UN ANTIDEPRESIVO QUE ATACA POR DOS FLANCOS

UN ANTIDEPRESIVO QUE ATACA POR DOS FLANCOS

La farmacéutica Eli Lilly & Co. planea revolucionar en los próximos meses el mercado mundial de antidepresivos, que mueve unos US$17.000 millones al año, con el lanzamiento de un nuevo medicamento conocido como Cymbalta. (VER GRAFICO: TRATAMIENTOS)

28 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La farmacéutica Eli Lilly & Co. planea revolucionar en los próximos meses el mercado mundial de antidepresivos, que mueve unos US$17.000 millones al año, con el lanzamiento de un nuevo medicamento conocido como Cymbalta.

(VER GRAFICO: TRATAMIENTOS).

De paso, el gigante farmacéutico estimulará el persistente debate que se da en el mundo de la ciencia sobre cuál es la mejor forma de tratar la depresión. En concreto: Es mejor atacar dos receptores del cerebro en lugar de uno?.

Lilly asegura que Cymbalta funciona mejor que los actuales antidepresivos porque eleva los niveles de serotonina en el cerebro, al igual que Prozac, otro fármaco de Lilly, y actúa sobre un segundo compuesto químico del cerebro, la norepinefrina, que se cree está también viculado a la depresión.

Se espera que La Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) apruebe la venta de Cymbalta a mediados de año. Anthony Butler, analista farmacéutico de Lehman Brothers, lo considera un potencial superventas y proyecta ventas superiores a los US$3.000 millones al año.

Pero los estudios científicos aún no han demostrado que las medicinas que actúan sobre dos substancias del cerebro, como Cymbalta, sean mejores.

Hay cierto escepticismo sobre esta clase de agentes de doble acción y creo que está bien que lo haya , dice el doctor Alan Schatzberg, catedrático de la Universidad de Stanford que condujo pruebas para Cymbalta. Antes de llegar a conclusiones definitivas, Schatzberg quiere ver más estudios sobre el medicamento. En algún momento sabremos si esto no es más que marketing o si la ciencia lo respalda , advierte.

Aunque los científicos no entienden del todo cómo los antidepresivos afectan el cerebro, tienen hipótesis sobre el papel de varios neurotransmisores en la depresión. Se cree, por ejemplo, que la serotonina repercute en el estado de ánimo y la ansiedad, mientras que la dopamina se relaciona con la atención y el placer, y la norepinefrina con la energía.

Una vez estos neurotransmisores se desequilibran, dice la teoría, se pueden desarrollar sentimientos como la tristeza y el letargo. Algunas farmacéuticas están desarrollando fórmulas que atacan todos los neurotransmisores.

A pesar de la ubicuidad de los antidepresivos modernos, se estima que sólo la mitad de los pacientes responden al tratamiento. Eso significa que experimentan una mejoría del 50% según las medidas usadas en las pruebas clínicas, pero podrían tener síntomas como falta de concentración. Pocos pacientes alcanzan un nievel en el cual la mayoría de los síntomas desaparecen y el medicamento puede suspenderse.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.