LA PAZ, UNA UTOPÍA

LA PAZ, UNA UTOPÍA

La palabra más difícil de definir y de materializar es paz. Se suele comparar con unión, orden, tranquilidad, tolerancia, concordia, bienaventuranza y hasta con pasaporte para ganar el cielo . Y la connotación no puede ser otra: es una utopía.

29 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La palabra más difícil de definir y de materializar es paz. Se suele comparar con unión, orden, tranquilidad, tolerancia, concordia, bienaventuranza y hasta con pasaporte para ganar el cielo . Y la connotación no puede ser otra: es una utopía.

Es una ilusión que el ser humano ha tenido desde siempre pero por múltiples factores no ha podido realizar. Parece que es más fuerte el deseo de crear problemas y conflictos, que la voluntad de vivir en armonía y de amar al otro sin más interés que el ser digno y justo.

Vista de esta manera, la paz no pasa de constituirse en una expresión literaria. Pero tampoco podemos irnos al otro extremo como cuando un ilustre general macondiano propuso que "Colombia vivirá sin angustias y sobresaltos desde el momento en que no haya malos". La fórmula: limpieza social.

La verdad es que la paz jamás se logrará mientras no haya equidad, libertad y respeto por la vida. Muy contadas personas en el mundo están interesadas con estas tres responsabilidades. Da más dividendos promover la guerra. Por eso la moda hoy es hablar de guerra y no de paz. O si se habla de paz, también es para usufructuarla.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.