REFORMAS ECONÓMICAS, SIN AFANES

REFORMAS ECONÓMICAS, SIN AFANES

El gobierno le bajó el ritmo, por ahora, a las reformas económicas y decidió no apresurar su presentación al Congreso de la República.Ver gráfica (Recaudo de impuestos).

14 de abril 2004 , 12:00 a.m.

El gobierno le bajó el ritmo, por ahora, a las reformas económicas y decidió no apresurar su presentación al Congreso de la República.Ver gráfica (Recaudo de impuestos).

Aunque se esperaba que en la agenda estuvieran al menos cinco proyectos en materia económica, se decidió finalmente que no hay afán.

"No nos vamos a lanzar a reformas dramáticas" dijo ayer el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, en la Comisión Tercera del Senado.

La decisión causó sorpresa pues se pensaba que el gobierno quería aprovechar que todavía tiene alto el capital político para sacar adelante varias reformas.

Se daba como un hecho, por ejemplo, que el Acto Legislativo en materia pensional llegaría en los próximos días al Congreso, dado el trámite especial que requiere de ocho vueltas por ser reforma constitucional.

Sin embargo, el ministro de Hacienda anunció que no irá en la presente legislatura, precisamente porque sería apresurarlo demasiado para que pueda cumplir con los trámites legales de una reforma de esta naturaleza.

Lo más razonable, dijo el ministro, es avanzar en la discusión y una vez concertado presentarlo al Congreso, a partir del 20 de julio.

El gobierno considera que frente a los importantes resultados que se pueden lograr con esta reforma constitucional, en el largo plazo, bien vale la pena esperar seis meses.

Según el ministro de Hacienda, de presentarse en el segundo semestre de este año, podría estar aprobado hacia marzo del 2005.

A partir de allí, el gobierno espera tener avanzada la discusión de un proyecto de reforma pensional que se considera complemento del Acto Legislativo.

De todas maneras, en este tema pensional hasta el Fondo Monetario Internacional considera que no hay afán.

Robert Rennhack quien encabeza la misión de técnicos que visita por estos días a Colombia, dijo ayer que si bien la reforma pensional es muy importante, lo es en el largo plazo, pues sus efectos deben verse a partir del año 2008.

Incluso, consideró que el tema del Seguro Social da un cierto compás de espera, porque su déficit está incluido en la meta fiscal que para este año se ha acordado.

Sin embargo, hace unas semanas se había dicho que la necesidad de adelantar la reforma pensional radica en que en el 2004 se acaban las reservas del ISS. De ahora en adelante todo el déficit del régimen de prima media va contra el contribuyente, había señalado Minhacienda.

Y si en materia pensional no hay afán, tampoco lo hay en el tema de la reforma tributaria estructural.

El gobierno no quiere desgastarse en la discusión tributaria y a pesar de que el presidente Uribe ha insistido en su interés por el IVA general del dos por ciento, todo indica que la discusión se quedará congelada por ahora.

El ministro Carrasquilla anotó ayer que sobre impuestos no se ha tocado nada, ni en las mesas ni a nivel parlamentario.

Sobre este mismo particular, el directivo del FMI afirmó al inicio de su visita al país que no ve necesarios nuevos impuestos, aunque advirtió que es importante una reforma para perfeccionar el sistema tributario. Sería un proyecto para minimizar las actuales distorsiones que se presentan en Colombia en materia tributaria. "El nivel de ingresos está bien; no estamos esperando un aumento en esta materia", dijo.

Así las cosas, el gobierno pone por ahora en el congelador las propuestas que ya había esbozado el propio ministro de Hacienda en materia tributaria.

Entre ellas la ampliación de la base, como se planteó en el 2002; la intención de reducir la tarifa del IVA y eliminar los tratamientos diferenciales.

A comienzos del año el gobierno habló de la propuesta de eliminar las exenciones injustificadas (incluyendo pensiones) y que buscaría eliminar los impuestos distorsionadores como el del patrimonio y el de las transacciones financieras.

Para algunos, detrás de la decisión del gobierno de no apresurarse con las reformas económicas podría haber varias razones.

Entre ellas que prefiere concentrar la atención, propia y del legislativo, en los proyectos que tienen que ver con la reforma a la justicia, y el estatuto antiterrorista.

Pero además, hay quienes afirman que no se quiere distraer al Congreso con nuevos impuestos pues, como se sabe, sobre el tapete esta la propuesta de reelección presidencial.

A lo sumo el gobierno esperaría avanzar en el articulado sobre finanzas territoriales.

La idea es lograr una mayor flexibilización en los tributos regionales y en este sentido se busca ordenarlos y hacerlos más útiles, lo que le ayudaría a alcaldes y gobernadores en las finanzas regionales.

El ministro de Hacienda afirmó que este proyecto sigue en orden para estudio en la mesa del Acuerdo Político.

Sin embargo, aseguró que hay bastante concertación y tiene un buen ambiente entre gobernaciones y alcaldías.

El gobierno podría presentarlo a partir del 20 julio, pues se estima que no tendrá tropiezos en el Congreso.

***.

Se redujo la agenda.

Así las cosas, la agenda económica del gobierno al Congreso se reducirá en la presente legislatura a dos proyectos de ley.

La Reforma al Estatuto Orgánico del Presupuesto es en este momento la prioridad para el gobierno. También lo es para la misión del Fondo Monetario Internacional que visita el país.

El proyecto de reforma al estatuto del presupuesto ya fue radicado en el Congreso el año pasado, pero en las mesas del Acuerdo Político se le han hecho algunas modificaciones que serán incorporadas a la iniciativa del gobierno.

El objetivo de este proyecto es complementar la ley de responsabilidad fiscal, vinculando el proceso presupuestal a la restricción fiscal de mediano plazo.

En este proyecto se le pone límite al presupuesto, y queda expreso que las adiciones sólo se permiten para atender gastos imprevistos y extraordinarios.

Con esta iniciativa se elimina el concepto de "reserva de apropiación".

El gobierno se quiere concentrar también en un proyecto de ley que ya comenzó debate.

Se trata de una iniciativa que busca darle confianza al inversionista.

A través de este proyecto se pretende facultar al gobierno para adelantar contratos con inversionistas, de manera que pueda garantizárseles reglas del juego estable.

Se busca resolver una de las mayores quejas y reclamaciones de los inversionistas por la inestabilidad jurídica del país, entre ellas en materia tributaria.

Este proyecto lo impulsan el ministerio de Hacienda y de Comercio Industria y Turismo y se considera esencial para atraer la inversión extranjera.

En los dos proyectos anteriores se concentrará el gobierno en esta legislatura.

***.

FMI ve menores riesgos.

Robert Rennhack quien encabeza la misión del Fondo Monetario Internacional que visita al país, afirmó ayer que ve menos riesgos en el país que un año atrás.

Advirtió que una reforma tributaria no es un condicionamiento del organismo hacia Colombia, y tampoco una reforma pensional.

Por ahora, afirma que estarán atentos para conocer las diferentes alternativa que tiene el gobierno para presentarle al Congreso.

Rennhack también se mostró complacido por la cifra de crecimiento económico del año pasado (3,7 por ciento) y por el logro de mantener la inflación bajo control. "Todo eso nos parece muy positivo y creemos que se está cumpliendo el programa".

Precisamente, la misión tiene como propósito analizar en detalle las cifras de diciembre y marzo en materia fiscal.

El funcionario del FMI reiteró que el actual nivel de las reservas internacionales del país es adecuado y no en exceso.

Explicó que la revisión que comenzaron buscará asegurar que las políticas se mantengan consistentes con el logro de los objetivos del programa.

También se hará una revisión al cumplimiento de las metas a 31 de diciembre de 2003 y una evaluación a la evolución de los principales indicadores macroeconómicos del primer trimestre de 2004, entre los que figuran crecimiento, recaudo tributario, inflación y empleo.

Así mismo, a los funcionarios del Fondo les interesa obtener un panorama amplio de la coyuntura económica actual y las perspectivas para el resto del año.

Esta es la tercera revisión al Acuerdo Stand-By que tiene el país con el Fondo Monetario Internacional.

El Acuerdo fue suscrito por dos años en enero de 2003 por un monto de 2.200 millones de dólares.

El Acuerdo vence el 31 de diciembre de 2004.

La misión de funcionarios del organismo multilateral está encabezada por Robert Rennhack y lo acompañan además: Alberto Espejo, Harald Hirschhofer, Johannes Wiegand, Jorge Cayazzo, Irineu de Carvalho y Julio Acevedo.

Esta misión tendrá reuniones con el Banco de la República, la Dian, Fogafin, Dane y Superintendencia Bancaria.

También están previstas reuniones con entidades privadas como Anif y Fedesarrollo, así como con Interconexión Eléctrica, ISA.

***.

Revaluación sin trauma.

El gerente del Banco de la República, Miguel Urrutia, consideró que una revaluación como la que ha ocurrido este año puede ser absorbida sin trauma por la economía debido a que en el 2003, la tasa de cambio real se encontraba en un nivel muy competitivo.

En su informe al Congreso, en la Comisión Tercera del Senado, el gerente del Emisor recordó que la reversión de los flujos de capital de los colombianos ha implicado una revaluación nominal del peso con relación al dólar cercana al 4,7 por ciento en el 2004, coincidente con revaluaciones del euro, el yen y las monedas de Latinoamérica con relación a la divisa norteamericana.

Sin embargo, anotó que el gobierno y el Banco de la República están concientes de que una mayor revaluación puede generar problemas futuros.

"Por eso, el Banco ha participado en el mercado cambiario adquiriendo divisas para acumular reservas internacionales en los montos que considera compatibles con la prudencia monetaria. Adicionalmente, ha considerado importante que el déficit fiscal financiado externamente se modere", dijo Miguel Urrutia.

Pero aconsejó que un año económico favorable, como puede ser el 2004, se debe aprovechar para generar un mayor superávit fiscal y así reducir el peso de la deuda externa.

El gerente destacó el acelerado crecimiento económico en el 2003 y afirmó que puede llevar un incremento adicional en el presente.

Un factor que ha determinado que las perspectivas de la economía sean muy promisorias es el cambio que se ha producido en la cuenta de capitales de la balanza de pagos. ***.

Alertas para la economía.

Aunque la economía muestra recuperación hay algunas señales que podrían hacer no sostenible el crecimiento.

El Contralor General, Antonio Hernández Gamarra, presentó las alertas sobre las que pidió mayor atención del gobierno.

-En primer lugar algunas manifestaciones especulativas en el mercado de papeles. Un desborde en los precios podría tener consecuencias muy graves.

-Otro elemento que ve con preocupación la Contraloría es la no recuperación del consumo privado.

Según el Contralor la demanda interna sigue deprimida. El tema de las transferencias netas del exterior indican que hay un elemento adicional que está apoyando el ingreso y el consumo no está creciendo acorde con ello.

-También es factor de preocupación la situación de las finanzas del gobierno central. El Contralor Hernández Gamarra, insistió en el alto déficit del gobierno central.

Hoy los intereses de la deuda del gobierno central se comen dos veces lo que se comían a comienzos de los años 90.

Si bien el sector descentralizado produce un superávit primario el central lo absorbe.

El Contralor llamó la atención del gobierno para que controle el gasto pues estimó que el problema mayor que tiene el gobierno es el sector central y no el descentralizado.

Puede el país tener un gobierno nacional central deficitario y parte del financiamiento buscarlo en el sector descentralizado? La respuesta es literalmente no. Eso es insostenible dijo el Contralor.

Entre otras razones porque Ecopetrol, por ejemplo, tiene un límite sobre todo pensando hacia futuro. La Seguridad Social no podrá seguir generando superávit para que el gobierno central se lo absorba.

Al participar en la Comisión Tercera del Senado, el Contralor alertó por el desfase que se presenta entre la meta de presupuesto y lo que al final efectivamente se observa.

Es un problema latente año tras año. Por ello consideró importante que el Proyecto de Reforma al Estatuto Orgánico del Presupuesto se incluyan mayores controles a las adiciones presupuestales.

Ante los planteamientos del Contralor, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, afirmó que lo importante es que el crecimiento se está sustentando en la inversión privado. "Ese es el hecho importante del 2003. La sostenibilidad del crecimiento es más firme que si se hubiera logrado por la fuente del consumo de los hogares o del gobierno".

Carrasquilla destacó que se recuperó la confianza en los mercados y que prueba de ello es el comportamiento de las tasas de interés de los papeles del gobierno y de los spread de la deuda internacional.

En cuanto al mayor gasto del gobierno central, el ministro aseguró que este bajó del 21,5 por ciento como proporción del PIB al 20,9 por ciento entre los años 2002 y 2003.

El ingreso tributario como proporción del PIB subió en este período de 13,6 por ciento al 14,1 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.