DESARROLLO: LARGA ANDADURA

DESARROLLO: LARGA ANDADURA

Las Tertulias sobre Crecimiento Económico en la Presidencia de la República pueden ser una buena ocasión para buscar un acuerdo sobre el auténtico Plan de Desarrollo Nacional.

14 de abril 2004 , 12:00 a.m.

Las Tertulias sobre Crecimiento Económico en la Presidencia de la República pueden ser una buena ocasión para buscar un acuerdo sobre el auténtico Plan de Desarrollo Nacional.

El Editorial de PORTAFOLIO del pasado lunes sugiere, con razón, que lale dé paso a un ejercicio de amplia participación. Ello sería muy saludable en un país embebido en toda suerte de chicos pleitos, por falta de propósitos colectivos.

Un buen primer paso es aceptar que la erradicación de la pobreza es una larga andadura, que exige imaginar un futuro común. Salir del hueco requiere erradicar también elquien puedaque caracteriza a esta nación fragmentada, donde la Sociedad Civil es una caricatura.

Estamos obligados a ejercitarnos, en primer lugar, en una apertura cultural, que nos deje mirar en derredor nuestro. Resulta estúpido no vernos en el espejo de los grandes éxitos económicos de Asia. A este respecto, espero que Rudolf Hommes no pida mirar hacia Corea como si fuera un paradigma, sino como un ejemplo más de las complejas historias que se han dado en esa parte del mundo. Es útil estudiar los factores que han llevado a Africa a ser un continente de tragedia, y las causas que explican el aumento en más de veinte millones, en la última década, de la cohorte de pobres en América Latina.

Un Plan de Desarrollo Nacional debe construirse sobre un buen diagnóstico de las dotaciones de Colombia. Aquí, un medio ambiente tropical se combina con una estructura urbana y regional utilizable como dínamo de la generación de ingresos. Las ofertas rurales colombianas son inmensas, y pueden aprovechar ventajosamente las demandas mundiales en esta fase de la historia económica global.

Como hipótesis de trabajo, no es razonable proyectar una fase expansiva de bienes agrícolas tropicales por cuenta de procesos como el crecimiento de las economías China e India, el envejecimiento de plantaciones claves como el cacao y las grandes demandas globales de alcohol carburante fabricado con caña de azúcar?.

Es equivocado proponer que Colombiaconcentrarse en la industriay considerar la sociedad rural como un actor pasivo, marginal y costoso del desarrollo económico. Qué tal que el régimen político de Malasia hubiera desdeñado, en los años setenta, sus dotaciones agrícolas, que fueron la base de su acelerado desarrollo? La acumulación de capital en ese país arrancó, masivamente, de una estrategia exportadora de bienes tropicales. No es correcto acudir a las cifras actuales de participación del PIB agrícola en países como Corea, la misma Malasia, y Taiwán paraque lo rural no vale la pena y que el campo sólo sirve parafuerza de trabajo mientras se le encuentra empleo urbano.. Es obvio que el aumento de la productividad se concentra en sectores urbanos, de alta tecnología. No hay un solo país de alto desarrollo que exhiba un porcentaje de valor agregado nacional. Pero eso es harina de otro costal, después de los hechos, cuando la pobreza ha caído por debajo del 10 por ciento.

En fin, éste sí es un debate relevante, que apenas comienza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.