DESPRENDIMIENTO

DESPRENDIMIENTO

Que bueno que se produzcan hechos reconfortantes para el espíritu y ejemplarizantes para la sociedad. Me refiero a nuestro pintor y escultor Fernando Botero, quien viene dando una verdadera cátedra de desprendimiento material y sentido de pertenencia para con nuestra sufrida Colombia.

18 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Ya encontráramos en la dirigencia muchos Boteros No dudamos que en el común de la gente, en la medida de sus posibilidades existen muchos Boteros haciendo Patria, en contraposición a personajes de nuestra vida cotidiana, quienes lo han obtenido todo, incluso reconocimiento y prestigio, valiéndose de artimañas, sobornos, tráfico de influencias, apariencias, doble moral, sacrificando en su avaricia los esfuerzos, anhelos, esperanzas y legítimo derecho de otros, que por no valerse de esas indeseables practicas se quedaron sin oportunidad; eso si guardando siempre la ilusión de que esto cambie, como lo propone a través de su arte nuestro insigne artista.

Esos aprovechados en actitud de reparación moral deberían desprenderse de algo, al menos del odio y desafecto para con sus congéneres; lo mínimo que pueden hacer es resarcir el daño social causado, con acciones reales de contenido social, para no encuadrar en la máxima de Plauto: Mal Hombre es aquél que sabe recibir un beneficio y no sabe devolverlo ; pero no, todavía quieren más, siguen orondos como si con ellos no fuera la cosa. Infortunadamente existen muchos mezquinos ; pero afortunadamente hay muchísimos más compatriotas, que como el maestro, aspiran con generosidad, desprendimiento, sentido de pertenencia por lo nuestro y por sus gentes, cambiar positivamente la sociedad y la nación, que necesariamente conducirá a un mejor mañana.

En la era de atropellos e injusticias en que vivimos, la sociedad se encuentra ávida de encontrar reparación o compensación para la gente buena que mereciendo su legitima opción o ganado el derecho, los avivatos se lo cercenaron, como el único medio para obtener equilibrio social, que permita ajustar las cargas y poder continuar armónicamente el camino existencial. La cosa es elemental, quien haya logrado algo indebido, reviértalo en favor de los perjudicados y en últimas de los más necesitados. Eso sí, debe hacerlo ahora en vida. Después cómo? * Ex concejal de Duitama.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.