DOBLAR LA ESQUINA

DOBLAR LA ESQUINA

Es hora de doblar la esquina y encontrar un camino mejor . Es el consejo que Jan Egeland, muy buen conocedor de Colombia, nos dio el 9 de marzo. Es lo que está haciendo el presidente Uribe. Es lo que hay que profundizar en los próximos años. En todos los temas. No solamente en los de la paz, el conflicto armado o la crisis humanitaria.

29 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Es hora de doblar la esquina y encontrar un camino mejor . Es el consejo que Jan Egeland, muy buen conocedor de Colombia, nos dio el 9 de marzo. Es lo que está haciendo el presidente Uribe. Es lo que hay que profundizar en los próximos años. En todos los temas. No solamente en los de la paz, el conflicto armado o la crisis humanitaria.

Colombia está tramitando una descomunal agenda en medio de amenazas y desafíos extraordinarios. Todo ello lo hace sin utilizar poderes de emergencia.

Mencionemos los principales capítulos de esta agenda:.

El fortalecimiento de la fuerza pública y de la administración de justicia.

El proceso de paz integral.

La crisis humanitaria.

Las difíciles relaciones con los países vecinos.

La negociación del Tratado de Libre Comercio con la incorporación de la dimensión política que debe dar lugar a un tratamiento preferencial y, concurrentemente, la puesta en marcha de una agenda que ofrezca protección temporal a los sectores no competitivos y coloque al país en los niveles de competitividad indispensables para insertarse en el mercado de los Estados Unidos y, luego, en el global.

Cualquiera de estos temas por sí solo comprometería buena parte de las energías de un gobierno y de una sociedad. Algunos se preguntarán por qué no incluyo el tema de la reelección? Por una razón muy sencilla. La reelección debería ser el catalizador que propicia la construcción de una coalición mayoritaria en torno de un ambicioso programa no solo de gobierno sino de toda la sociedad para tramitar oportuna y eficazmente las respuestas a los desafíos arriba enumerados. Todo ello con el fortalecimiento de las fuerzas de oposición, indispensables en una democracia, que deben ser la alternativa si es que estas políticas no resultan apropiadas o fracasan.

Esta es la coyuntura que vive Colombia y que debe dar lugar a doblar la esquina para encontrar un camino mejor para todos. El objetivo no puede ser sino uno: prosperidad para todos y estabilidad política. Los conceptos de equidad, igualdad, reciprocidad, conveniencia nacional deben permear no solamente en las negociaciones de Libre Comercio, o mejor, de justo y libre comercio si no la de todos los programas que, implementados, colocarán a Colombia en el lugar que corresponde para competir en condiciones adecuadas en el escenario internacional.

Riesgos. Amenazas. Grandes oportunidades que requieren una respuesta ambiciosa, coherente, con una generosa visión de país. Sin miedo pero con la más alta disposición para saber lo que se debe hacer y lo que se debe evitar. El reloj de la historia no se va a detener para esperar a Colombia. Hay que doblar la esquina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.