LOS INVITADOS DE ROCK AL PARQUE

LOS INVITADOS DE ROCK AL PARQUE

ELY: GUERRA DE VOZ VS IMAGEN: Ely Guerra juega a no ser bella, a pesar de serlo. Puede presentarse con la cabeza completamente rapada en la portada de la revista Time o con un escandaloso afro en los premios MTV Latinos o mutilada en la cámara de una morgue en un trabajo fotográfico sobre las víctimas de Ciudad Juárez. De cualquier forma consigue acaparar las miradas. Cuando decide cantar, los oídos también se centran en ella.

15 de octubre 2004 , 12:00 a.m.

Su participación en la banda sonora de Amores Perros, como segunda voz en la canción de Control Machete De perros amores y la versión de El Duelo al lado de Beto Cuevas para el disco MTV Unplugged de La Ley le sirvieron a Ely para figurar en otras latitudes fuera de su natal México. Ely Guerra tiene una carrera de cuatro álbumes, que empezó en 1993, cuando grabó un primer trabajo, de su mismo nombre, bajo la producción de Teo Cardalda, integrante de Cómplices.

Su incursión en el mundo de la música, pasó un tanto inadvertida con Júrame, bolero que eligió para ser el sencillo en esa ocasión. Vinieron después dos trabajos con EMI Music, en los cuales ya se atrevió a componer, entre ellos Pamorirse de amor, grabado en los estudios de Sandy Metrlland en Londres. Lotofire fue un disco en el que quiso dejar claro, desde el título, la necesidad de mostrar su faceta espiritual Este año lanzó su primera producción: Sweet & Sour, Hot y Spicy, disco que concentra la sensibilidad de cinco diferentes productores, entre quienes se destacan Tom Ruso y Emmanuel del Real (Café Tacuba), con un sonido que sin temor entremezcla el pop y el rock, y que posee la misma intensidad de su primera influencia en la niñez: la música de Elis Regina que escuchaba su madre.

- VIETATO, MAS PALABRAS QUE TOCAR: Vietato se escucha diferente , dice Santiago Mejía, bajista de esta agrupación bogotana. Es decir Vietato no hace ska, metal o punk. Vietato denomina su música con el término down-up, por un contraste de nostalgia y alegría que hay en los temas. Si se trata de describir su sonido hay que decir que tiene una fuerte influencia del rock argentino, sin que parezca imitación.

Rip off, es el sencillo que empieza a sonar en las emisoras del primer trabajo discográfico de la banda, un álbum independiente de cinco canciones que lleva por título Más palabras. Fue lanzado en febrero de este año, luego de recibir la bendición de Eduardo Bergallo, ingeniero musical de reconocidos artistas como Gustavo Ceratti y Diego Torres. El proyecto, conformado por músicos de la Universidad Javeriana, Diego Amorocho en la voz, Santiago Mejía en el bajo, John Barragán en la batería y Camilo Lucena en la guitarra y el teclado, se dedica desde entonces a hacer un minucioso trabajo de promoción. Han participado en eventos como el Festival Policarpa de la Jiménez, el ciclo de conciertos Off 101, y en próximos días harán su debut en calidad de banda distrital en Rock al Parque, teniendo así la posibilidad de alternar con uno de sus principales referentes musicales: Luis Alberto Spinetta. Todo un privilegio , aceptan ellos, para ser el comienzo.

Dentro de poco Vietato, palabra que traduce prohibido en italiano, estará rotando el video clip de la canción Mas palabras que le da título al disco, seguirán probando suerte en los escenarios locales, con la esperanza de extenderse a los internacionales.

- SUPERVELCRO Y SU ARTE ELECTRONICO Cuando una banda tiene como fuente de inspiración a genios de la talla de David Bowie, Brian Eno, Kraftwerk o U2, el resultado de su música debe ser óptimo, sin importar el género musical. Ese, precisamente, es el caso de Supervelcro, trío bogotano de música electrónica, que con su disco Luciferina demuestran que la música hecha con sintetizador puede ofrecer algo más que bits y derroches rítmicos grabados en sampler.

Canciones elaboradas con algo más que tecnología, como Por Dentro, 2 A.M. y Círculos, son un ejemplo de la buena relación de los ritmos electrónicos con una buena y afinada guitarra acústica y eléctrica, una batería y, por supuesto, una voz con la gracia y entonación aguda de Tana Vallejo (vocalista).

Ella, que ha sido corista de Andrés Cepeda y Compañía Ilimitada, buscó a Tato Lopera (programación, producción musical y sintetizador). Conocía su buen trabajo, pues perteneció a Estados Alterados, le compuso la música al filme Kalibre 38 y a numerosos comerciales de radio y televisión y produjo los discos de Bajo Tierra y Frecuencia. Ellos, son los cerebros musicales de Supervelcro, a los que se unió Rodrigo Mancera con estupendos teclados y guitarras.

Tres años y medio ensayando sonidos y matizando ritmos, fueron necesarios para Luciferina, un disco con 13 temas que van del pop al más puro ritmo electrónico. Nuestro álbum tiene un toque urbano: como músicos nos influencian aquellos sonidos que escuchamos en un bus, o en la calle, incluso en una cafetería , apunta Tato Lopera.

Supervelcro ha tocado junto a grandes artistas, como Miguel Bosé y Diego Torres (marzo del 2003, en el estadio El Campín, Bogotá), tiene los videos de Círculos, Un lugar y Por Dentro rotando en MTV Latino (este último estuvo en el conteo de Los 10 más pedidos, espacio del canal) y exhibieron, junto a Bajofondo Tango Club, ayer en el Downtown, el arte de su música electrónica.

- EL SIETE LE JUEGA A TODO Los cuatro integrantes del grupo de rock bogotano El Sie7e declaran abiertamente que los géneros musicales más pesados, como el heavy metal o el power core los marcó de por vida y que eso, evidentemente, se refleja en sus canciones.

Pero también, como músicos formados en la academia, toleran otros ritmos que nada tienen que ver con lo que un metalero furibundo consideraría canción de culto : Podemos, perfectamente, sentarnos en un bar a tomarnos una cerveza escuchando pop, e incluso, ritmos electrónicos , explica Julián, el vocalista. Y claro, esto también se refleja en su propuesta musical, abierta a varias tendencias.

Eso es El Sie7e, que se autodenomina expositor del nuevo rock , y que retoma elementos del metal más extremo, del bizarro sonido punk, de la energía del power core e incluso, del rechinante grunge.

Temas como Sin Salida, La Lucha o Ambición son un cóctel roquero madurado a través de cuatro años por Julián Orrego (voz), Leonardo Uribe (bajo), Sergio Suzarte (guitarra) y Alfonso Pocho Rodríguez (batería), que han experimentado y mezclado en la búsqueda de su identidad como banda... Le han jugado a todo lo que encuentran en el amplio universo de la música.

De eso da constancia Quiénes somos..., el disco que El Sie7e produjo y prensó independientemente (aunque lo distribuye Sum Records). Es un álbum que tiene el respaldo de Dilson Díaz (líder de La Pestilencia), en la masterización, y Alex Frejrud El Sueco (Sexy Death), en la producción.

Son 11 temas, el video de Sin Salida (y como ñapa, el detrás de cámaras), que han hecho sonar en sus giras por Barranquilla, Bucaramanga, Villavicencio y Quito (Ecuador). Ahora, con los borradores de algunos temas nuevos, quieren partir en abril del 2005 hacia Holanda y Alemania, para seguir girando y grabar su nuevo trabajo allá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.