MUCHO TANGO EN LA CIUDAD

MUCHO TANGO EN LA CIUDAD

Aún no es tiempo de recordar la muerte de Gardel, ocurrida el 24 de junio de 1935 en el aeropuerto Olaya Herrera, y ya en la ciudad comenzaron los homenajes al tango.

29 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Aún no es tiempo de recordar la muerte de Gardel, ocurrida el 24 de junio de 1935 en el aeropuerto Olaya Herrera, y ya en la ciudad comenzaron los homenajes al tango.

En el teatro Universidad de Medellín se presentó el pasado miércoles Sueño de Tango , una agrupación de 33 niños y jóvenes, entre los 3 y los 22 años, de la academia Rumba y El Balcón de los Artistas.

La muestra de danza y canción, acompañada por la Orquesta Típica, fue una iniciativa de estas instituciones como preámbulo al mes del tango, a celebrarse desde el martes próximo.

El espectáculo llenó el teatro. Y es que según su organizadora, Beatriz Gómez, el tango es la prueba de cualquier buen bailarín. Esto es una muestra de que el tango no va a morir en la ciudad .

Como éstas, otras instituciones abrieron durante esta semana su homenaje particular al tango. La biblioteca José Félix de Restrepo, de Envigado, inauguró ayer la exposición Homenaje a Gardel y a la cultura , una retrospectiva de la obra de Horacio Arbeláez.

En total son 35 cuadros los que decoran la biblioteca en el segundo y tercer piso. La exposición estará abierta al público hasta el 24 de junio, dos días antes de que termine la semana del tango en Envigado, jornada de charlas y presentaciones musicales que se realizará en la misma biblioteca.

Según Denis Duván Ospina, de esa institución, se pretende recordar la vida de Gardel y no la muerte. La gente está cansada de que digan que Gardel murió a las 3:06 p.m. o que murió en el F 31 Ford de la Saco en el aeropuerto. Al zorzal hay que mostrarlo vivo, recordarlo por sus canciones , dijo Ospina.

Por su parte, el Hotel Nutibara no se quedó atrás, y en el intento de recuperar la noche en el centro de Medellín inició los Jueves del tango , que con el acompañamiento de la agrupación Vos Tango dio un verdadero espectáculo a los asistentes.

Por último, no hay que olvidar que la palabra tango, y todo lo que ella recuerda, está tan vigente como siempre. En el bar Atlenal, en Envigado, y en El Ultimo Tango, en Barrio Triste, un hombre llora y disfruta un tango. Volver, Mi noche triste o El día que me quieras son obras que están latentes en algún lugar de la memoria.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.