MÁS SOBRE LA PÍLDORA DORADA:

MÁS SOBRE LA PÍLDORA DORADA:

Señor Director:

17 de abril 2004 , 12:00 a.m.

Señor Director:.

Leí su editorial sobre la píldora dorada, el 15 de abril. Creo importante destacar que debe haber una intersección entre la demografía -que se ocupa de la población desde el punto de vista estadístico- y la psicología -que se ocupa del comportamiento de los seres humanos-.

De existir una interacción entre las dos, se habrá logrado entender las consecuencias de las tendencias de población. La masificación de la planificación con la píldora en cuestión es un servicio de salud pública. Bienvenida.

Gerardo Bastidas Figueroa. M.D.

San Juan de Pasto.

* * * * Señor Director:.

Personalmente, creo que si bien la decisión de la píldora del día después es un avance en la protección de los derechos de las mujeres, es una medida ineficaz que beneficia solamente a algunas pocas afortunadas.

No todas las mujeres colombianas tienen la facilidad de lograr una cita médica al día siguiente de haber tenido relaciones sexuales para que su médico les formule la píldora. Intente llamar a cualquier ginecólogo, o cualquier médico, a ver cuál le da cita para el día siguiente. Prácticamente ninguno. Además de las inconveniencias logísticas para conseguir una cita médica al día siguiente, están las inconveniencias económicas. El sentimiento de impotencia y de desespero de una mujer con un embarazo no deseado no da tiempo para citas ni prescripciones médicas.

Revolucionario sería que los derechos sexuales y reproductivos fueran completamente respetados y protegidos por el Estado. Solo espero que este "pañito de agua tibia" del Ministro no acalle las voces que luchan por los derechos sexuales y reproductivos.

Ana María Blanco.

* * * * Señor Director:.

No puedo dejar de celebrar el que el periódico, siguiendo su filosofía progresista, respalde las acertadas medidas del Gobierno en materia de educación sexual. Soluciones prácticas a un problema real y creciente que no puede soslayarse ante argumentaciones morales y religiosas, a pesar del respeto y la tolerancia que debe profesarse frente a quienes hayan decidido llevar su vida de acuerdo con determinados principios y filosofías. Enhorabuena se complementan los esfuerzos tendientes a quebrar el círculo vicioso de la ignorancia y la falta de oportunidades que condenan nuestro pueblo a la pobreza.

Nicolás Pérez.

Bogotá.

* * * * Señor Director:.

Estoy en desacuerdo con su editorial del 15 de abril, en el que se refiere a la "esperanzadora alternativa" que tendrán los jóvenes al tener acceso a la píldora del día después. La píldora no sólo tiene un 15 por ciento de probabilidades de causar un aborto, lo que es contrario a nuestra Constitución, sino que tal "solución práctica" estimula el comportamiento irresponsable y la trivialización del sexo. A largo plazo, esto se traduce en unas relaciones afectivas superficiales y mayor número de rompimientos matrimoniales. La verdadera solución es una educación afectiva, profunda, basada en valores y principios humanos auténticos. De lo contrario, el panorama para los jóvenes no tiene nada de esperanzador.

Gabriel Esteban Rodríguez Escandón.

Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.