COSAS Y CASOS DE LOS PROM

COSAS Y CASOS DE LOS PROM

Llegó el momento, mejor dicho la hora, es decir le día, osea el prom...

28 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Llegó el momento, mejor dicho la hora, es decir le día, osea el prom...

Las fiestas de graduación o los famosos proms resultan ser los eventos sociales más concurridos por esta época de los años.

A él asisten toda clase de personajes desde los deportistas, los nerds, las chicas más populares hasta los desadaptados que no se quieren perder la última fiesta de su segundo hogar: el colegio.

Las energías acumuladas de once años de estudio se descargan en esta celebración, por lo que se desarrollan todo tipo de situaciones anecdóticas.

Una de las más comunes es que lo dejen plantado o que le cancelen unas horas antes.

Cuenta Diana que el día de su prom el novio, con el que llevaba siete meses, le canceló a las 6:00 p.m., momento en el que ella se estaba maquillando.

"Me dio mucho mal genio, pero igual me seguí arreglando, después entendí que esa no es una fiesta para parejas, sino para disfrutar con las amigas", comenta Diana.

Fabián, el novio traidor llamó con voz agitada desde un teléfono público diciendo que le habían robado la billetera en la que tenía la plata para alquilar el smoking, ella le dijo que le prestaba el dinero, pero él se negó, cuestión que hizo dudar a Diana de la veracidad de la excusa. Sin embargo, fue perfecta para terminar su relación.

"El creyó que me había amargado la fiesta y por supuesto que no había ido, por lo que llamo repetidas veces en la madrugada para saber si ya había llegado, pero perdió su tiempo, porque aún continuaba divirtiéndome en la fiesta", recuerda Diana.

Si no tienen pareja para ir al prom, es preferible que vayan solos y no mal acompañado, como reza el dicho. Cuídese de que no le pase lo que le ocurrió a Laura, en su prom.

Días antes el mejor amigo de la protagonista de esta anécdota se enfermo y no pudo acompañarla. Sus amigas ante tal situación buscaron entre sus conocidos un acompañante para esa noche tan especial.

Hugo, el compañero de colegio del novio de una de sus amigas, se ofreció a ir, pero tenían que prestarle el dinero de la boleta porque en ese momento no tenía.

Ella accedió, pues no quería ser el tercio de todas sus amigas que iban con pareja.

El día de la fiesta el parejo llego tarde, por lo que Laura estuvo sola en la foto que tomaban a la entrada; casi no lo dejan entrar porque iba con la ropa inadecuada para la ocasión: llevaba una chaqueta de jean descolorida, pero de lo vieja, sino de lo sucia, sin corbata y con los zapatos embarrados.

Su histeria no podría se menor, pero bueno ya tenía con quien bailar. Cuando todos salieron a la pista, Hugo no se inmuto y se quedó toda la noche tomando solo en una mesa.

En cuanto a la elección del atuendo deben tener en cuenta que el traje depende del estilo de la celebración.

Si la velada es informal, no es propicio que las mujeres abusen de los brillos o de joyas muy llamativas, bueno al menos, que quiera ser el centro de atención.

En estas fiestas también se encuentran los muchachos que se emborrachan por primera vez y se ponen a montar todo un espectáculo con las bailarinas de la orquesta.

Estas y muchas más historias se presentan en los proms, téngalas en cuenta para que no pase un oso en la fiesta de graduación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.