TEODOLINDO, EL ESCURRIDIZO

TEODOLINDO, EL ESCURRIDIZO

El jueves pasado, la pregunta que muchos se hicieron en la Comisión Primera de la Cámara, cuando se debatía el proyecto de reelección presidencial inmediata, fue: Qué se hizo Teodolindo Avendaño, que se había comprometido con los del No?

05 de junio 2004 , 12:00 a.m.

El jueves pasado, la pregunta que muchos se hicieron en la Comisión Primera de la Cámara, cuando se debatía el proyecto de reelección presidencial inmediata, fue: Qué se hizo Teodolindo Avendaño, que se había comprometido con los del No?.

A los congresistas les pareció extraña la ausencia de su colega conservador vallecaucano, que generalmente es uno de los primeros en llegar a las sesiones.

Cuando la transmisión por televisión llevaba cerca de dos horas al aire, a las 11:20 de la mañana, Avendaño ingresó discretamente al recinto y tomó asiento. Allí estuvo por menos de hora y media, hasta cuando salió para almorzar.

Sin embargo, a medida que avanzaba la tarde y se acercaba el momento de la votación, los representantes que se oponían a la reelección se preguntaron una y otra vez: " Y qué se hizo Teodolindo?".

El martes en la noche, Avendaño -que hasta entonces estaba indeciso frente al proyecto- fue uno de los que concurrió a la casa de su colega Clara Pinillos y posó para una foto junto a los se declararon enemigos de la reelección. Eran 16 y tenían otros dos votos, con lo cual el proyecto se hundiría.

A última hora, Yidis Medina cambió de bando y aseguró 18 votos para el Sí.

Pero era una ventaja de solo un voto. Por eso, la ausencia de Avendaño el jueves produjo hasta carcajadas, cuando su colega liberal Joaquín José Vives propuso pedirle al Defensor del Pueblo que activara el sistema de búsqueda urgente -que se utiliza para los casos de desaparición- y estableciera el paradero del representante.

Horas antes, cuando ya era notoria su ausencia, EL TIEMPO se dirigió a su oficina, en el cuarto piso del edificio nuevo del Congreso y allí lo encontró sentado cómodamente y siguiendo por televisión el debate.

En el corto diálogo que sostuvo con este diario, Avendaño, en medio del nerviosismo que le produjo la visita, confirmó que en la noche del miércoles se había reunido en la Casa de Nariño con el presidente Alvaro Uribe, a quien le reiteró la necesidad de llegar a un acuerdo humanitario para liberar a todos los secuestrados en poder de los grupos alzados en armas, entre ellos los 12 ex diputados del Valle.

Y cuando EL TIEMPO le preguntó si iba a volver al debate, aseguró que minutos más tarde bajaría a la Comisión. Pero la promesa no se cumplió.

Ayer, en diálogo telefónico con este diario, Avendaño dijo que no había regresado al debate porque después de almorzar recibió una llamada de Cali, en la que su hijo, de 18 años, le informó que había estrellado el automóvil de una compañera de la universidad.

"Ante esa circunstancia, tuve que tomar un vuelo hacia Cali. Como no pude tomar el avión de las 5 de la tarde, me tocó esperar el de las 6 y por eso llegué tarde a mi casa. Ahora estoy llegando a Cali para arreglar con la muchacha todo esto de los daños", sostuvo.

Al volvérsele a preguntar sobre la reunión con el Presidente, el representante negó el encuentro. "No es cierto si algo se ha comentado sobre eso", dijo.

Pero cuando EL TIEMPO le recordó que él mismo había confirmado la visita a Uribe, respondió: "Tal vez dije una ligereza. Yo estaba en ese momento angustiado y con dolor de cabeza por el problema del niño".

Y advirtió que después del 12 de junio, cuando el proyecto entra a estudio de la plenaria de la Cámara, participará en la votación.

Sin embargo, advirtió: "Si para esa época el Presidente da la noticia de que abre las puertas para un acuerdo humanitario, desde luego que estaré votando favorablemente el proyecto, pero si no lo hace, votaré negativamente".

En más de una ocasión reiteró, como queriendo dejar una constancia: "No he estado sacándole el cuerpo a esta situación. Solo han sido coincidencias que se han presentando".

Por ahora, los uribistas confían en que Teodolindo aparezca este lunes para que los acompañe a respaldar el estatuto antiterrorista.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.