CRECIMIENTO, MOTIVACIÓN Y COMUNIDAD

CRECIMIENTO, MOTIVACIÓN Y COMUNIDAD

Hasta hace poco la gente pensaba que el crecimiento económico dependía de la inversion y del aumento y la capacitación de la mano de obra. Después se le concedió un papel importante al cambio técnico. Ahora se cree que el acceso a conocimiento y todo lo que hace que la mano de obra y el capital sean más productivos es clave para el crecimiento económico, como lo son las instituciones, la efectividad de la justicia, la seguridad jurídica y el respeto a los contratos.

24 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Hasta hace poco la gente pensaba que el crecimiento económico dependía de la inversion y del aumento y la capacitación de la mano de obra. Después se le concedió un papel importante al cambio técnico. Ahora se cree que el acceso a conocimiento y todo lo que hace que la mano de obra y el capital sean más productivos es clave para el crecimiento económico, como lo son las instituciones, la efectividad de la justicia, la seguridad jurídica y el respeto a los contratos.

Desde hace tiempo también se ha querido asignarle un papel a la cultura como factor de crecimiento económico. Se decía que la cultura anglosajona y en general las sociedades protestantes eran más propensas a desarrollarse que las de orígen hispánico o las que se rigen por la ley de estirpe napoleónica. Estas últimas teorías son, por supuesto, principalmente etnocentristas.

Los asiáticos y los chilenos pensaban hasta hace poco que las dictaduras y los gobiernos de mano fuerte permiten mayor crecimiento. Desde la orilla contraria, eminentes economistas argumentan con evidencia econométrica que la democracia y la libertad son más afines al crecimiento y al desarrollo. El sociólogo alemán Max Weber popularizó la idea de que la ética puritana -el individuo solo enfrentado a Dios- tenía algo que ver con el desarrollo y el crecimiento. Recientemente el profesor Putnam propagó la idea de que las comunidades que asumían la obligación de resolver sus propios problemas y creaban para ese fin instituciones comunitarias de caracter solidario, tales como las organizaciones de voluntarios, la costumbre de apoyarse entre vecinos, los clubes rotarios o de Leones, eran más propensas a desarrollarse que comunidades que dependían del gobierno central, autoridades, patronos o terceros para resolver sus problemas. Publicó un libro muy famoso en el que compara el desempeño económico de las comunidades del Norte y el Sur de Italia y concluye que las del Norte se desarrollaron más rapidamente porque poseen "capital social", o sea el tipo de actitudes y organizaciones que corresponden a una autodependencia de la comunidad.

John Sudarsky, un estudios empresrio colombiano que posee un doctorado en educación, ha realizado un interesantísimo trabajo similar con municipios colombianos (Logro Y Capital Social: Las Llaves del Desarrollo Económico y Social) en el que introduce una variable adicional. Se trata de la motivación de los individuos.

A partir de modelos de sicología social desarrollados por el profesor David McClelland, es posible pensar que hay dos tipos de individuos -los motivados por el poder y los motivados por el logro. Los primeros van a preferir condiciones como las del sur de Italia o de algunos países subdesarrollados en donde el prestigio y el dinero se heredan, se roban o se lagartean. Los individuos motivados por el logro son más individualistas, más autodependientes, más confiados en sí mismos y más empresarios.

Cuando se observa la interacción del "capital social" del señor Putnam con la motivación de logro de este otro profesor se encuentran resultados muy interesantes que son los que reporta Sudarski: En las comunidades mas tradicionales predomina un cierto espíritu solidario, un componente de respeto por los vecinos, y el individualismo se subordina a la comunidad (Comunitarias). A medida que se desarrolla el individualismo, si no se fomentan instituciones de apoyo mutuo y agremiaciones comunitarias al mismo tiempo, la gente se torna más desconfiada, cada cual vela exclusivamente por lo propio y predomina el egoísmo y la insolidaridad (estas comunidades serían Familistas en el modelo de Sudarski). Si los individuos incorporan motivación de logro, empiezan a confiar en sí mismos y su individualismo se vuelve constructivo surge un espíritu y actividad empresarial (comunidades con alta motivación de Logro) . Finalmente si el ánimo positivo y autodependiente trasciende al individuo y se aplica para resolver conjutamente problemas dentro de la comunidad (Capital Social) se llega a una especie de Nirvana de los científicos sociales. Sudaski ha encontrado que el crecimiento de los municipios Comunitarios es mayor que el de los Familistas; el de los que poseen motivación de logro pero no desarrollan capital social es solamente un poquito mayor que el de los Comunitarios, pero los que poseen capital social y motivación de logro crecen mucho más rápido que todos los demás. El desarrollo se facilita en las comunidades que poseen ese tipo de motivación y también las instituciones que representan capital social.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.