CUENTAS CLARAS, CHOCOLATE ESPESO

CUENTAS CLARAS, CHOCOLATE ESPESO

El tiempo que le dedica al negocio, el manejo de los productos, la organización de empleados, el orden del local Todo debe tener una buena dosis de manejo administrativo, según nos explicó el profesor universitario y experto en te-mas de administración, Jaime Ruiz Gutiérrez.

01 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Administrar significa combinar, lo mejor posible, capital (plata), trabajo (el suyo y el de sus empleados) y recursos naturales, con el fin de crear bienes o servicios .

Lo anterior le puede sonar muy rimbombante pero, si lo analiza bien, es lo que usted hace todos los días dentro de su tienda: producir ser-vicios para dotar a sus vecinos de productos de consumo diario. Un buen administrador nun-ca improvisa; está en la obligación de planear y ejecutar sus tareas, así sea a partir de experien-cias prácticas o de una teoría estudiada , añadió el académico.

Lo anterior significa tener muy claras las estrategias alrededor de temas como la rotación de los productos, el número de artículos que debe pedirles a los proveedores para no malgastar, cómo almacenarlos para que no se dañen, cuáles equipos y muebles debe comprar y cuáles no, si vale la pena tener domicilios, el número de em-pleados que debe contratar, etcétera.

Mida sus prioridades Para Ruiz, aunque es cierto que los comer-ciantes deben tener ese olfato para los negocios que no tiene todo el mundo, no significa que puedan carecer de un fundamento teórico que les permita hacer las cosas bien. La experiencia es importante, pero aprender bases administrativas en cursos y talleres dirigidos a microem-presas también lo es .

Desde cualquier punto de vista de la adminis-tración de su negocio, la ganancia puede llegar a ser óptima, siempre y cuando tenga claro también cuáles son las acciones prioritarias, es decir, las que no dan espera, cuáles las acciones secundarias que, aunque son muy importantes, puede aplazar uno o dos días, y cuáles las ac-ciones menos relevantes, aquellas que pueden realizar sus empleados o que no le están repre-sentando ningún beneficio a usted o a su tienda.

Así mismo, temas como la contabilidad y los inventarios son claves para saber en dónde está parado realmente y si su negocio está dando buena ganancia o si está dando pérdida.

Precisamente, dentro de la contabilidad, en-tran todos los elementos, como las pérdidas y las ganancias, las entradas y los gastos y, por su-puesto la rotación que tuvieron los productos.

La función de la contabilidad es generar in-formación acerca de todos los movimientos que tuvo el negocio en el día, en el mes y en el año. Es un instrumento clave para saber cómo se están comportando las cifras dentro del nego-cio , concluyó el experto.

Un claro ejemplo A todo se le puede echar números , incluso a su tiempo: tal como sucede con la plata, si usted gasta tiempo en su negocio, indirectamente está comprando con él iniciativas que no le van a servir o que lo único que le producirán son más gastos. Pero, cuando lo invierte , está reci-biendo un beneficio directo para su tienda y su bolsillo.

Cómo se calcula eso? Si, por ejemplo, sus en-tradas en el año fueron de 10 millones de pesos brutos (sin descontar gastos) y usted divide esa cifra por el número de horas laborales que le dedicó (normalmente son 44 semanales, es decir, 2.112 horas anuales) el costo de su hora laboral está, por lo menos, entre los 4.500 y los 5.000 pesos. 10 000.000/2.112 = 4.735.

En otras palabras: Gráfico Hasta aquí, todo muy claro. Lo grave es cuando usted le está dedicando tan sólo el 70 por ciento de esas horas laborales a pensar y actuar en pro de la tienda y está malgastando el 30 por ciento restante en actividades que no les producen nada ni a usted ni a ella.

Si saca su calculadora, se dará cuenta de que, además de perder el tiempo, dejó de percibir dinero contante y sonante (más de 3 000.000 de pesos en el año), pues le cobró a su propio negocio unas horas laborales que no le dedicó_ y todo por no tener claro hacia dónde va.

El anterior ejemplo es tan solo una muestra de todo lo que usted está en la obligación de administrar para lograr un balance positivo, cada día del mes y cada mes del año.

Preguntas para todos los días Le di prioridad a las acciones de hoy? Logré cumplir con las metas que me impuse para hoy? Cuánto tiempo desperdicié con personas que ja-más serán clientes mías? Cuánto tiempo gasté en beneficio de la tienda? Qué cambiaría de lo que hice hoy? Qué fue lo que más me hizo perder tiempo hoy? Logré atraer nuevos clientes? Me sobró tiempo para mí y para mi familia?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.