SIGUE POLVAREDA POR HUERTAS EN PARQUES

SIGUE POLVAREDA POR HUERTAS EN PARQUES

El Jardín Botánico insistirá en el Concejo de Bogotá con el proyecto de montar 40 parcelas demostrativas o huertas urbanas, a pesar del rechazo y la polvareda que levantó esta iniciativa en la corporación.

29 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El Jardín Botánico insistirá en el Concejo de Bogotá con el proyecto de montar 40 "parcelas demostrativas" o huertas urbanas, a pesar del rechazo y la polvareda que levantó esta iniciativa en la corporación.

El proyecto fue incluido en el Plan de Desarrollo que la Administración tramita en el Concejo y despertó la santa ira especialmente de peñalosistas como Gilma Jiménez y David Luna, porque consideraron que esas huertas para la siembra de lechugas, cebollas y papa, se cultivarían en terrenos, al parecer, separados para nuevos parques urbanos.

Y para el "montaje" de las 40 "parcelas productivas comunitarias" y demostrativas, se invertirían 7.046 millones de pesos en los próximos cuatro años, es decir el 23 por ciento anual del presupuesto del Jardín.

" En lugar de dedicarse a los árboles, prados, cerros orientales y el medio ambiente, el Jardín Botánico se dedicará ahora a las huertas?", preguntaron los concejales.

Según el director del Jardín, Raúl Escobar Ochoa, las huertas no se organizarán en lotes destinados para parques ni allí se cultivarán papas y cebollas.

Aseguró que el proyecto busca "promover los cultivos urbanos como una alternativa de acceso a alimentos sanos para aquella población que no puede acceder fácilmente a ellos".

Esos cultivos se impulsarán en colegios y en las casas, de tal forma que "una persona destine un espacio de tierra para cultivar, por ejemplo, aromáticas a mayor escala", aseguró. Serán cultivos, explicó, donde no se utilizarán agroquímicos sino se aprovecharían más los residuos sólidos orgánicos y las aguas lluvias, agregó.

Parcelas demostrativas.

"No nos estamos inventando nada nuevo. Esto ya existe en otros países como Argentina, Venezuela y Estados Unidos. Esas parcelas demostrativas serán espacios educativos que significarán un cambio cultural de la población hacia una alimentación más nutritiva y sana. El Jardín Botánico no puede seguir siendo un museo", afirmó Escobar.

En esas parcelas se cultivarían hortalizas como la zanahoria, coliflor, calabaza y brócoli; frutales como curuba, mora, fresas y papayuela, y medicinales como el ajo, la menta o la ruda. "Cebollas y papas no se van a cultivar porque usan agroquímicos", insistió el funcionario.

Para promover ese "cambio" -afirmó- se harían campañas divulgativas y talleres y los cultivos tendrían la asistencia técnica del Jardín.

En el nuevo proyecto que presentará el Jardín al Concejo, se reducirá el costo del programa. "No vamos a hacer una inversión irresponsable. Estamos revisando esos costos", sostuvo Escobar.

Sin embargo, los reparos a esta iniciativa no paran. La concejal Jiménez insistió en que "esa siembra no producirá como para pensar que miles de familias se alimentarán suficientemente con este ensayo". Además, que pensar en una inversión anual de mil millones de pesos para sembrar lechugas, dijeron, "resulta inexplicable en una Administración que está necesitando más recursos para su plan social".

FOTO/Mauricio Moreno EL TIEMPO.

El director del Jardín Botánico, Raúl Escobar, tiene este pequeño cultivo de fresas cerca de su despacho y espera que siembras similares, se multipliquen en las casas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.