VENEZUELA, TENDRÁ EL MAYOR CRECIMIENTO

VENEZUELA, TENDRÁ EL MAYOR CRECIMIENTO

Venezuela registrará este año la mayor cifra de crecimiento económico de todo el mundo, por encima incluso de China, según un informe del FMI que advierte sin embargo que todo dependerá de que se resuelva la crisis política de manera ordenada.

22 de abril 2004 , 12:00 a.m.

Venezuela registrará este año la mayor cifra de crecimiento económico de todo el mundo, por encima incluso de China, según un informe del FMI que advierte sin embargo que todo dependerá de que se resuelva la crisis política de manera ordenada.

En su informe "Perspectivas Económicas Mundiales", el organismo prevé un crecimiento económico del 8,8 por ciento este año. Esta cifra se debe a la contracción del 8,9 por ciento en 2002 y del 9,2 por ciento en 2003.

Para 2005 el aumento del PIB debería ser del 1,1 por ciento, calcula el informe. Esto significa que Venezuela pasaría de ser la economía de América Latina con el mejor desempeño en el 2004 a la del peor comportamiento el próximo año.

El crecimiento "depende de manera crítica de que se resuelva la crisis política de una manera ordenada y que se produzca la recuperación correspondiente en la confianza de consumidores y empresarios", explica el FMI.

La institución advierte sobre el deterioro presupuestario que vive el país. Hoy Venezuela es más vulnerable ante una eventual caída de precios del petróleo o a un deterioro en las condiciones de financiación externa.

El FMI prevé un crecimiento del 3,9 por ciento en América Latina para este año, lo que representa un aumento de 0,4 puntos frente a las últimas previsiones hechas por la entidad.

El Fondo prevé también un crecimiento económico para la región del 3,7 por ciento en 2005. Esta alza se ve apoyada por "el robustecimiento de la demanda interna, unos precios más altos de las materias primas y la recuperación global", explica el informe.

La recuperación estuvo animada, en un primer momento, por la demanda externa pero "de modo más reciente la demanda doméstica ha comenzado a recuperarse". Las exportaciones también han permitido una mejora en la balanza por cuenta corriente, que registró un pequeño superávit en 2003, el primero en 35 años.

El Fondo espera que se consolide la recuperación a lo largo de 2004 pero "las perspectivas siguen siendo sensibles a un deterioro en el clima financiero global o errores de política interna que afecten a la confianza de los inversores".

El desempleo continúa en unos niveles altos, lo que ha contribuido a tensiones sociales en varios países. En este sentido, el Fondo recuerda que reducir los altos niveles de deuda pública "acarrearía una serie de beneficios en las condiciones sociales a largo plazo".

***.

Alerta por tensión social.

El Fondo Monetario Internacional confirmó el fuerte impulso de la economía latinoamericana par este y el próximo año, pero expresó su preocupación por la persistencia de elevados índices de desempleo y pobreza que pueden generar, según dijo, un incremento en las tensiones sociales.

"Estas presiones sociales representan un considerable reto para los gobiernos, no sólo porque han socavado la estabilidad gubernamental en varios países sino porque tienen que encararse frente al problema ya existente de los altos niveles de endeudamiento público", asegura el organismo en su informe Panorama Económico Mundial Abril 2004.

Raghuram Rajan, economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo que la intranquilidad social y el incremento del gasto social en los presupuestos nacionales para aliviar las presiones públicas ha sido una creciente preocupación institucional.

"La pregunta que se plantea es si podemos encontrar espacios en los presupuestos... para dirigir ciertos gastos hacia las necesidades sociales y aliviar algunas de las presiones que puedan surgir", dijo. "Estamos en busca de una fórmula".

***.

Ecuador rezagado.

Para el FMI la difícil situación política en Ecuador está retrasando reformas necesarias, a pesar de que se prevé un alto crecimiento en el país este año.

Gracias a los altos precios del petróleo y la apertura de un nuevo oleoducto, Ecuador crecerá un 5,9 por ciento este año y un 3,6 por ciento en 2005 en términos reales -descontada la inflación-, comparado con el 2,6 por ciento el año pasado, explicó el FMI.

Sin embargo, el Fondo alertó de que "la difícil situación política está retrasando las necesarias reformas fiscales y estructurales, y la posición presupuestaria es vulnerable a una caída de los precios del petróleo".

Este organismo prevé una disminución en la inflación, que terminó 2003 en un 7,9 por ciento y que será de un 3,2 por ciento este año y un 2,7 por ciento en 2005.

***.

Economía mundial, mejor de los esperado.

La recuperación económica mundial será más fuerte de lo previsto en 2004, gracias a Estados Unidos y a China, pero si las tasas de interés aumentan demasiado rápido podrían dificultar la reactivación, aseguró el FMI.

El crecimiento del PIB mundial podría alcanzar 4,6 por ciento en 2004, antes de desacelerarse muy ligeramente a 4,4 por ciento en 2005, según el informe semestral Perspectivas Económicas Mundiales del organismo, difundido previo a su reunión de primavera conjunta con el Banco Mundial, que tendrá lugar el fin de semana en Washington.

En setiembre pasado, el FMI esperaba un crecimiento del 4 por ciento para este año.

El FMI, que no excluye que a corto plazo el crecimiento mundial sea aún más importante de lo previsto, subraya no obstante que los "riesgos geopolíticos -incluyendo ataques terroristas- y los precios del petróleo comienzan a constituir temas de inquietud".

En cuanto a los principales desafíos a superar, el Fondo evoca el "aumento de los desequilibrios mundiales, en especial el pesado déficit de la balanza de pagos corrientes en Estados Unidos y los excedentes fuera", especialmente en los países asiáticos emergentes, y la gestión "de la transición hacia tasas de interés más elevadas", que están actualmente en un nivel históricamente bajo (1 por ciento) en Estados Unidos.

Las tasas estadounidenses podrían aumentar a partir del segundo semestre del año, según los pronósticos del FMI, mientras que el Banco Central Europeo es, por el contrario, invitado a bajar sus tasas "si los indicadores económicos siguen sugiriendo que el ritmo ya débil del crecimiento se debilitó aún más y la perspectiva de inflación se mantiene moderada".

"Uno de los principales desafíos para los bancos centrales será comunicar sus intenciones lo más claramente posible a los mercados, de manera de reducir los riesgos de cambios abruptos en las expectativas", indicó el informe.

***.

Consejos del FMI.

En general, el FMI aconseja tanto a los países ricos como a los países en desarrollo aprovechar esta recuperación para atacar los desequilibrios fiscales, con Estados Unidos a la cabeza, y para favorecer las reformas estructurales necesarias para mejorar el potencial de crecimiento, la flexibilidad y la resistencia a eventuales shocks.

Los países industrializados deberían aprovechar la reactivación para atacar los problemas de seguridad social y jubilación, mientras que las naciones emergentes y en desarrollo podrían reforzar sus sistemas fiscales para enfrentar mejor sus deudas, según el informe.

***.

Fragilidad de la zona euro.

La recuperación económica de la zona euro sigue más lenta que la del resto del mundo y si la situación se degrada podría ser necesaria una baja de las tasas de interés, estimó el FMI.

La zona euro podría registrar una tasa de crecimiento de 1,75 por ciento este año, y de 2,25 por ciento en 2005, pero, "como los recientes indicadores no muestran una mejoría, el vigor de la recuperación es incierto", estima el FMI en su informe semestral sobre las perspectivas económicas mundiales.

***.

Incertidumbre por Japón.

La recuperación económica en Japón será más fuerte de lo previsto en 2004, según el FMI, que de todas formas se mantiene prudente sobre la duración de esta mejora.

"En Japón la recuperación siguió siendo muy superior a lo esperado, con un alza del PIB de 2,7 por ciento en 2003" contra 2 por ciento previsto en septiembre pasado, indicó el Fondo.

Para 2004, la revisión es más espectacular: el FMI espera un crecimiento de 3,4 por ciento del PIB japonés, 1,9 puntos porcentuales por encima de lo estimado en septiembre.

Pero, "en el estado actual de las cosas, una cuestión clave es saber si la recuperación japonesa puede continuar o, como vimos con otras recuperaciones desde el estallido de la burbuja financiera, si se trata una vez más de una falsa mejora", advirtió el organismo.

Los riesgos abundan, y "una fuerte apreciación del yen" podría ser fatal, opinó el FMI. Para consolidar la recuperación, las autoridades japonesas deben en primer lugar terminar con la convicción de que la deflación, que afecta a la economía, continuará, señala el FMI.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.