EL LEGADO DE LOS OCHENTA

EL LEGADO DE LOS OCHENTA

El llamado afro (ese cabello crespo y alborotado que llevaban los chicos) y los colores encendidos y llamativos que se veían en sus prendas fueron la manifestación de alegría y éxtasis de lo que significaba ser joven a finales de los setenta y principios de los ochenta.

28 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El llamado afro (ese cabello crespo y alborotado que llevaban los chicos) y los colores encendidos y llamativos que se veían en sus prendas fueron la manifestación de alegría y éxtasis de lo que significaba ser joven a finales de los setenta y principios de los ochenta.

Ese tipo de excentricidades, provenientes de las comunidades afroamericanas, inspiraron una tendencia musical enmarcada en una serie de elementos sociales, humanísticos y mentales que se implantaron no solo en una década, sino en toda una generación.

La música disco, los inicios del house y del funky recogían el júbilo de una descendencia en la que los sonidos de convertirían en toda una revolución.

Hoy, después de treinta años el legado de los ritmos de los setenta y algunos de los ochenta se manifiestan en Funky. Este bar evoca la diversión de esos días, en los que ambientes sencillos hacían parte de la rumba.

Las luces acuáticas y los destellos producidos por los colores claros que proyecta el calidoscopio dejan ver un mundo óptico, en el que las imágenes de fiesta se multiplican con el transcurrir de la noche.

Colores fríos iluminan el lugar, pero la temperatura sube a medida que la gente de buena energía va llegando al lugar.

Ellos pueden disfrutar de tres ambiente en Funky: la barra es para quienes deseen charlar un rato con los amigos y en compañía del Long Island, un coctel diseñado exclusivamente para los que quieren probar una bebida suave.

En el lounge la atmósfera es relajada. Es un balcón en el que los visitantes pueden descansar de una tanda de música, mientras beben un Dry Martini o pueden admirar la farra que se vive en la pista.

La descarga de energía se siente en la zona de baile, allí el voltaje es total y se propaga por todo el sitio.

Dj Juangui maneja diferentes tendencias electrónicas de acuerdo con el estado en que se mueva la noche, son sonidos electrónicos muy finos en los que se destacan las raíces del funky y del disco por ejemplo, un superéxito de los setenta u ochenta le dan un vuelvo total a la rumba: Michael Jackson o Prince le llegan a la gente y provocan un frenesí total.

Para darle más fuerza a estas mezclas de buena música está el coctel Funny and Funky, este es un trago fuerte, trae cinco licores salvajes , dos amarillos y el pasante es una buena combinación y es rico para tomar.

Desde hace dos meses el legado que dejo el disco y el house se sienten a toda maquina en Funky, un rincón en la 83 que prendió sus luces para crear una rumba para todos los públicos, especialmente los amantes de los ochenta.

Fotos: Carlos Julio Martínez.

1. Funky es un término que se deriva de funny, que en traduce diversión y que se manifiesta en el coctel de la casa.

2. La música electrónica, hecha con máquinas eléctricas, se sale de los parámetros de lo acústico, estos son los sonidos que caracterizan a Funky.

Funky. Carrera 14 A No. 83 - 44. Horario: jueves a sábado de 9:30 p.m. a 3:00 p.m. El cover se cobra después de las 10 de la noche.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.