BARCOS A LA COLOMBIA

BARCOS A LA COLOMBIA

Bajo los pies de los marinos y aficionados al agua se ven cada vez menos las maderas que sirvieron de soporte a los conquistadores europeos. Los barcos del siglo XXI se construyen en su mayoría con fibra de vidrio y son un producto de exportación colombiana.

25 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Bajo los pies de los marinos y aficionados al agua se ven cada vez menos las maderas que sirvieron de soporte a los conquistadores europeos. Los barcos del siglo XXI se construyen en su mayoría con fibra de vidrio y son un producto de exportación colombiana.

Para construir un barco se empieza por pintar un molde y luego manualmente se van colocando una a una capas de fibra de vidrio hasta lograr el espesor deseado del casco. Luego se ensamblan las demás piezas y los acabados.

En el astillero Eduardoño saben de memoria este proceso. Con 60 años de experiencia, han fabricado barcos de distintos tipos y tamaños para el mercado local, y desde el 2000 exportan para las islas del caribe, Miami, Panamá y Costa Rica.

Con una producción de 400 naves al año, Eduardoño reserva 30 por ciento de su mercancía para el exterior.

"En Estados Unidos se hacen botes más lujosos y costosos, y no para pesca artesanal como los que necesita el caribe y que nosotros producimos", dice Karol Durán, jefe de ventas internacionales de la astillera, que da trabajo a 320 personas y tiene sedes en Cartagena, Bogotá, Medellín y Barranquilla.

Hay casi 10 fabricantes, dice Sergio Moreno, gerente de Figlas, otra astillera.

El aporte de esta industria a la economía nacional sumó el año pasado más de 170.000 dólares, según datos de Proexport. Los principales compradores son los hoteles y los distribuidores.

Figlas también está exportando. Su especialidad son los botes para pesca, recreo y transporte entre Cartagena y las Islas del Rosario.

Hija de la experiencia en Eduardoño, la compañía lleva 43 años en el negocio y desde hace seis empezó a exportar. El temor ante los problemas de orden público limitó el mercado local.

Su fundador Andrés Botero, campeón de esquí y de botes de velocidad sobre el río Magdalena. En promedio Figlas produce entre 20 y 30 barcos al año, que cuestan desde un millón y medio hasta 100 millones de pesos. Cinco por ciento de su producción sale del país.

Sobre las olas.

Cifras de Proexport indican que las exportaciones de barcos han decaído desde el 2000. Se pasó de exportar 618.000 dólares a 170.000 en el 2003. Karol Durán, contradice estas cifras. "Las ventas en unidades han ido en aumento al igual que los países en los que tenemos presencia", dice.

La industria local también está creciendo. Moreno asegura que desde el año pasado el sector se ha reactivado gracias a las mejoras en el orden público.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.