PARAS PUBLICAN AGENDA DE NEGOCIACIÓN

PARAS PUBLICAN AGENDA DE NEGOCIACIÓN

Las Autodefensas Unidas de Colombia dieron ayer un nuevo paso en su propósito de posicionarse ante la opinión pública como un grupo político y sacudirse de los estigmas -como el del narcotráfico y el de las violaciones a los derechos humanos- que pesan sobre la negociación que llevan a cabo con el gobierno del presidente Alvaro Uribe.

27 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Las Autodefensas Unidas de Colombia dieron ayer un nuevo paso en su propósito de posicionarse ante la opinión pública como un grupo político y sacudirse de los estigmas -como el del narcotráfico y el de las violaciones a los derechos humanos- que pesan sobre la negociación que llevan a cabo con el gobierno del presidente Alvaro Uribe.

En un comunicado de cuatro páginas, titulado Agenda de negociación Auc: la triple cuestión sustancial y lo apenas elemental y firmado por el jefe de su estado mayor negociador, Salvatore Mancuso, plantean varias condiciones para el diálogo.

Dice, por ejemplo, que las negociaciones de paz con el Gobierno no implican el simple "sometimiento" de sus miembros, pide apoyo internacional, exige una verificación de la labor del Estado en las zonas de influencia para y habla de crear un Frente para la Defensa Estratégica Integral .

Tras una introducción con un marcado acento nacionalista -que no obstante reconoce que "la cuestión internacional es tan imposible de apartar de nuestro lado como la ley de la gravedad"-, plantean seis puntos que ellos denominan "principios rectores de lo que habrá de ser nuestro comportamiento en la Mesa de Diálogos".

En el sexto punto, por ejemplo, dicen que "la mesa de negociación no habrá de transformarse en una mesa de sometimiento donde una parte impone a la otra su voluntad unilateral".

Si bien, lo del sometimiento no es nuevo, es una idea que han sacado a relucir con más fuerza desde la desaparición del ex jefe paramilitar, Carlos Castaño, quien había mostrado una disposición a pagar cárcel y a ser extraditado con la cual no concuerdan hoy los 10 miembros del estado mayor.

En los puntos 1, 3 y 4, hacen referencia a un concepto que denominan "Defensa Estratégica Integral", en el cual, entre otras, exigen que "el grado de avance del Estado en la recuperación efectiva de las zonas de influencia de las Autodefensas ha de ser verificado por organismos competentes, validados nacional e internacionalmente".

Y agregan que no van a ceder ningún espacio "liberado", para que "el vacío sea ocupado por la anarquía o la improvisación". Afirman que se comprometen desde ya a participar, una vez en la legalidad, de "un gran Frente nacional e internacional para la Defensa Estratégica Integral de Colombia frente al terrorismo y el narcotráfico".

Anotan que la Defensa Estratégica Integral "no puede limitarse a un concepto recortado e insuficiente de seguridad, solamente referido a la presencia o no de la Fuerza Pública" y manifiestan que debe tenerse en cuenta lo económico, lo social y "lo que ha dado en llamarse cultura ciudadana".

En el quinto punto resulta novedosa la aseveración de que "el proceso de paz (...) no puede convertirse en una carrera contrarreloj en función de cronogramas sin asiente en la realidad". Hasta hace unas pocas semanas, por el contrario, todo parecía indicar que las Auc tenían interés en terminar tan pronto fuera posible el proceso.

El documento, publicado en la página de Internet de esa organización ilegal, se conoce luego de varios hechos que dejan entrever una estrategia para presentar una nueva cara de las Autodefensas al país.

Primero, el 30 de marzo anunciaron un nuevo grupo de negociadores que tenía dos características: agrupa, según ellos, el 90 por ciento de los paramilitares del país y deja por fuera al hasta entonces siempre presente Carlos Castaño.

Segundo, hace dos semanas hicieron una especie de presentación pública con una entrevista concedida por el pleno del estado mayor a EL TIEMPO, en la cual dan cuenta de un furioso discurso antiestatal y una actitud de exigencia al gobierno Uribe.

Y tercero, se da 12 días después de que el Gobierno acordó con ellos la creación de una zona de ubicación : 368 kilómetros cuadrados desde los cuales se proponen estar a salvo de las órdenes de captura que pesan en su contra y podrán comenzar a divulgar sus posiciones políticas al país.

Paralelo al pronunciamiento de las autodefensas, ayer se conoció la creación de un comité integrado por autoridades de Córdoba, Tierralta y líderes del municipio, para hacer seguimiento al proceso.

Vigilará que se cumplan los compromisos del Gobierno en cuanto a inversión social y el respeto de las autodefensas a los habitantes de la zona de ubicación.

FOTO.

Salvatore Mancuso, jefe del estado mayor negociador

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.