TRAS LOS PASOS DE ANÍBAL, EL CANÍBAL

TRAS LOS PASOS DE ANÍBAL, EL CANÍBAL

A Jean Carlo Posada lo recomendaron para que fuera Rodrigo Leal. Pero el perfil del chef del Hotel Real incluía 1.95 metros de estatura y pinta de galán, dos aspectos que le faltaban.

28 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

A Jean Carlo Posada lo recomendaron para que fuera Rodrigo Leal. Pero el perfil del chef del Hotel Real incluía 1.95 metros de estatura y pinta de galán, dos aspectos que le faltaban.

Sin embargo, con la demora en el casting de esta telenovela (porque algunos actores que ya estaban predeterminados se fueron a otras producciones) tuvo que hacer de sparring (con el que se ensayaron todos los que fueron a pruebas). De este modo, personificó a Leal, a Aníbal, a los concursantes y a medio mundo.

La suerte la acompañó porque le dijeron que estaba muy bien en todo. Y el día antes de empezar las grabaciones el director, Juan Pablo Posada, le comentó que tenía personaje: Rafa, el sapo .

Y El Sapo ha sido. Rafael vive pendiente de aprenderle a Aníbal, el productor de Hotel real. "Es su ídolo y su papá, por eso es injusto con sus compañeros, un rastrero", dice.

De todos modos, ha generado aceptación en la audiencia y especialmente entre los niños, "que antes de que mandaran la telenovela más tarde eran uno de nuestros públicos más fuertes".

Con Jairo Camargo (Aníbal), cuenta que ha tenido suerte y feeling a la hora de trabajar. "Me gusta su concentración, de la que he aprendido, y su capacidad de improvisar", cuenta.

Posada, de 32 años, estudió en la Academia Charlot y ha participado en varias producciones, entre ellas Eternamente Manuela, Conjunto cerrado y Fuego verde. Hubo en tiempo en el que estuvo alejado de la TV, vetado por un asistente de casting, del que se reserva el nombre. "Y para sostener a mi hija, que hoy tiene 7 años, hice de todo, inclusive ser mesero y cuidar carros" en un elegante edificio de Bogotá.

Precisamente, donde realizó este trabajo se hicieron unas grabaciones de la telenovela y allí se encontró con sus viejos compañeros, que lo saludaron y felicitaron "por estar en la tele".

Ya terminó sus grabaciones de Rodrigo Leal. Está esperando castings y propuestas. La suerte de Rafa, al final, es para vérsela, cuenta él mismo. El Sapo salta y el salto no es mortal. Todo lo contrario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.