LA OSCURA OFERTA DE UN FISCAL ANTIMAFIA

LA OSCURA OFERTA DE UN FISCAL ANTIMAFIA

El pasado 12 de abril, poco después de ser declarado insubsistente, el fiscal antimafia Alvaro Bayona levantó una polvareda al insinuar que su salida se podía deber a que iba a tomar decisiones contra un narcotraficante del Norte del Valle protegido por un alto oficial de la Policía.

29 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

El pasado 12 de abril, poco después de ser declarado insubsistente, el fiscal antimafia Alvaro Bayona levantó una polvareda al insinuar que su salida se podía deber a que iba a tomar decisiones contra un narcotraficante del Norte del Valle protegido por un alto oficial de la Policía.

El escándalo fue tal que nadie le prestó mayor atención a otra denuncia que hizo públicamente y según la cual alguien lo había presionado para que favoreciera a unos empresarios de Medellín en un caso que le había sido asignado.

Ayer, casi un mes y medio después, se conoció la existencia de una grabación que explica a qué presiones se refería Bayona. Y, según pudo establecerlo EL TIEMPO, por esa cinta, de 30 minutos de duración, la Fiscalía abrió investigación en contra de Héctor Escobar, también fiscal de la Unidad Nacional Antinarcóticos y de Interdicción Marítima (Unaim).

En la conversación, una voz masculina -que según fuentes de la Fiscalía corresponde a la de Héctor Escobar- le dice a Bayona que hay unos importantes empresarios de Medellín "que lo podrían jubilar" si quisiera.

Bayona le pide que le explique a qué clase de "jubilación" se refiere o si acaso es que lo quieren asesinar. Su compañero le responde no, que por el contrario, que se trataba de "gente de muy alto turmequé y que están dispuestos a pagar cifras muy altas por eso".

"No. Cuando te dije a vos que jubilarte, en qué sentido, que se trataba de que estaban dispuestos a pagar una inmensa suma de dinero. En ese sentido, no una amenaza de matarte o hacerte daño en alguna forma", se escucha en la grabación.

En la cinta -que deberá ser analizada por los expertos para verificar su autenticidad- le piden a Bayona concretamente ayudar a dos personas: a John Byron Piedrahita y a Olmedo Rojas.

Sus nombres no son conocidos en los gremios de Medellín, ni figuran como dueños de ninguna empresa en los registros de la Cámara de Comercio de esa ciudad.

Según pudo establecer este diario, el Departamento de Justicia de Estados Unidos le había enviado a la Fiscalía de Colombia una solicitud de asistencia judicial con respecto a estas dos personas. Es decir, solicitan que en Bogotá investiguen sus actuaciones y le informen a la justicia estadounidense sobre dichos seguimientos.

Bayona, para el momento de la conversación grabada, ya estaba realizando esas pesquisas. Su interlocutor, es decir "Escobar", le dio evasivas explicaciones sobre por qué le traía ese mensaje de los empresarios . Le dijo que se había encontrado con una abogada a la salida de un juzgado y que ella, al enterarse de que estaba trabajando en la Unaim, le transmitió su interés en hablar de Piedrahíta y Rojas.

"Ella lo que está diciendo es, un poco en broma. Yo le dije que yo estaba acá hace tanto tiempo, que tal que tú... Entonces ella me dijo: ve y vos no tenés un proceso tal y tal. Entonces, yo le dije no... Ah... Pero entiendo que lo tiene un compañero tuyo así y asá. Entonces en el fondo ella también, de manera maliciosa, estaba como insinuado a ver sí yo era el puente a... Para que, y en el caso de que usted accediera...", se escucha en la cinta.

La voz masculina entra en detalles diciendo: "Es gente muy poderosa y tienen manera de llegar a muchas cosas. Qué es lo que quieren: no quieren problemas y quieren básicamente solucionar los problemas. Es gente que todavía está muy anónima. Pero todavía no son gente así de renombre. Qué es lo que yo puedo inferir de ella, indirectamente".

Uno de los fiscales más cercanos a Bayona, que pidió la reserva de su nombre, le dijo a este diario: "A Bayona ya le parecía extraño tanta visita a su despacho del fiscal Escobar. Incluso, al parecer Escobar estuvo buscándolo afanosamente en su propia casa luego de que salió de la Fiscalía".

De acuerdo con varios investigadores, Bayona comenzó a decir que tenía en su poder la comprometedora grabación cuando empezó a vislumbrar que su retiro era inminente. Al parecer, por la pérdida de un expediente en el que resultó implicado el confeso narcotraficante Leonidas Vargas, hoy prófugo de la justicia.

EL TIEMPO buscó a los fiscales Escobar y Bayona pero no fue posible contactarlos.

Los que salieron.

Este nuevo episodio se suma a otros que han salpicado y puesto en tela de juicio en los últimos meses a distintos funcionarios, incluso de la cúpula, de la Fiscalía General de la Nación.

Al respecto, la entidad dijo que está trabajando con el apoyo del gobierno de Estados Unidos para combatir la corrupción a todo nivel, invitó la ciudadanía a denunciar este tipo de actos y cuestionó al ex fiscal Bayona por no dar a conocer antes estos hechos oportunamente.

Al tiempo que se conocía esta grabación, la Fiscalía hizo un nuevo remezón en la unidad antimafia (ver recuadro) y declaró insubsistentes a Héctor Escobar, a dos fiscales más, Milton Rodríguez y Martha Cristina Pineda Céspedes, y a tres técnicos judiciales, Julio César Salazar,á Libia María Cárdenas y JoséáAlfredo Díaz.

En el caso de Pineda, la Fiscalía evalúa si tuvo alguna responsabilidad en las interceptaciones que se hicieron al teléfono celular del mayor Francisco Ríos, quien era hasta hace cuatro meses, el edecán del Fiscal General.

OTRAS PURGAS.

El remezón que ha hecho la Fiscalía General en la Unaim (unidad antimafia) es el tercero en el año en esta dependencia y el cuarto, en todo el país, considerando la salida colectiva de fiscales que se produjo en la seccional de Cali.

El fiscal Alvaro Bayona fue retirado junto con el jefe de la unidad, Luis Fernando Torres, el 12 de abril pasado, luego de hacerse pública la pérdida de un expediente en el que estaba implicado, entre otros, el confeso narcotraficante Leonidas Vargas.

Cuatro días después, fueron retirados los fiscales Omaira Gómez y Efred Aníbal García Mora. También fue declarado insubsistente Humberto Lavado, jefe de transportes de la unidad y dos conductores.

El 26 de abril fueron retirados los fiscales Albeiro Yepes -quien tenía a su cargo el caso de la devolución de toneladas de coca de policías de Barranquilla a la mafia-, Carlos Iván Mejía, Gladys Sofía Bautista y Luz Marina Gutiérrez. También salió una técnico judicial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.