ESCASEAN MAESTROS EN EL ARIARI

ESCASEAN MAESTROS EN EL ARIARI

Una norma que establece que quienes se desempeñen como docentes deben, como requisito mínimo, ser licenciados o normalistas superiores, tiene en emergencia educativa a la región del Ariari y la zona del páramo de Sumapaz.

13 de febrero 2004 , 12:00 a. m.

Una norma que establece que quienes se desempeñen como docentes deben, como requisito mínimo, ser licenciados o normalistas superiores, tiene en emergencia educativa a la región del Ariari y la zona del páramo de Sumapaz.

Como consecuencia de la medida del Gobierno Nacional, están pendientes por cubrir 413 plazas docentes en los municipios de Mapiripán, Puerto Rico, Puerto Concordia, La Macarena, Uribe, y muy especialmente de las poblaciones de la ribera de los ríos Guayabero y Guaviare.

En un oficio enviado por el jefe de personal de la coordinación educativa del Ariari, Orlando Moreno, al Secretario de Educación del Meta, Jairo Antonio Fernández, en que le da a conocer la difícil situación.

Según el documento, en el año 2003 la coordinación educativa del Ariari administró alrededor de 1.000 plazas de docentes, directivos docentes y personal administrativo.

De ellos, 308 son nombrados y están laborando en la región; 186 más son docentes que el año anterior laboraban con la coordinación y cumplen los requisitos mínimos y que este año fueron vinculados mediante la figura del nombramiento provisional. Además, se ha vinculado a 93 nuevos docentes que llenan tales requisitos.

Pero las 413 plazas que en este momento hacen falta fueron cubiertas hasta el año pasado con bachilleres y tecnólogos, que según la nueva norma que rige a partir de este año, no pueden ser vinculados de nuevo.

En su reemplazo se deben nombrar licenciados o normalistas superiores son las que trabajarían en las zonas antes mencionadas que son las más apartadas y de difícil acceso o con complicadas situaciones de orden público.

El Secretario de Educación ofició sobre el tema a Jorge Alberto Bohórquez Castro, de la oficina jurídica del Ministerio de Educación. La nota hace una radiografía de la situación explicándole que el departamento del Meta no cuenta con suficiente personal que efectivamente cumpla con los requisitos para desempeñarse como docente.

Mientras se da una solución, cerca de 1500 niños están sin clases, según explicó el padre Samuel Aristizábal, asistente administrativo de la coordinación educativa del Ariari.

Agrega el sacerdote que aunque se han presentado docentes que cumplen los requisitos para acceder a los cargos, estos desisten de la intención de trabajo cuando se les da a conocer la situación y dificultades con las que se pueden encontrar en la región.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.