EJÉRCITO RECHAZA INFORME DE PROCURADORA JUDICIAL

EJÉRCITO RECHAZA INFORME DE PROCURADORA JUDICIAL

Una informe elaborado a título personal por la procuradora judicial ante la Justicia Penal Militar Nubia Romero Carrillo revela un alarmante nivel de consumo de drogas por parte de los soldados adscritos a la I División del Ejército, fue rechazado de inmediato por el Ejército.

27 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Una informe elaborado a título personal por la procuradora judicial ante la Justicia Penal Militar Nubia Romero Carrillo revela un alarmante nivel de consumo de drogas por parte de los soldados adscritos a la I División del Ejército, fue rechazado de inmediato por el Ejército.

De acuerdo con el informe, llamado El consumo de drogas en las Fuerzas Armadas de Colombia y presentado en la Universidad Internacional de Florida (Miami), entre un 30 y 40 por ciento de los jóvenes que ingresan a esa guarnición consumen estupefacientes.

Ayer la Procuraduría General, en un enérgico comunicado de prensa, aseguró que el informe "no fue realizado ni acompañado por el Ministerio Público".

"Es importante advertir que la doctora Romero, actuó como particular al desarrollar su investigación y que al estar presente en la Universidad de Florida no lo hace en representación de la Procuraduría".

A su vez, la Agencia de Noticias del Ejército, en cabeza de la mayor María del Rosario Vásquez, dijo que la información no corresponde a ningún estudio de la institución y en consecuencia no existe ni soporte científico ni oficial que respalde esas estadísticas. El Ejército no conoce ningún estudio serio ni oficial que pueda servir como soporte a esas declaraciones , dijo.

La I División, con sede en Santa Marta, tiene jurisdicción en los departamentos del Atlántico, Magdalena, Guajira, Cesar, Bolívar, Córdoba, Sucre, Antioquia.

Romero fue invitada por ese centro de educación superior para una conferencia organizada por el Latin Drug Abuse Research Center.

La funcionaria en su exposición, recogida por la agencia de noticias Efe, aseguró que algunos de esos jóvenes manejan armas bajo la influencia de las drogas. "Hace quince días, un joven drogado que portaba una ametralladora M-60 comenzó a disparar hacia todos lados, hiriendo a varios soldados. Uno de éstos se levantó y lo mató", dijo.

Según el informe, en el 2003 de 5.525 soldados que ingresaron a una de las brigadas de esta división (la Segunda Brigada), fueron expulsados 552 por incurrir en delitos donde estuvo de por medio el consumo de drogas.

Al cierre de esta edición no había sido posible contactar al general Mario Montoya, comandante de la I División. Por su parte, el general Gilberto Rocha, comandante de la Segunda Brigada, se abstuvo de entregar comentarios.

A su vez, fuentes del Ministerio de Defensa explicaron que no conocen el informe de la funcionaria ni la técnica utilizada para su elaboración y advirtieron que esa cartera cuenta con programas para la lucha contra el consumo de estupefacientes como ayuda médica y sicológica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.