Secciones
Síguenos en:
QUIÉN ES JUEZ DE LA VIDA PRIVADA

QUIÉN ES JUEZ DE LA VIDA PRIVADA

La columna de María Jimena Duzán, publicada el 6 de diciembre en este diario, abre un debate académico sobre si debe utilizar una página editorial para criticar la vida privada de las personas y lesionarlas moralmente. La señora Duzán, de manera habilidosa, critica una supuesta violación de mi parte a la intimidad de mi relación, incurriendo, ella sí, en un mar de violaciones de la intimidad y vida privada de dos personas, utilizando como maquillado argumento una publicación de Jet Set, revista que no puede generar ningún daño. Sus directivas pueden dar fe de que nunca busqué nada distinto de expresarle a esa persona que la sigo amando, y asumí el riesgo del artículo de Jet Set como un intento para volver con ella.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de diciembre 2004 , 12:00 a. m.

Se lesionó mi nombre, eso no me importa, pero lo que sí es evidente y censurable es la prueba contundente de que tan no era el objetivo de la periodista criticar una posible violación de mi parte a la intimidad de una persona, que con su escrito la señora Duzán sí lesionó a la destinataria del artículo de la revista. A ella le pido excusas de corazón por haberla involucrado en este episodio.

La señora Duzán escribió seguramente con un buen asesor en lo penal, como lo es el doctor Alfonso Gómez Méndez, persona que me odia y me persiguió durante su Fiscalía, como lo conoce el mundo judicial, y la doctora Mónica De Greiff, su informante y lobista de Commsa. Ellos le dieron a la periodista instrumentos para buscar lesionarme crudamente, pero la columna fue desacertada en lo periodístico y muy efectiva en lo que buscaba: darle comidilla al circo, cobrándome peleas del pasado en lo jurídico, mediante la crítica de mi vida personal en una página editorial de EL TIEMPO.

Mal precedente para el periodismo. Quién puede ser el juez legítimo de nuestras vidas privadas? En materia de amor, nadie puede tirar la primera piedra. Yo tiré varias a una ventana. También confieso ser un estúpido por haberla perdido, y como todo aquel que alguna vez se haya enamorado, cometí locuras de amor, buenas y malas. Pero no creo que sea la página editorial de EL TIEMPO el foro indicado para aplausos o críticas en lo afectivo e íntimo, mucho menos tratándose de alguien como yo, que no desempeña función pública alguna.

Utilizaré dos ejemplos para ilustrar el fundamento de mi respetuosa protesta: no es correcto que se juzguen los resultados del ex fiscal general doctor Alfonso Gómez Méndez porque tenía una cama doble en sus oficinas de la Fiscalía. Unos pensarían que era porque le gustaba leer expedientes acostado. Sus malquerientes podrían decir que era un cuarto de ascensos, pero sólo a su intimidad le interesa el uso que le daba. El doctor Luis Camilo Osorio ordenó el retiro de la cama, pues no la utilizaría, y a él sí lo atacarían por la cama y por todo, pues Osorio no tiene fama de utilizar la Fiscalía para amedrentar a sus enemigos.

El artículo buscó, fallidamente, aparentar un inexistente interés público, en una supuesta pretensión de mi parte a la Fiscalía General. Entonces veamos otro ejemplo: el ex fiscal Gustavo De Greiff se enamoró perdidamente de una voluptuosa niña que laboraba en su despacho. El entonces Fiscal General, preso de ese amor, se tinturó el pelo, para ponerse a tono con la sensación de sentir nuevamente los calores de juventud, desafiando por amor no solo su pasado, sino inclusive a las autoridades americanas, y por ese amor, entre otras cosas, le quitaron la visa.

Aspiro, en fin, a que la página editorial del periódico más importante del país no se convierta en patrón moral de comportamientos privados e íntimos de nadie, sino en lo que siempre ha sido: el medio ejemplar de información y control de los verdaderos intereses públicos.

* Abogado penalista y profesor universitario

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.