PEOR, IMPOSIBLE

PEOR, IMPOSIBLE

Como si se tratara del título de otra película protagonizada por Jack Nicholson, los colombianos ahora presenciamos perplejos. cómo los sectores palaciegos de Uribe Vélez, las emprendieron a patadas contra la Constitución Política de 1991, tratando de reformarla a como de lugar, para entronizar a suen el poder por tiempo indefinido. Se negaron a permitir cualquier debate democrático sobre el tema, se abstuvieron de estudiar en serio los eventuales impedimentos de algunos de los congresistas que lo votarían, no aceptaron la transmisión televisada de los discursos, tal vez para que el país no se enterara de sus falencias ideológicas, cuando de proteger una canonjía personal o familiar se trata

25 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Como si se tratara del título de otra película protagonizada por Jack Nicholson, los colombianos ahora presenciamos perplejos. cómo los sectores palaciegos de Uribe Vélez, las emprendieron a patadas contra la Constitución Política de 1991, tratando de reformarla a como de lugar, para entronizar a suen el poder por tiempo indefinido. Se negaron a permitir cualquier debate democrático sobre el tema, se abstuvieron de estudiar en serio los eventuales impedimentos de algunos de los congresistas que lo votarían, no aceptaron la transmisión televisada de los discursos, tal vez para que el país no se enterara de sus falencias ideológicas, cuando de proteger una canonjía personal o familiar se trata.

.Y luego para colmo, de peras en el olmo, tuvieron que aplaudircomo decía el poeta cartagenero Luis Carlos López, y consiguieron a lasun prejuzgamiento de los miembros del Consejo de Estado, paquidérmico organismo atrofiado, donde para conseguir siquiera algún pronunciamiento jurisdiccional, hay que acudir a la vía de la Tutela, en cambio, en este extraño caso, en menos de 48 horas, los diligentes burócratas, procedieron a impartir una absolución anticipada, para todos aquellos parlamentarios, que estén propensos a quebrantar el régimen de las inhabilidades. Y lo más deplorable para nosotros, es que un Magistrado tolimense, fue de los primeros en suscribir este despropósito jurídico, sin darse cuenta que cuando lleguen las demandas por pérdida de investidura contra todos los incursos en la mencionada conducta, estos acuciosos consejeros, tendrán a su vez que declararse impedidos, pues ya emitieron un preconcepto sobre el mismo caso. Y hasta ahí, losel río.

No sabemos que giro tomen los debates cuando el proyecto llegue a la Cámara de Representantes. Este cuerpo siempre se ha distinguido por tener un espíritu más independiente y más crítico que esas legendariassagradasdel Senado de la República, pero en todo caso, de lo que sí estamos seguros, es de la agresiva arremetida de presiones, amenazas, promesas burocráticas, contra los indefensos congresistas que no quieran dejarse imponer criterios que no comparten, tratando de obligarlos a dar brazo a torcer, por la razón o por la fuerza. Por eso es casi seguro que la reelección será impuesta de todas maneras, así la Constitución Política de Colombia salga de la contienda muy maltrecha, desdentada y cruzada de moretones y magulladuras, pero qué podemos hacer si este es el inconfundible estilo de gobierno que pretenden imponernos y que ahora algunos se mueren por prolongar. Y como van las cosas hasta la propia Fuerza Pública, tratará de tomar partido en el debate a su manera, como ya lo hizo la semana pasada en Cartagena, cuando no vaciló en agredir con bolillos y gases lacrimógenos contra los congresistas que en forma pacífica protestaban contra la imposición del Tratado de Libre Comercio (T.L.C.), por parte de la banca y el gobierno norteamericano, pues parece que en el país pensar diferente se volvió un delito y disentir, está a punto de ser elevado a la categoría de Traición a la Patria.

Pero como dicen los campesinos en Chaparral:una cosa piensa el burro y otra el que lo está enjalmandoPues ocurre que la Reelección puede ser impuesta a lospero estos procedimientos poco ortodoxos para reformar la Constitución, sin duda afectarán la imagen de Uribe Vélez, no sólo por negarse al debate con todos aquellos que no piensen como él, sino también, porque desde que llegó a la Presidencia de la República no se ha ocupado por ninguno de los problemas fundamentales de la nación, por estar dedicado de manera exclusiva a promover sucesivas campañas electorales, que sólo lo benefician a él, pero están lejos de los verdaderos intereses de los colombianos. Su primer año de mandato, que es cuando se espera del nuevo gobernante, el anuncio de las grandes soluciones para el futuro, lo invirtió en un Referendo que la opinión no acogió. Ahora se encuentra enfrascado hasta las orejas en el embeleco de la Reelección y si ésta resulta, estará ya en la recta final de su propia campaña reeleccionista, y a todas éstas, ya se le habrá acabado el cuatrienio presidencial, sin nada positivo que mostrar y resulta que, como decía alguien:El pueblo solo reelige un mandatario, cuando su primer período ha sido bueno

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.