ERA HORA DE ROMPER LAS ATADURAS, AFIRMARON LOS MAGISTRADOS SALVADORES TRIUNFÓ LA JURISPRUDENCIA AVANZADA

ERA HORA DE ROMPER LAS ATADURAS, AFIRMARON LOS MAGISTRADOS SALVADORES TRIUNFÓ LA JURISPRUDENCIA AVANZADA

La comisión de cinco magistrados que salvó del temido naufragio al decreto sobre la constituyente, planteó en el momento decisivo del debate que había llegado la hora en que la Corte debía romper las ataduras de su jurisprudencia. Fabio Morón Díaz, Hernando Gómez Otálora, Jorge Carreño Luengas, Alberto Ospina Botero y Pedro Lafont Pianeta, lograron persuadir a la mayoría de que el artículo 218, que hacía que las reformas constitucionales fuesen patrimonio del Congreso, no podía seguir doblegando la voluntad popular.

12 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Ese precepto, según ellos, resultaba obligatorio únicamente para las cámaras legislativas, pero no para el pueblo, llamado por los técnicos constituyente primario .

La interpelación final, que consiguió la exigua mayoría de un voto, fue presentada por el constitucionalista Hernando Gómez Otálora, que con aquellos cuatro colegas integró una comisión de reajuste cuando la división de opiniones parecía conducir al debate.

El revolucionario planteamiento sobre la necesidad de romper esas ataduras fue presentado hacia las 3:30 de la tarde del martes, en momentos en que la división de opiniones dividía la Corte en dos bandos y hacía previsible un empate.

Según la comisión, integrada por iniciativa de Carreño y Lafont, presidente y vicepresidente de la Corte, la jurisprudencia que elevaba al 218 a la condición de mandato inapelable, inició su avance el 24 de mayo último.

Ese día la Corte estableció plena conexidad entre las causas que motivan las crisis de orden público y el anhelo de reformas de la mayoría y le abrió el paso a la constituyente, según análisis de los propios juristas.

Según fuentes de la corporación, el magistrado Fabio Morón leyó, para demostrar ese avance, apartes del fallo que en aquella ocasión declaró constitucional el decreto 927, mediante el cual la Registraduría quedó autorizada para escrutar la séptima papeleta.

Morón, que esa vez fue también uno de los salvadores del decreto, hizo énfasis en el aparte en el que la Corte interpretaba la voluntad del pueblo al observar que las actuales instituciones resultaban inadecuadas para conjurar la crisis.

Luego se procedió a la votación, con base en la interpelación escrita de Gómez Otálora, y se encontró que la mitad más uno --la mayoría mínima requerida-- dejaba abierto el camino para el establecimiento de la llamada constituyente soberana.

Los doce magistrados que no compartieron la opinión mayoritaria tienen plazo hasta el lunes próximo para redactar sus salvamentos de voto que, según los expertos, serán piezas tan históricas como la sentencia misma.

La Corte estimó que el decreto 1926 guarda estrecha relación con el 927 y recordó que en la sentencia que declaró exequible este último quedó consignada la siguiente premisa: Le corresponde al Presidente, acorde con la etiología, de los regímenes políticos de América Latina ser impulsor de la acción del gobierno, clara y legítimamente utilizada en el presente caso, para permitir registrar la expresión de la voluntad popular acerca de la posibilidad de integración de una Asamblea popular, para fortalecer la democracia participativa, en la cual estén representadas las fuerzas sociales, políticas y regionales de la Nación .

De acuerdo con las consideraciones contenidas en la nueva sentencia, La Corte no le dijo aquella vez al Jefe del Estado que convocara él la Asamblea, sino que a él correspondía ser el impulsor de un proceso de esa naturaleza.

Insistió en que el Jefe del Estado no ha convocado, entre otras cosas porque no puede hacerlo, a la Asamblea, sino que simplemente está permitiendo que el pueblo lo haga.

Precisó que hasta ahora el pueblo no ha derogado nada, pues la Constitución y las leyes actuales siguen vigentes y en consecuencia no se ha creado el vacío jurídico e institucional del que algunos han hablado.

El presidente de la Corte ha anunciado que la próxima semana será divulgado el texto de la sentencia y los salvamentos de voto de los magistrados que discrepan de ella.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.