HABÍA UNA VEZ... UN DESASTRE

HABÍA UNA VEZ... UN DESASTRE

Son las 10:18 de la mañana y una detonación en una pequeña casa improvisada dispara la alarma del pueblo y los gritos de cientos de alumnos del colegio José Antonio Galán

29 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Son las 10:18 de la mañana y una detonación en una pequeña casa improvisada dispara la alarma del pueblo y los gritos de cientos de alumnos del colegio José Antonio Galán.

En dos minutos, tres policías acuden al lugar y, aunque acordonan la zona, una decena de curiosos se queda observando muy de cerca cómo las llamas consumen la vivienda.

Durante los siguientes 20 minutos una segunda y tercera explosión los sorprende de nuevo. El saldo: dos policías y un bombero muertos, además de las tres víctimas que ya había dejado la primera bomba. Ahora los bomberos se quedaron sin capitán y el Comandante de la Policía está solo dirigiendo la operación.

El cuerpo de bomberos del municipio y la Defensa Civil tratan de evacuar a los heridos, pero muchos de ellos se quedan tendidos en la carretera porque solo hay dos ambulancias para trasladarlos al hospital. Mientras van y vienen no tienen precaución y por poco atropellan a los pacientes que están en el andén. El médico tampoco aparece, tal vez se fue con los primeros heridos.

La prensa no para de interferir en la labor de rescate preguntándoles a los socorristas y tomando fotografías de primeros planos de los muertos y los heridos. Como si fuera poco, dos niños de no más de 5 años se pasean por el lugar sin que nadie se percate de su presencia.

Los bomberos creen que han terminado su labor después de sofocar las llamar durante 30 minutos, pero sin embargo se quedan en el lugar sentados tomando el agua que dos mujeres, una representante del ICBF y otra de la comunidad, les regalan para que se refresquen.

De pronto, un carro de la Alcaldía llega para ayudar a sacar heridos y los bomberos los suben de cualquier manera en medio del afán y de la angustia.

Mientras tanto, un hombre vestido de Defensa Civil se pasea por la zona con un maletín sin que nadie le haga una requisa. Al parecer lo único que está en orden es la evacuación de los niños del plantel, que se ha hecho con prontitud.

Cuando sea real...

Afortunadamente este era un ensayo para saber que tan preparados están los organismos de socorro, las autoridades y la comunidad del municipio en caso de atender una emergencia por explosión. Y aunque los resultados no fueron muy alentadores, en el fracaso de varias reacciones radicó el éxito de la jornada.

"Si hubiera sido de verdad habría llegado por los menos 50 afectivos de la Policía, pero como era un simulacro no llegamos sino unos pocos y por eso se cometieron tantos errores", fue la respuesta del coronel Pinzón, comandante de la Policía de Cumaral, cuando los observadores dieron a conocer los fallas en las que habían incurrido todos los participantes del evento.

Desde febrero de este año, los habitantes de Cumaral, Restrepo, Guamal, La Macarena, Granada y Puerto Gaitán han recibido capacitaciones encaminadas a formar comités locales de prevención y atención de desastres, y elaborar planes de contingencia con el fin de responder de manera adecuada a los desastres naturales y los derivados del conflicto armado.

Esta idea nació en agosto del 2003, a partir de uno de los componentes del proyecto de reducción del conflicto en zonas violentas del país, liderado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), y de un informe mundial sobre riesgos de desastres revelado hace tres meses en el que se establecía que una de las causas de las tragedias naturales podría ser el conflicto armado.

Durante este mes a Cumaral y a Restrepo les correspondió la fase práctica, de acuerdo con el tipo de desastre con mayor probabilidad de presentarse en cada uno. En el caso de Cumaral se trata de las explosiones, debido a que es un municipio afectado por constantes amenazas de tomas y presencia de fuerzas armadas al margen de la ley; y porque la empresa Llano Gas, de Villavicencio, viene instalando redes de gas domiciliario que pueden generar una emergencia de grandes proporciones por escape y explosión del combustible.

En el caso de Restrepo, la alerta es evidente por las inundaciones, ya que durante los meses de mayo, octubre y noviembre hay mayor probabilidad de que unos 1.200 habitantes de seis barrios ubicados en las dos márgenes del río Upín puedan ser afectados por la creciente de sus aguas.

"Solo en Cumaral el saldo fue de 8 muertos y 5 heridos, lo que nos lleva a corregir una serie de debilidades que se apreciaron durante los dos simulacros, después de una autoevaluación que hará cada una de las instituciones", dijo Jorge Cifuentes, director de Desastres de la Gobernación de Meta.

Manuel Mantilla, coordinador Operativo de la Defensa Civil de Cumaral y terrorista en el simulacro de ese municipio hizo algunas observaciones: "Hay que ser frío, lógico y calculador, así sea un ensayo, porque si practico bastante cuando llegue la realidad voy a actuar de manera adecuada".

La experiencia, aunque llena de deficiencias, trajo compromisos el del alcalde de Cumaral, Miguel Antonio Caro. "Cuando supe de la explosión me trasladé a la sede de bomberos para establecer allí el Puesto de Mando Unificado, sin embargo no fue posible porque el teléfono estaba cortado por falta de pago, eso es algo imperdonable", afirmó el mandatario.

Detalles tan mínimos como ese retrasaron la operación, a pesar de que desde el día anterior, Caro y su equipo ya se habían percatado de la falta de otras herramientas útiles que podrían conseguir a bajo costo. "Los bomberos necesitan desde una sirena que cuesta 3 500.000 hasta radios para comunicarse", dijo el mandatario.

FOTO:.

Los bomberos fueron los primeros en llegar después de la primera explosión, durante el simulacro realizado en el colegio José Antonio Galán, de Cumaral (Meta). Archivo particular

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.