POLÉMICA POR CAMBIOS EN PICO Y PLACA

POLÉMICA POR CAMBIOS EN PICO Y PLACA

Con mucho interés leí el artículo sobre las seis propuestas de modificación del Pico y Placa, y pienso que se podría considerar una séptima propuesta que podría ser interesante, y es la de implementar lo que los gringos llaman car pools .

29 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Con mucho interés leí el artículo sobre las seis propuestas de modificación del Pico y Placa, y pienso que se podría considerar una séptima propuesta que podría ser interesante, y es la de implementar lo que los gringos llaman car pools .

La idea es que en horas pico, en las vías principales como la calle 80 o la Autonorte (aquellas que tienen ya TransMilenio), los carriles centrales serían utilizados por carros particulares o taxis con dos o más pasajeros, mientras que los carriles exteriores (por ejemplo las paralelas de la Autonorte) serían usadas por los carros con un solo pasajero y transponerte público.

Juan Carlos Avila.

* * * *.

- Que se amplíe.

Ante el anuncio de reformar el Pico y Placa, opino que se debe ampliar a todo el día pues antes de las horas de Pico y Placa no se mueve un carro por la congestión vehicular. Un ejemplo es la calle 153 con avenida 9a. en las horas de la tarde y con paso del ferrocarril a bordo, sin personal del tránsito, ni del tren para bajar las varas de peligro.

Ricardo E. Caba Rosales.

* * * *.

- De a tres, fatal.

La única propuesta buena es la primera, extender el Pico y Placa. La de "obligar a las personas a ir con mas pasajeros" funcionaría, pero solo de manera pedagógica, no obligatoria porque hay personas que no trabajan en empresa y que utilizan su vehículo todo el día etc. Esa me parece fatal.

Luisa Camacho.

* * * *.

- El problema es de todos.

Acabo de leer el artículo sobre las posibles variaciones que se quieren implementar en el Pico y Placa bogotano; y quedo bastante preocupado porque lo que se quiere hacer es tapar el sol con un dedo. El tráfico de nuestra amada Bogotá no se podrá recuperar hasta que se resuelvan los problemas de fondo. Podemos intentar sacar de circulación miles de vehículos, pero si los que quedan no cumplen las normas (porque no las conocen), si la Policía de Tránsito no empieza a trabajar como debe, si los vehículos de servicio público siguen haciendo lo que les viene en gana, si las demarcaciones en las vías siguen siendo pobres, si seguimos estacionando donde nos de la regalada gana (pero eso si, con luces de parqueo), si seguimos haciendo reversazos de hasta dos cuadras cuando nos pasamos de la salida, y sobre todo si seguimos aplicando la mal llamada malicia indígena solo para hacernos en segunda y tercera fila en los cruces etc., podemos tomar todas las decisiones mencionadas en el artículo y esto no va a cambiar. Por favor, tomemos conciencia de la situación y cambiemos todos.

Camilo Fonseca Saether.

* * * *.

- Hagan su trabajo.

No parece que ninguna de las opciones sea la solución, los agentes se deben dedicar en esas horas pico a hacer que el tránsito fluya en las zonas que ya se tienen detectados los represamientos. Muchos de estos se dan por carros que hacen cruces prohibidos o pretenden burlar la cola.

Carlos Ortiz.

* * * *.

- Hace falta cultura.

Lo más triste de todo el cuento del Pico y Placa, es que solo afecta a los particulares, y al servicio público diferente a TransMilenio (aclaro que contra TansMilenio no tengo nada). Pero es importante revisar los niveles de contaminación -con ese cuento nos metieron el Pico y Placa- porque se está tergiversando la idea inicial, así como ha ocurrido con el dos por mil (hoy cuatro por mil) y la sobretasa a la gasolina.

El estado de las vías es deplorable, no hay opciones de tránsito, las medidas que se toman son absurdas, y la falta de solidaridad con los vecinos es grave, pues nota uno suntuosas 4x4 de 3500 cc, con un solo pasajero y con seis o más cupos disponibles. En cambio, a quienes intentamos hacer más llevadero el tránsito, los agentes nos desesperan con sus retenes, porque llevamos el cupo completo, como indagué esta mañana con un agente que habitualmente me detiene en Centro Suba, pues "ya se le hace sospechoso" que un carro transite con los cinco pasajeros; además, la destrucción que sufre un vehículo con los cinco pasajeros al tener que coger un cráter de los que se presentan en Suba y la Boyacá, o los hundimientos de la Boyacá o tan solo los reductores de velocidad que pusieron el la curva del Altos de Suba (tragedia del Agustiniano), sin contar con que no hay más por donde salir, y se convierten en vías obligadas para salir de Suba.

Nos hace falta más cultura a todos, pero sobre manera a los señores de los buses y a los agentes de tránsito, quienes sueltan a muchachos auxiliares bachilleres a controlar el tránsito en la ciclorruta en la Boyacá, y en cualquier momento van a causar una desgracia ya sea por cansancio o por ineficiencia.

Es triste que hoy estemos viendo el Pico y Placa como un elemento para acolitar la ineficiencia del Estado y sus triquiñuelas, y no como una medida ecológica para reducir los niveles de contaminación. Definitivamente, cada uno tira para su lado, y nos olvidamos del problema comunitario.

Manuel Alberto González

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.