TUNJA Y EL TURISMO

TUNJA Y EL TURISMO

He oído comentar que el doctor Londoño, nuestro nuevo Gobernador, tiene entre sus programas industrializar el turismo en Tunja y en todo Boyacá.

18 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El turismo es una de las grandes fuentes de riqueza en países como España, Italia, Inglaterra. En ellos el turismo no se realiza como un hobby de pueblos o autoridades, sino como empresa de la cual viven miles de personas.

A pesar de las corporaciones de turismo, Colombia no ha profundizado en esta rama de la industria, ni siquiera ciudades de alto desarrollo turístico como Cartagena, San Andrés o Santa Marta, cuentan con una auténtica cultura turística, basta observar lo que sucede en épocas de alta temporada, los precios suben en forma exorbitante, y todo el mundo se lanza a explotar en forma inmisericorde al incauto turista.

Boyacá tiene inmensos recursos turísticos: poblaciones como Tunja, Monguí, Ráquira, Villa de Leiva, Paipa, por no nombrar sino unas cuantas, amén de los paisajes, boyacenses exornados de hermosas montañas, de idílicos valles, de picachos coronados de nieve, la naturaleza toda con sus pintorescos amaneceres y sus dulces y melancólicas tardes, invita a la ensoñación y a disfrutar de la más extraordinaria ecología. Particularmente Tunja tiene verdaderas joyas históricas que harían las delicias de cualquier turista. El encanto de una ciudad colonial con sus hermosos templos, sus casas centenarias, sus calles estrechas y retorcidas y sus historias y leyendas, le dan la categoría de una ciudad altamente turística.

Pero no basta con todo esto, también las gentes deben tener un talante turístico, una preparación para atender al turista, para ejercer la profesión de administradores del turismo, cosa que realmente no existe aquí.

Entonces, lo primero que debemos hacer, es preparar la gente en una verdadera cultura turística no con simples afiches y publicidad de ocasión, se debe emprender una campaña educativa que empiece desde los bancos escolares y que penetre en la sangre de los tunjanos, si no es así, olvidémonos de que el turismo nos va reemplazar las industrias que perdimos.

Loable, pues, que el señor Gobernador electo tenga entre sus planes y programas hacer del turismo una industria que le abra nuevas fuentes trabajo al departamento, con miras a inyectarle suero al raquítico cuerpo del ente territorial, entre otras cosas, abrir nuevas fuentes de empleo.

*Ex magistrado

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.