GUERNICA:MEMORIA DEL SUFRIMIENTO

GUERNICA:MEMORIA DEL SUFRIMIENTO

Recaer constantemente en la barbarie parece el sino trágico de la humanidad, la propia dialéctica delen especial bajo el capitalismo tardío, ha conducido también al sufrimiento. El desencanto de los ideales de la Ilustración hoy toca fondo. La barbarie nazifascista de la muerte burocráticamente administrada, el desplazamiento de la filosofía por la técnica y el pragmatismo, la permanente ausencia de los juicios éticos, la corrosión del carácter y la banalidad del mal, han desvirtuado el sentido de la historia y establecido el olvido como proyecto humano.

22 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Recaer constantemente en la barbarie parece el sino trágico de la humanidad, la propia dialéctica delen especial bajo el capitalismo tardío, ha conducido también al sufrimiento. El desencanto de los ideales de la Ilustración hoy toca fondo. La barbarie nazifascista de la muerte burocráticamente administrada, el desplazamiento de la filosofía por la técnica y el pragmatismo, la permanente ausencia de los juicios éticos, la corrosión del carácter y la banalidad del mal, han desvirtuado el sentido de la historia y establecido el olvido como proyecto humano.

En su rica exposición de simbolismos, la mitología griega ideó la titánica diosa Mnemosine -hija de Urano, dios del cielo y padre de todos los inmortales- y la consagró como excelsa deidad de la memoria y el recuerdo, y como madre de las nueve Musas inspiradoras de la creatividad del arte y de la historia. La preservación de la memoria ha sido del interés de todas las culturas, y los pueblos del mundo han asumido que la memoria es imagen. Entonces, la evocación y el recuerdo se han plasmado en expresiones plásticas: en pintura, en escultura o en arquitectura; en monumentos de piedra, de lienzo o de metal. Bueno, en general todo arte es memoria.

El Guernica de Pablo Picasso, -monumental obra pintada durante el mes de mayo del año 1937, luego del criminal bombardeo de la Legión Cóndor de la fuerza aérea alemana a la pequeña aldea vasca, y que se constituiría en la abrupta iniciación del horror que algún tiempo después sería complementado con el genocidio de judíos, gitanos, comunistas, homosexuales y todos aquellos a quienes consideraban de condición inferior- se inscribe en esa maravillosa idea: ser memoria y ser lucha en contra del olvido. Y es que los campos de exterminio y en general el holocausto nazi, pretendía ser un proyecto de olvido. De esta obra se ha dicho que esmemoria del sufrimientoademás que es plegaria, dolor e indignación, frente a los desastres de la guerra. Picasso diría:vida entera ha sido una lucha continuada contra la reacción y la muerte del arte...En el mural en que estoy trabajando y que llamaré Guernica, y en todas mis obras recientes, expreso mi execración de la casta que ha hundido a España en un océano de dolor y muerte.

El Guernica de Pablo Picasso, después de 67 años, nos señala la espantosa incursión de la maldad fascista en la tranquila cotidianidad de un pueblo y con su gran intensidad y aliento, confronta el aturdimiento del olvido y fortalece la utilidad de los recuerdos. Este ejercicio de mantener viva la memoria, es algo que se está necesitando perentoriamente hoy, ante la indiferencia generalizada por la reedición mundial del fascismo y, particularmente, por la constante arremetida de los totalitarismos, que amenazan con destruir cualquier opción civilizada de convivencia pacífica.

* Director Centro Cultural Universidad del Tolima

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.