LOS RUEGOS DE UNA AGENCIA DE PUBLICIDAD

LOS RUEGOS DE UNA AGENCIA DE PUBLICIDAD

Se dice qué los publicistas no son muy católicos que digamos, pero en más de una oportunidad hasta los más ateos han pedido a Dios una ayudita extralegal en la aprobación de cualquier proyecto creativo.

21 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Se dice qué los publicistas no son muy católicos que digamos, pero en más de una oportunidad hasta los más ateos han pedido a Dios una ayudita extralegal en la aprobación de cualquier proyecto creativo.

Algunos elevaban sus peticiones al mismísimo Rey de Reyes, pero pocos sabían -me incluyo en ellos-, que ese señor paternal que se encuentra sentado a la derecha del Padre tiene un partner italiano que le habla al oído e intercede por todos los publicistas del mundo.

Se trata de San Bernardino de Siena, un predicador franciscano que nació y murió en Italia (1380-1444), al cual el Papa Pío XII le concedió esa gracia el 20 de mayo de 1956 por petición de la Federación de Publicistas de Italia.

Según la revista venezolana de publicidad Producto, San Bernardino, canonizado en el jubileo de 1450, se distinguió por ser un ferviente difusor del culto a Jesús y por inventar el Trigrama del Santo Nombre que, reproducido y vendido desde el siglo XV, resultó un elemento comunicador de singular importancia.

La Pontificia Universidad Católica del Perú también reconoce el trabajo del clérigo franciscano. "San Bernardino elaboró y publicitó diversas sentencias en aras del buen comercio", explicó el sacerdote RP. Rómulo Franco, jefe de departamento de comunicaciones de la universidad.

Pero parece que tanto reconocimiento de sus actuaciones ha opacado al creador de las piezas, debido al éxito de su cliente (la Iglesia).

En esto concuerda el medio de comunicación especializado, anteriormente normado, y agrega "hay algo atípico en todo esto, pues siendo San Bernardino de Siena, el patrono de los publicistas, no debiera ser -como en verdad resulta- uno de los santos menos conocidos del Santoral y por lo tanto entre los menos promovidos por la Santa Madre Iglesia".

Por Colombia, el Centro del Pensamiento Creativo ha tomada la batuta para que ese día no pase como cualquier otro día de ideas, papeles al bote de la basura, regaños de clientes y reuniones.

Por ello, ha ofrecido a quien lo desee una postal gratuita, que trae una estampilla con la imagen del santo y una pequeña reseña de la vida Bernardino de Siena.

Además del regalo, se suma una oración con mucho sabor colombiano que dice: "A San Bernardino de Siena, las agencias podrán pedir un soplo divino de creatividad y mejores comisiones, los anunciantes mayores ventas con sus campañas y los medios mejores ratings y circulación por más pauta, y mejores notas para los estudiantes".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.