ENCUENTRO CON UNA MUSA RANCHERA

ENCUENTRO CON UNA MUSA RANCHERA

Una bailarina que se fracturó un pie fue la causa primera del encuentro entre Alicia Juárez y el compositor mexicano José Alfredo Jiménez. Juárez tenía solo 16 años en ese entonces y Jiménez llegaba a los 43. El cantor ranchero estaba de gira por California cuando una de sus bailarinas tuvo el accidente y, de inmediato, llamaron a Alicia para que la reemplazara.

31 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Una bailarina que se fracturó un pie fue la causa primera del encuentro entre Alicia Juárez y el compositor mexicano José Alfredo Jiménez. Juárez tenía solo 16 años en ese entonces y Jiménez llegaba a los 43. El cantor ranchero estaba de gira por California cuando una de sus bailarinas tuvo el accidente y, de inmediato, llamaron a Alicia para que la reemplazara.

La diferencia de edades no fue impedimento para que Jiménez descubriera en ella, además del talento, a la persona con la que quería compartir el resto de sus días. "Tengo tantos recuerdos bonitos al lado de él, que no alcanzaría el tiempo para hablar de ellos", comenta Alicia Juárez.

Jiménez falleció hace 30 años y su viuda, que ahora tiene 51 años, se presentará en Bogotá, para recordar con el público capitalino las aclamadas canciones del ídolo mexicano como No me amenaces, Cuando vivas conmigo y La media vuelta.

Más de 50 composiciones fueron inspiradas por ella. Muchas de estas son parte del repertorio que Juárez presenta en sus espectáculos. "En general todas las canciones de José Alfredo me conmueven -dice la mexicana-. También depende de cómo me sienta. Si estoy enamorada obviamente me gustan las de amor o si por el contrario estoy triste, prefiero las melancólicas".

Además de haber grabado más de 25 discos, en su país es conocida por ser una gran actriz de la pantalla grande. Participó en nueve películas de las cuales cinco interpretó roles principales pero nunca se sintió segura en ese terreno.

"El cine nunca fue mi fuerte -comenta la polifacética artista-. Por muchos motivos nunca me sentí muy bien ante las cámaras. Además no pienso seguir haciendo más cine porque ahora esta de la patada. Ya no es como antes cuando se hacían películas campiranas, donde había música de mariachi, con historias sencillas pero muy arrabaleras".

Ha sido premiada y coronada tantas veces como su belleza y talento le han permitido. En 1968 ocupó el segundo lugar en el concurso Señorita México de Los Angeles, ese mismo participó en el Desfile de las Rosas y posteriormente fue nombrada reina de las Fiestas Patrias en Oxnard y reina del Baile Blanco y Negro.

"Ya a mi edad no necesito más coronas -dice la viuda de Jiménez-. En este momento el premio más grande que uno puede recibir, puede sonar cursi y de cajón, pero es la verdad, es el aplauso y el cariño de la gente. Los premios y trofeos uno los puede tener arrumados pero el afecto y la presencia del público es lo que más vale".

En esta oportunidad su presentación en la capital del país tendrá un toque diferente. Junto a ella, en escena, estará el renombrado grupo de música popular-bolero, el trío Los Panchos. "Me siento muy feliz y estoy muy ansiosa de trabajar con ellos -añade Alicia Juárez-. Anteriormente he actuado hasta con grupos de música country, pero es la primera vez que lo voy a hacer con un trío".

- Alicia Juárez y Los Panchos. Teatro Jorge Eliécer Gaitán, 4 y 5 de junio. Carrera séptima No. 22-47. Teléfono: 3346800.

FOTO/Archivo particular.

Alicia Juárez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.