CUARENTA AÑOS DE ESTUDIOS PARA DESCUBRIR U. DE ALEJANDRÍA

CUARENTA AÑOS DE ESTUDIOS PARA DESCUBRIR U. DE ALEJANDRÍA

Cuarenta años necesitaron los científicos polacos para descubrir que las ruinas que fueron halladas en Alejandría pertenecían a su Universidad, y que esta fue seguramente la primera de la Antigedad.

26 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Cuarenta años necesitaron los científicos polacos para descubrir que las ruinas que fueron halladas en Alejandría pertenecían a su Universidad, y que esta fue seguramente la primera de la Antigedad.

Así lo ha explicado ahora el jefe de excavaciones en Alejandría, Grzegorz Majcherek, días después de que el Consejo Supremo de Antigedades anunciara en Egipto el descubrimiento de la Universidad por parte de un equipo polaco.

Según Majcherek, especialista del Centro de Arqueología Mediterránea de la Universidad de Varsovia, se necesitaron 40 años porque dominaba la convicción de que en la Antigedad se estudiaba en casas particulares o en salas alquiladas con ese fin.

"Desenterramos siete salas sin entender para qué podían servir y descubrimos que había otras siete más iguales, de una superficie de doce metros cuadrados cada una, con bancos de piedra escalonados en forma de herradura y una gran piedra plana frente e ellos", explicó Majcherek.

Todo comenzó hace 40 años, cuando el profesor Casimires Michalowski, uno de los arqueólogos y egiptólogos más destacados del mundo, comenzó las excavaciones en el montículo de Kom el Dikka, de Alejandría.

Lo primero que se halló fue, según se creyó entonces, un teatro romano muy bien conservado y en forma de círculo gracias a lo cual el escenario se veía bien desde todos los puntos del aforo.

Sorprendió, sin embargo, que el teatro no tuviese camerinos para los actores, pero sí grandes baños, una villa suntuosa con espléndidos mosaicos y una plaza de reuniones adornada con una bellísima columnata.

La segunda etapa del descubrimiento tuvo lugar cuando fueron halladas junto al supuesto teatro tres extrañas salas rectangulares.

Los científicos no conseguían descubrir el fin que tuvieron aquellas salas, porque las asociaban con algún servicio prestado a los clientes de los grandes baños.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.