LOS JINETES DEL APOCALIPSIS

LOS JINETES DEL APOCALIPSIS

La información que se tiene es vaga. No se sabe, siquiera, si están en Estados Unidos o no y mucho menos cuál sería el blanco. Sin embargo, el FBI y el Departamento de Justicia, lanzaron esta semana una afanosa casería humana contra siete individuos que creen podrían ser los encargados de planear y ejecutar un inminente atentado contra este país.

30 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

La información que se tiene es vaga. No se sabe, siquiera, si están en Estados Unidos o no y mucho menos cuál sería el blanco. Sin embargo, el FBI y el Departamento de Justicia, lanzaron esta semana una afanosa casería humana contra siete individuos que creen podrían ser los encargados de planear y ejecutar un inminente atentado contra este país.

Aunque sus nombres venían sonando desde hacía meses entre la comunidad de inteligencia, aparecieron en el radar nuevamente luego de que se interceptaron conversaciones de operarios de la organización terrorista Al Qaeda en la que dicen haber completado el "90 por ciento" de los preparativos para su próxima embestida. Otras pistas, como los testimonios de altos miembros de la organización capturados el año pasado, indicarían lo mismo.

Las autoridades mencionaron monumentos en Washington, la Cumbre del G-8, las convenciones demócratas y republicanas y hasta las mismas elecciones presidenciales como posibles objetivos. Pero lo hicieron porque son eventos o momentos en los que habrá reunido una gran cantidad de personas y por el impacto que tendría. Saben, eso sí, que entre los planes de Al Qaeda sigue estando el secuestro de aviones para usarlos como misiles y el uso de barcos y camiones para atacar plantas químicas o nucleares, por mencionar solo algunos.

En palabras del Fiscal General, John Ashcroft, los siete en cuestión, ya referidos como "Jinetes del Apocalipsis" tendrían "no solo el deseo sino la capacidad, para llevar a cabo dichos actos". EL TIEMPO le cuenta quiénes son y por qué están en la mira.

- Aafia Siddiqui.

Esta mujer paquistaní de 34 años es descrita por el FBI como un miembro activo de Al Qaeda y según la revista Newsweek es parte de una célula durmiente del grupo que debía realizar un atentado de seguimiento al del 11 de septiembre del 2001.

Siddiqui lleva años viviendo en E.U. donde obtuvo una maestría en biología de la Universidad de MIT. En los interrogatorios que se le realizaron a Khalid Shaikh Mohammed, capturado el año pasado y acusado de ser el autor intelectual de los atentados contra Washington y Nueva York, este miembro de Al Qaeda la describe como una "facilitadora" que debía ayudar a los terroristas una vez ingresaran a E.U.

En su apartamento en la ciudad de Boston, Siddiqui tuvo como huéspedes durante varios meses a ciudadanos de origen saudí, que realizaron varias transacciones financieras sospechosas entre ellas el pago de más de 20.000 dólares a academias de pilotaje en E.U. Como se recuerda, los terroristas que estrellaron los aviones contra las Torres Gemelas y el Pentágono entrenaron en este tipo de escuelas.

Hay registros también de que ella y su esposo Mohammed Amjad Khan, realizaron compras, y en repetidas ocasiones, a distribuidores de material bélico: partes para ametralladoras AK-47, trajes para el manejo de bombas, visores nocturnos, chalecos antibalas y manuales militares entre otras. También hay registradas múltiples transacciones bancarias de la pareja con una institución en Pakistán que las autoridades creen es usada como fachada de grupos terroristas. Ambos desaparecieron del área de Boston a comienzos del año pasado y se desconoce su paradero.

- Adnan Shukrijumah.

Natural de Arabia Saudí, vivió en Estados Unidos durante 15 años y actualmente se cree está en Marruecos. Maneja con propiedad el inglés y está muy bien conectado con la comunidad de musulmanes en el país, en particular en el sur de la Florida.

Hay varias pistas que apuntan en su dirección. Primero, porque tuvo estrecha relación -y sirvió de interprete- a Omar Abdul Rahman, condenado en E.U. por los atentados terroristas contra el World Trade Center en Nueva York de 1996. Pero también porque su nombre fue mencionado por Shaikh Mohammed (Ver caso de Aafia Siddiqui). Según este, Shukrijumah es miembro activo de Al Qaeda y habría recibido ya la orden de ingresar al país para realizar un "operativo".

Cuenta con pasaportes de varios países, entre ellos, Canadá y Guayana, y las autoridades saben que ha intentado reingresar a E.U. durante los últimos meses. Creen que sería el encargado de la parte operativa en un ataque pues entrenó para el efecto con otro reconocido terrorista, Ramzi Binalshibh.

Tienen certeza, a su vez, de que recibió lecciones de pilotaje en una academia de la Florida y que tuvo relación directa con los terroristas que lanzaron los ataques del 11-S. Se le vincula, además, con supuestos planes para detonar una bomba con residuos radiactivos en E.U.

- Abderraouf Jdey.

De 39 años y origen tunecino, se convirtió en ciudadano canadiense en 1995, lo que le facilitaría el ingreso a E.U. Aparece en un video que se encontró en Afganistán en la casa de Mohammed Atta, jefe militar de los atentados del 11-S. En el video, Jdey deja un mensaje suicida en el que promete inmolarse en su lucha contra los infieles.

Se cree que es parte de un segundo grupo de terroristas que debe hacerle seguimiento a los ataques contra Washington y Nueva York y que ya recibió entrenamiento en pilotaje de aviones. El año pasado, en el Estado de Maine, dos testigos dijeron ver a un hombre con sus características acompañado por otro que respondía a las de Adnan El Shukrijumah. La Policía intentó ubicarlos sin suerte.

- Amer El-Maati.

Ciudadano canadiense, nacido en Kuwait. Aparece en la misma cinta de video recuperada en Afganistán en la que también ofrece "hacerse mártir" dando su vida en un ataque contra E.U.

Las autoridades poseen grabaciones telefónicas en las que El-Maati, que tiene licencia registrada de piloto, discute el secuestro de un avión en Canadá que luego volaría a E.U. para hacerlo estrellar contra un edificio. Es buscado desde hace más de dos años y aunque se cree que está en Canadá, no lo han podido ubicar.

- Adam Gadahn.

Ciudadano estadounidense, nacido en California, se convirtió al Islam en 1995. El FBI dice que está asociado con Abu Zubaydah, otro alto operario de Al Qaeda capturado en Pakistán, y que asistió a los campos de entrenamiento que tuvo esta organización terrorista en Afganistán.

De los siete, es el único que había sido mencionado antes por las autoridades. El FBI dice que Gadahn le ha prestado múltiples servicios a Al Qaeda, entre ellos el de traductor. No creen que haga parte del operativo como tal pero piensan que podría aportarles información sobre los planes.

- Fazul Abdullah Mohammed y Ahmed Khalfan Ghailani.

El caso de estos es un poco diferente pues creen que de lanzar un ataque lo harían contra un objetivo estadounidense en el exterior. El primero es oriundo de las Islas Comores, y el segundo de Tanzania.

Ambos han sido acusados formalmente ante una corte de Nueva York por los atentados terroristas contra las embajadas de E.U. en Dar es Salaam (Tanzania) y Nairobi (Kenya) de agosto de 1998.

Hacen parte de la lista de los 20 más buscados en E.U. y se ofrece una recompensa de 25 millones de dólares a quien de información que termine en su captura. Aunque no hacen parte de Al Qaeda propiamente, lideran grupos en Africa asociados con Osama Ben Laden. Las autoridades sostienen le tienen los ojos puestos a los Juegos Olímpicos que se realizaran en Atenas (Grecia), durante el mes de agosto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.