MÁS DENUNCIAS CONTRA CIRUJANO

MÁS DENUNCIAS CONTRA CIRUJANO

El glamour, los ambientes refinados, la pompa y la gente linda están en este momento lejos de la vida del cirujano plástico José Arley López.

28 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El glamour, los ambientes refinados, la pompa y la gente linda están en este momento lejos de la vida del cirujano plástico José Arley López.

Hoy lucha para que la oficina del fiscal Elliot Spitzer, de Nueva York, acepte una propiedad que su esposa, Diana, tiene en Miami como prenda de garantía para la fianza de cien mil dólares que le ha sido impuesta, y lo deje salir en libertad condicional, hasta el 8 de junio, cuando deberá enfrentarse a un gran jurado.

Sin embargo, varios abogados que representan pacientes han ido hasta la fiscalía a solicitar que no dejen salir a López. "Yo me vine esta semana de República Dominicana para hacer hasta lo imposible para que ese hombre se pudra en la cárcel", dice César Núñez, el esposo de Wendy Núñez, la joven de 28 años que falleció en la clínica de López, en Elizabeth, Nueva Jersey, mientras que otros pacientes presumen que López podría salir del país con su pasaporte colombiano, ya que tiene doble nacionalidad.

"Nosotros estamos investigando cómo fue adquirida la propiedad. Tenemos 72 horas para aceptar o rechazar la garantía", dice Maritere Arce, portavoz de la fiscalía de Nueva York. A su vez, Francisco Hernández, uno de los abogados de López, asegura que el médico va a salir muy pronto del Centro Correccional de Bernard Kerik, donde se encuentra detenido.

"Tenemos 72 horas para aceptar o rechazar la garantía", dice Maritere Arce, portavoz de la fiscalía de Nueva York. A su vez, Francisco Hernández, uno de los abogados de López, asegura que el médico va a salir muy pronto del Centro Correccional de Bernard Kerik, donde se encuentra detenido.

Según la fiscalía, López se encuentra sin licencia para practicar medicina en los Estados Unidos, ya que entre el 14 agosto de 2002 y el mayo 14 de 2004 le fueron primero suspendidas y luego canceladas las autorizaciones médicas en los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Florida.

La muerte de Wendy.

Los problemas de López en los Estados Unidos comenzaron el 23 de julio de 2002, cuando Wendy Núñez, una paciente de 28 años, de origen dominicano y madre de tres niños, murió a consecuencia de una falla cardiaca en una de las clínicas de López, ubicada en Elizabeth, Nueva Jersey, cuando le practicaba una cirugía para reducir el estómago.

Aunque Arce fue muy parca en sus declaraciones a EL TIEMPO, admitió que la fiscalía está investigando más de diez casos de práctica de la medicina cuando ya había perdido su licencia; al igual que los documentos que lo califican como médico (incluidos sus estudios en República Dominicana y en la Universidad de Harvard).

"Ese hombre se ha hecho millonario con la sangre de nosotras, las mujeres latinas", dice María Linares, en medio de las lágrimas, mientras explica que debido a la mala cirugía realizada por López ha tenido que operarse varias veces con el fin de corregir los defectos que le quedaron.

Linares es una de cuatro personas que han demandado a López por mala práctica médica, según acepta el abogado Matthew Bernhard, quien junto con su colega, Francisco Hernández, defienden al médico, quien se ha declarado inocente de los cargos de operar sin licencia médica en el estado de Nueva York.

López fue capturado el miércoles de la semana pasada, a las nueve de la mañana, en Miami -donde tiene una clínica y un apartamento-, y llevado el jueves a Nueva York donde permanecía detenido hasta el momento de escribir esta nota.

Francisco Hernández, el abogado de López, dijo que su defendido es inocente de las acusaciones de practicar medicina sin licencia. "Mi defendido sólo practicaba labores administrativas en el consultorio de Steven Davis. Es mentira que hubiera estado operando", afirmó González.

Pero, en un reportaje presentado por el Canal 9, se veía a López en el mencionado consultorio de la Quinta Avenida, en bata de doctor y con mascarilla. Según la reportera que hizo la nota, López estaba "practicando medicina sin licencia".

Dado que una gran parte de los pacientes de López son de origen colombiano, la fiscalía solicita que si alguna persona fue operada por él después de septiembre del 2002, se comunique con al teléfono 1212-416-87-77, en el cual atienden personas que hablan español.

FOTO.

José Arley López, cirujano colombiano.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.