Secciones
Síguenos en:
DURA CRÍTICA AL MANEJO DEL SIDA EN ESTADOS UNIDOS

DURA CRÍTICA AL MANEJO DEL SIDA EN ESTADOS UNIDOS

La Comisión Nacional sobre sida finalizó esta semana la tarea que se le encomendó, con la declaración de que Estados Unidos ha hecho demasiado poco para tratar una enfermedad prevenible que se convirtió en una epidemia mortal. Hemos llegado al punto donde una epidemia inaceptable se ha convertido en aceptable? , preguntó el reverendo Scott Allen, un miembro de la Comisión cuya esposa e hijo murieron por el Síndrome de Inmuno-Deficiencia Adquirido (sida), y cuyo otro hijo y hermano se hallan infectados con el virus que lo causa.

Miembros de la Comisión dijeron, uno por uno, que se sentían frustrados y entristecidos, pues tras cuatro años de estudiar la enfermedad y de hablar sobre sus causas las autoridades nacionales no han hecho gran cosa al respecto.

Según el mismo informe, una terapia es difícil de imaginar y la vacuna no estará lista antes de 5 ó 10 años.

El virus del sida cambió profundamente la vida de nuestro planeta y Estados Unidos se equivocó al no reconocer el hecho y no movilizar sus gigantescos recursos para combatir la enfermedad , dice el informe redactado por el presidente de la comisión, el doctor June Osborn, y su vicepresidente, el doctor David Rogers.

La Comisión, encargada por el Congreso, comenzó en 1989 su tarea de analizar la cuestión y su mandato vence en septiembre próximo, no habiendo planes para renovarlo.

El informe emitido fue el decimoquinto y final elaborado por la Comisión y no contiene elementos sorpresivos.

No hemos hallado nada nuevo que no hayamos dicho hace dos años , dijo Larry Kessler, otro miembro de la Comisión.

En el futuro habrá más gente infectada, más gente morirá, resulta difícil imaginar una cura, y para que haya una vacuna de uso generalizado en humanos aún faltan por lo menos entre cinco y diez años, dijo el informe.

El virus de inmunodeficiencia humana ha cambiado profundamente la vida en nuestro planeta , escribieron en la introducción del informe los doctores June Osborn y David Rogers, respectivamente.

Estados Unidos no ha desarrollado una buena labor en reconocer este hecho o en movilizar sus vastos recursos para tratarlo en forma apropiada , agregaron.

La Comisión, cuyos integrantes son de los dos partidos políticos dominantes, a menudo criticaron al gobierno de George Bush por no haber hecho lo suficiente para enfrentar la epidemia, y por mostrarse renuente a tratar temas como las prácticas sexuales de la ciudadanía homosexual.

En su informe final, la Comisión dijo que con la elección del presidente Bill Clinton surgió una nueva esperanza .

El actual gobierno ha propuesto para 1994 un presupuesto que incluye 2.700 millones de dólares para investigaciones, tratamiento y prevención del sida, representando un 28 por ciento de aumento respecto a lo asignado para este año.

Asimismo, el viernes pasado Clinton designó a Kristine Gebbie como coordinadora de la política gubernamental sobre el sida.

Hasta el 31 de marzo se diagnosticaron 289.320 casos de sida en este país, de los cuales 182.275 (63 por ciento) han muerto desde el primero de junio de 1981, según los Centros para Control y Prevención de Enfermedades.

Cambio de estrategia Un grupo independiente de científicos, formado por el Gobierno, preconiza un cambio en la estrategia para tratar a la gente infectada con el virus HIV causante del sida.

El AZT, primer fármaco aprobado en EE.UU. hace varios años para retrasar el desarrollo del letal síndrome en los seropositivos, ya no debería recomendarse sistemáticamente para los pacientes que tienen un bajo nivel de células CD-4 en la sangre, dictaminó el grupo, dijo The New York Times.

Estas células desempeñan un papel crucial en las defensas inmunológicas y son el primer blanco de destrucción por el virus del sida. En una persona sana rondan entre 800 y 1.200.

El cambio de estrategia preconizado por los científicos refleja el resultado de nuevos estudios, especialmente en Europa, que pusieron en tela de juicio la utilidad del AZT, que tienen graves efectos secundarios.

Para pacientes con un nivel de CD-4 de 200 a 500, el grupo recomendó el tratamiento con AZT, pero el seguimiento de la persona, sin terapia farmacológica, también es una opción válida.

Y la administración de AZT puede comenzar luego si cambia el estado del enfermo o las pruebas de latoratorio indican un deterioro de su sistema de defensas.

El AZT es beneficioso, pero lo que admitimos es que no es tan bueno como pensábamos , dijo Merle Sande, experto que encabezó el grupo de científicos. El fármaco, agregó, da resultados pero no tantos ni durante tanto tiempo como quisiéramos .

A juicio de Sande, es probable que, a raíz de las propuestas del grupo, disminuya el porcentaje de gente tratada con AZT.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.