Secciones
Síguenos en:
MARIANO EN OBRA NEGRA

MARIANO EN OBRA NEGRA

Todos los días, por espacio de una hora, un grupo de cerca de 15 personas de escasos recursos ven pasar en un video el sueño de su vida: tener casa propia. La escena se repite en el tercer piso de la sede política del concejal Mariano Enrique Porras (carrera 13 con calle 48) en una pequeña sala donde hay varias bancas de madera distribuidas en fila frente a un televisor a color, un betamax, una mesa, la maqueta de una casa y un papelógrafo.

Durante la sesión se les explica a los asistentes que serán aproximadamente 1.600 soluciones de vivienda. También se les dice la manera como conseguirán su casa, los precios, los métodos de trabajo, la forma de pago, los beneficios, la ubicación y la duración del programa de vivienda Unir II.

Una vez finaliza el video, un hombre que habla a gran velocidad aparece en escena. La primera pregunta es hay dudas sobre la película? En seguida las manos de los asistentes se levantan en busca de respuestas. Pero antes de escuchar las preguntas, el conferencista dice que dará una explicación general del programa y que luego resolverá las dudas.

Comienza, entonces, a recitar un discurso que repite lo que ya se ha visto en el video. Su casa tendrá un área de 72 metros cuadrados, seis de frente por 12 de lado; inicialmente le costará 6 700.000 pesos, pero con su trabajo hasta le puede salir gratis. Además, le quedará cercana a una de las vías arterias de la ciudad: la calle 80 .

Hay otra serie de ventajas prosigue: usted verá cómo se construye su casa; comprobará la calidad del material con el que se fabricará, y lo mejor de todo es que una vez terminada la obra podrá construir un tercer piso, entechar el garaje o hacer otras habitaciones .

Luego entra a aclarar el método de trabajo : la gente deberá dar una cuota de 300 mil pesos, que no es cuota inicial; es una fianza para que la gente no nos deje con los crespos hechos , dice. Esta plata deberá pagarse en tres meses en cuotas de cien mil pesos.

Además, hay que dar diez mil pesos para la inscripción al programa y otros diez mil para la organización del mismo. Esto con el fin de no perder el cupo.

Según el proyecto, la gente pagará su casa a punta de bonos de trabajo. Es decir, por cada hora que trabaje la persona recibe un bono que equivale a 340 pesos (eso vale la hora de trabajo, según el salario mínimo).

Este trabajo no implica sólo colocar ladrillos, pañetar o colocar tubos; también es válido cuando la persona colabora en la organización de un evento, una fiesta o un bazar.

El programa está dividido en tres etapas: organización, producción y construcción, cada una de seis meses. Durante cada semestre, cada familia aportará una cuota de trabajo equivalente a 1.300 horas, que de no hacerlas completas tendrán que pagarlas en plata (más o menos 442.000 pesos, que la administración del programa redondea en 500.000 pesos).

En este momento la gente calcula que si trabaja con dedicación podrá ahorrarse 1 500.000 (equivalentes a tres semestres).

A la entrada de la sede siempre hay dos hombres que pasan inadvertidos. Cuando se termina la conferencia, ellos, con papeles en mano, dicen: Nosotros trabajamos con otra corporación y otra persona y no nos salió con nada; tenemos el terreno pero sin escrituras... y si votamos por alguien que no hizo nada por nosotros, por qué no habríamos de votar por Don Mariano que sí hace por la gente? .

Una odisea Hasta ahora todo ha sido teoría. Al finalizar, el conferencista invita a la gente a hacerse presente el domingo a las 10 de la mañana en la sede.

De allí saldrá un bus que los llevará a conocer las obras de Unir I (en el suroccidente) que es un programa que ya se terminó y que es igual a Unir II.

A las 10 de la mañana del domingo un grupo más grande que el que asistió a la conferencia se hace presente. Padres e hijos, con canastos, se agrupan en la entrada de la sede.

Luego de una hora larga llegan a Patio Bonito, en donde se construye Unir I. El terreno está entre las calles 21 y 25 sur y entre las carreras 101 y 102.

Allí, Porras lanza un discurso enfatizando que se va a lanzar al Senado y entonces con la credencial (no precisa cuál) le será más fácil gestionar lo de los servicios.

Termina la visita y comienza el camino a Unir II. Allí quedarán sus casas. Hay pinos y árboles de eucaliptos. Al final del lote, de unas 25 hectáreas, se ve un lago, el cual Porras promete recuperar.

La gente observa cuidadosamente y alguien pregunta por el paradero de buses. Porras responde que cuando las casas estén terminadas, habrá una vía de salida.

El concejal retoma su discurso. Vuelve a hablar sobre la facilidad de pago y las ventajas del sistema que ofrece. A las 4:05 de la tarde termina la jornada. Lo primero que hace la gente al subirse a los buses es empezar a hacer cuentas.

Mariano se defiende SOY CONSTRUCTOR DE FAMILIAS Mariano Enrique Porras, segundo vicepresidente del Concejo, ha venido promocionando un sistema de vivienda por autogestión. Es decir es la gente misma quien elabora su casa y define al final cuánto le costará. EL TIEMPO habló con él. Los lotes que vende están legalizados? Yo no estoy vendiendo lotes ni casas, estoy construyendo familias. Además, están las escrituras del terreno . Y la prestación de los servicios? Los servicios no van a ser problema en ningún momento pues una parte de los terrenos está dentro del perímetro urbano y la otra parte tendrá servicio por el método de concertación . Usted tiene alguna licencia, permiso o certificación que compruebe qué se puede construir en estos terrenos? Me acojo al acuerdo 6. Aún no he hablado con el Acueducto pero sé que la concertación saldrá favorable, ya que cuento con un equipo de ingenieros y abogados que avalaron el terreno y la factibilidad de los servicios .

El terreno en el que estoy construyendo será tan bueno que me ofrecieron comprármelo para hacer una cancha de golf. Sin embargo, yo no quise, porque lo que hago es un servicio social .

La gente se queja de que no hay vías de acceso a los terrenos donde estarán sus casas, eso va a quedarse así? Tengo conocimiento de que dentro del plan vial está contemplada la construcción de una vía que atravesará mis terrenos. Mientras tanto hay una solución más a la mano y es que como hay lotes que colindan habrá necesariamente que hacer otras vías... Según las condiciones que usted plantea, dar vivienda a gente de escasos recursos no representa ningún tipo de ganancia económica para usted. Cuál es el beneficio de emprender este tipo de obras? Yo soy un político y un político no espera ganar; yo espero gobernar el país, porque alguien tiene que hacerlo .

UNIR II, SIN LICENCIAS Cuando se negocia un terreno, el dueño garantiza la prestación de los servicios de agua, luz, teléfono y alcantarillado. Los terrenos de Mariano Porras no tienen servicios y ninguna de las entidades que garantiza su prestación ha expedido el permiso para esos predios.

El Departamento Administrativo de Planeación Distrital (DAPD) tiene a su cargo la expedición de la licencia de construcción y urbanización, indispensables para la prestación de los servicios.

Sin embargo, Planeación, en una carta del 22 de abril de 1993 dirigida a Rafael Antonio Torres Marín, secretario del Concejo, certifica que en los terrenos Unir II no se ha hecho el debido proceso de incorporación y, en consecuencia, carecen de licencia de urbanización y construcción . La misiva está firmada por Andrés Escobar, director del DAPD.

De otro lado, Porras le dice a la gente que en un lapso de 18 meses ahorrará 1.500.000 pesos y que el Instituto Nacional de la Vivienda de Interés Social y de la Reforma Urbana (Inurbe), que da subsidios de vivienda por un monto equivalente a la cantidad ahorrada, les dará 1.200.000 pesos, que es el tope máximo.

Sin embargo, César Moreno, jefe de la división técnica del Inurbe, dijo que la solicitud para conceder ese subsidio no se ha efectuado. Entre otras razones, porque para hacer la petición, se necesita anexar la licencia de construcción y urbanismo, papeles que Porras no tiene.

Además, el sistema de subsidio de vivienda no es de carácter inmediato. Una vez hecha la solicitud, se hace el estudio del terreno y las facilidades de los servicios.

La elegibilidad de un predio no se puede declarar hasta comprobar que cumple con las especificaciones requeridas y, mientras esto no se haga, no hay subsidio , dijo Moreno a EL TIEMPO.

A parte de esto, Francisco Javier Ochoa, gerente de la empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAB), dijo que esta entidad tampoco ha expedido la certificación de que pueden llevar servicios hasta este terreno. Es más, ni siquiera se ha hecho la solicitud.

La Alcaldía de Engativá, por su parte, reconoce que Porras no tiene ninguna clase de licencia porque Mariano trabaja mediante el sistema de concertación, es decir que se sienta con las entidades que expiden los permisos y hacen un convenio.

Por su parte, el alcalde de Engativá, Guillermo León Ramírez, dijo que su tarea se limita a vigilar que los trámites y papeles para la construcción se hagan dentro de la ley.

Además agregó, que su despacho tampaco tiene conocimiento de la expedición de las licencias.

VIOLACION La construcción de cualquier obra sin los permisos respectivos es causal de sanción. Eso está contemplado, entre otros, en la Ley 9a. (reforma urbana).

El programa de vivienda de Unir II, del concejal Mariano Enrique Porras, se construye en unos predios localizados en la localidad de Engativá. Según la alcaldía local, el Departamento Administrativo de Planeación Distrital (DAPD) y el Instituto Nacional de la Vivienda de Interés Social y de la Reforma Urbana (Inurbe) no se han realizado los trámites de las licencias de urbanismo y construcción respectivas.

Según un abogado de la Caja de Vivienda Popular, dentro de las sanciones a que está expuesto este caso está la de expropiación del terreno, es decir que el propietario de los predios deberá entregar la escrituras a los compradores sin cobrar nada, y la plata que haya recibido hasta ese momento debe darla al Distrito, que la invertirá en obras de beneficio social.

Además están las estipuladas claramente en la Reforma Urbana (artículo 69): Se podrá ordenar la demolición de los bienes que hayan construidos sin permiso de autoridad competente .

Hernán Celis, director de la Caja de Vivienda Popular del Distrito dijo que la Ley 9a. consagra las irregularidades que se cometan pero que estas nunca se aplican.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.