CAPACES EN CUALQUIER TERRENO!

CAPACES EN CUALQUIER TERRENO!

Los vehículos provistos de sistemas electrónicos inteligentes permiten que un conductor poco experimentado pueda salir airoso en situaciones peligrosas y difíciles.

17 de abril 2004 , 12:00 a.m.

Los vehículos provistos de sistemas electrónicos inteligentes permiten que un conductor poco experimentado pueda salir airoso en situaciones peligrosas y difíciles.

Para ello, algunos modelos de BMW, Audi, Ford, Porsche, Toyota, Subaru, Mitsubishi, Nissan y Renault, entre otros, cuentan con mecanismos de seguridad capaces de evitar accidentes, incluso, en las condiciones más adversas del terreno.

Un ejemplo claro lo constituye el Control Dinámico de la Estabilidad (DSC) que vigila, a través de sensores, el desplazamiento de las llantas del vehículo.

Los efectos positivos del DSC se notan, sobre todo, en las curvas, al impedir el subviraje que se presenta cuando la parte delantera del vehículo se desvía hacia el exterior de la curva, o el sobreviraje, cuando el eje trasero patina.

De esta forma, si un vehículo se desliza en línea recta mientras toma una curva a más de 80 kilómetros por hora, los sensores que miden la velocidad de una rueda con respecto a la otra, y en los sistemas más avanzados de controles de estabilidad le informan al computador si la trayectoria del vehículo no corresponde a la que llevan las llantas para que éste implemente las correcciones del caso piden que las llantas delanteras notifican la situación inmediatamente al computador del DSC.

Al mismo tiempo, este se encarga de frenar la rueda trasera que da al interior de la curva, con lo que se elimina el subviraje; así, las llantas recuperan el agarre y el carro ejecuta la maniobra.

En el caso del sobreviraje ocurre lo contrario: para impedir que el automóvil quede fuera de control, el DSC frena la rueda delantera situada en el exterior de la curva y el vehículo toma correctamente el trazado.

Control de tracción.

Vehículos como la BMW X3 presentan una característica muy especial: cuando se presiona la tecla DSC para desconectar el control de la estabilidad, en forma automática se activa el control de tracción.

Este sistema evita la pérdida de agarre de las ruedas motrices cuando no son capaces de transmitir al suelo toda la potencia desarrollada por el motor, a la vez que garantiza la máxima tracción posible en cualquier tipo de terreno sin que el vehículo pierda agarre.

Claro que donde mejor demuestra sus ventajas este mecanismo electrónico es en la montaña, cuando se acelera el vehículo en terrenos cubiertos de lodo o de piedras.

A estos sistemas inteligentes se suma ahora el innovador xDrive de tracción en las cuatro ruedas, que distribuye la potencia entre los ejes delantero y trasero de forma variable y continua, con el fin de garantizar una conducción segura en todas las situaciones y en todo tipo de terreno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.