura una paisa que dejó Medellín, para vender ropa interior en Peñas Coloradas hace diez años.

Todos coinciden en eso: organizó a la gente para el mantenimiento del caserío, arreglaba los problemas intrafamiliares (aunque fuera con destierros y elevadas cuotas de coca), lideraba las celebraciones conmemorativas (día de la madre, el padre, amor y amistad) y daba regalos en la Navidad a todos los niños de Peñas.

Pero también era prestamista. "El Banco Agrario más cercano para nosotros es el de San Vicente del Caguán (A seis horas por río y con un costo ida y regreso de 200 mil pesos) y Sonia se encargó de suplir esa necesidad", dice la paisa Jazmín*.

Por eso, la jefe guerrilleraá organizó en su casa, donde fue capturada el pasado 9 de febrero por la Brigada Contra el Narcotráfico, un banco . Los préstamos se pagaban con coca y los clientes firmaban titulos de ahorro y hasta hipotecas.

La misma ley regía para los caseríos y puertos intermedios entre Remolinos del Caguán y Cartagena del Chairá (un recorrido de cinco horas en lancha).

áIncluso, según los líderes comunales de Cartagena, hasta hace un año funcionó el juzgado 14 de las Farc , frente al casco urbano del municipio, al otro lado del río, en la hacienda Las Ilusiones donde un subalterno de Fabián Ramírez fijaba las cuotas alimentarias de los padres separados y las sanciones por mal comportamiento.

La economía de la coca.

Este y otros aspectos son comunes para los habitantes a medida que se avanza por el río. Por ejemplo, en Santa Fe del Caguán, a pesar de que los maestros pertenecen a la nómina del gobierno, algunos no reciben desde hace un año su mesada.

Para impedir que los docentes se vayan, los pobladores decidieron hacer un esfuerzo para pagarles el sueldo. En coca, pero se lo pagan.

"A veces las comunidades nos entregan dos kilos, tres kilos de coca. Con eso podemos comprar mercado, útiles de aseo y pagar algo de arriendo", señala uno de los profesores que pidió omitir su nombre.

Y como en Peñas, las inspecciones de Santa Fe y Remolinos y los caseríos de El Billar, Cumarales, Flandes, Cristales y otros que quedan en las riberas del Caguán, cada negocio, grande o pequeño, tiene su gramera para pesar la coca.

"Los campesinos no queremos sembrar más coca, pero el gobierno no nos ha dado más opciones. No tenemos como comercializar el plátano, el maíz y los cultivos lícitos", dice uno de los líderes. "Aquí siempre ha habido otro Estado...", agrega.

"Esto no puede ser como cuando el marido abandona a la esposa, después de 14 años vuelve y la casca", dice Rogelio Huertas*, al referirse al abandono del Gobierno en los últimos años.

Los habitantes han escuchado más de cuatro promesas serias . La primera fue cuando se lanzó la operación Conquista en 1996, luego cuando se hizo la entrega de los soldados de Las Delicias en 1997, después con la zona de distensión en el 2001 y el pasado 24 de abril los delegados del Gobierno regresaron y les dejaron nuevamente promesas.

Una de ellas es que el Centro de Coordinación Nacional de Acción Integralá (conformado por un delegado del Presidente, el Ministerio de Defensa, el comando de las Fuerzas Militares, la Red de Solidaridad, la Fiscalía, la Registraduría y el Icbf) llegará con inversión.

La antigua casa de Jojoy.

Hasta antes de llegar el control de la Brigada XII a esta zona, seguían funcionando los retenes de la guerrilla en las trochas que comunican a Cartagena del Chairá con Paujil por el norte y con Ciudad Yarí, las Sabanas del Yarí y La Tunia en el Meta, por el sur.

Este, según el Ejército, es uno de los triángulos de movilidad más importantes de las Farc. En La Tunia y Yaguará convergen los departamentos de Meta, Guaviare y Caquetá, donde la guerrilla ha levantado en las tres últimas décadas lo que llaman La otra Colombia es Posible .

En los caseríos intermedios, la gente también tiene sus grameras listas para comerciar y admiten que cuando existía la zona de distensión, el auge de la coca les dio para comprar casa en Florencia y abrir negocios en varios pueblos.

"El Mono Jojoy pasaba seguido por aquí, en una camioneta azul oscura y como cinco guerrilleras que lo acompañaban. A veces paraba y se tomaba algo. Yo no le cobraba, porque como era el jefe...", dice una anciana.

Para los pobladores de esta zona, en el departamento del Meta, la llegada del Ejército les bajó las ventas porque la gente ya no sale a cambiar la coca.

En el caserío de La Sombra, donde aún hay rastros de los campamentos de Raúl Reyes, Jojoy y el Negro Acacio , hasta hace algunos días los pobladores tenían una cita semanal en la calle principal para venta y compra de droga.

En ocho quioscos se disponían las grameras para la comercialización de la pasta. Ahora, la Brigada Móvil No.9 custodia el lugar con tanques Urutús y Cascabel. A lo lejos se escucha el traqueteo de los fusiles en una nueva contienda.

Un panorama desolador, teniendo en cuenta que el Estado recuperó este territorio hace dos años y tres meses, cuando se rompieron los diálogos entre el gobierno de Andrés Pastrana y la guerrilla de las Farc.

Decenas de caseríos y miles de pobladores empiezan a sentir la segunda fase del Plan Patriota . Sabían que este momento llegaría, solo que de la mano de la inversión social. Por ahora, solo se ven tanques y soldados en la legendaria tierra de las Farc.

CARTAGENA DEL CHAIRA.

Cartagena del Chairá es el tercer municipio más grande del país con 36.000 habitantes, de los cuales 13.000 están ubicados en el casco urbano. Hasta hace ocho meses cuenta con presencia permanente de Policía y Ejército.

No tiene Fiscalía ni juzgado, la luz se maneja con una planta eléctrica que funciona con ACPM, se prende a las doce del medio día y se apaga a las doce de la noche. A esta población se puede llegar por el río desde San Vicente del Caguán, o por una trocha desde Paujil.

La alcaldía calcula que la población que está en medio de los combates son cerca de 13 mil personas en el área rural.

Según la última estadística de la administración municipal, Cartagena está sembrada con por lo menos 18 mil hectáreas de coca. Los cultivos lícitos no están tecnificados, no cuenta con Banco Agrario y la base de la economía en la coca. Los pobladores de las 176 veredas de Cartagena están organizados en 13 núcleos.

* NOMBRES CAMBIADOS POR SEGURIDAD

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.