DESTITUIDO INTERVENTOR DE EMCALI

DESTITUIDO INTERVENTOR DE EMCALI

Solo tres semanas después de concretar un acuerdo de salvamento, las Empresas Públicas de Cali (Emcali) sufrió un nuevo tropezón. La Procuraduría General de la Nación ordenó la destitución del gerente interventor, Carlos Alfonso Potes, por irregularidades en contratos.

26 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Solo tres semanas después de concretar un acuerdo de salvamento, las Empresas Públicas de Cali (Emcali) sufrió un nuevo tropezón. La Procuraduría General de la Nación ordenó la destitución del gerente interventor, Carlos Alfonso Potes, por irregularidades en contratos.

Uno de los cargos es haber pagado, por siete días de asesoría, ocho millones de pesos a un contratista cuando esa asignación era por un mes de trabajo. Potes, quien ha defendido sus actuaciones, puede apelar ante la oficina delegada de Procuraduría para la Contratación Estatal. La providencia conocida ayer lo inhabilita por siete años y seis meses para el ejercicio de funciones públicas.

El funcionario indicó sobre el particular que una vez sea notificado apelará la decisión.

El caso se presenta justo cuando la empresa inició un proceso de reestructuración que hace parte de la estrategia para salvar a la entidad, que tiene una deuda de 1,1 billón de pesos.

El informe de la Procuraduría dice que Potes incurrió en irregularidades en la suscripción y ejecución de varios contratos por 104 millones de pesos entre el 2002 y 2003. Los tres contratos cuestionados fueron suscritos con Roberto Rodríguez, quien había sido secretario de Gobierno de la Gobernación del Valle en 1999, cuando Potes era el titular de Hacienda.

Varias veedurías critican la cantidad de contrataciones externas y el Sindicato cuestiona tres conciliaciones millonarias con firmas privadas. También asegura que Potes está inhabilitado por ser accionista de una empresa de servicios públicos desde antes de posesionarse. La Superintendencia de Servicios Públicos no comparte esa opinión.

Los contratos con Rodríguez se firmaron para asesoría administrativa y empresarial, bajo la modalidad de Intuito Personae, pero el Ministerio Público advirtió que "...el objeto contractual, y la labor que el contratista iba a desarrollar, no era de aquellas para las que estuviera exclusivamente capacitado".

La Procuraduría señala que el interventor de Emcali se extralimitó en sus funciones al suscribir varias actas al día siguiente de la celebración de los contratos, en las que se señalaba el cumplimiento a cabalidad de los mismos. Con ello habría omitido su papel.

El informe dice que "hubo omisión por parte del gerente de Emcali, quien en uno de los contratos, suscrito en febrero de 2003, no dejó constancia expresa sobre la idoneidad y la experiencia del contratista directamente relacionada con el objeto del contrato, así como de las condiciones de cumplimiento y los resultados esperados en el mismo".

A Potes se lo investiga por posibles irregularidades en la expedición de resoluciones, tráfico de influencias y por el nombramiento de una gerente comercial, que presentó diplomas falsos, según la Contraloría, y que trabajó con él en Tulúa. Ayer se supo que la Superservicios respaldó a Potes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.