COLOMBIANO GANA PREMIO MUNDIAL

COLOMBIANO GANA PREMIO MUNDIAL

Fernando Benítez y Oscar Andrade fueron primero amigos y luego alumno y maestro. El primero era un estudiante de bachillerato de bajos recursos cuya única pasión son los computadores, y el segundo, un diseñador consagrado y profesor en varias universidades.

30 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Fernando Benítez y Oscar Andrade fueron primero amigos y luego alumno y maestro. El primero era un estudiante de bachillerato de bajos recursos cuya única pasión son los computadores, y el segundo, un diseñador consagrado y profesor en varias universidades.

Se conocieron en el programa mundial Clubhouse, en donde jóvenes conocedores de los computadores les enseñan de manera voluntaria a niños y adolescentes, entre los 8 y 18 años, todo sobre sistemas desde sus propios gustos e intereses. Un espacio para que se enamoren de la tecnología.

Clubhouse nació hace 10 años en Massachussets (Estados Unidos) y ahora está en 18 países alrededor del mundo, tales como China, India, Israel, Alemania, México y Brasil, entre otros.

A Colombia llegó hace cuatro años y es liderada por la Fundación Compartir. Funciona en Bogotá en el museo de los niños y en el barrio Compartir Suba.

Allí va Fernando desde hace un año y gracias a lo que ha aprendido con las tutorías de Oscar logró ganar el concurso que organizó Clubhouse entre sus estudiantes.

Con su invento: una página web que intenta rescatar las historias urbanas, llamada de esa manera, el joven de 17 años se destacó entre cuatro propuestas, una de Palestina y tres de Estados Unidos.

El premio fue 2.500 dólares para estudiar lo que quiera, los cuales serán desembolsados a la universidad donde estudia y un computador portátil. Intel y el Museo de Ciencias de Boston patrocinaron el concurso.

Ahora podrá cumplir su sueño: estudiar ingeniería de sistemas. Ya no tendrá que seguir cursando ingeniería catastral, ni sufrir cada semestre para que su mamá, una vendedora de Suba, tenga que buscar la plata para su matrícula.

"Lo bueno de este programa es que me ha dado amigos y la oportunidad de dedicarme a lo que me gusta: los computadores", asegura Fernando.

Este joven muestra que el propósito del programa se está cumpliendo: "Buscamos es que la tecnología sea la excusa para que los muchachos desarrollen sus intereses, generen proyectos y tengan confianza en sí mismos", como dijo Oswaldo Ospina, coordinador del Clubhouse en Bogotá.

* Proyecto de comunicación para jóvenes de Casa Editorial EL TIEMPO, Fundación Restrepo Barco y Plan Internacional.

FOTO.

Fernando Benítez (sentado) aprendió sobre computadores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.