MIGUEL URRUTIA, EL BANQUERO DE LA CULTURA

MIGUEL URRUTIA, EL BANQUERO DE LA CULTURA

A Miguel Urrutia, gerente general del Banco de la República, le gusta hacerle trampa a su agenda. Cada vez que viaja al exterior para hablar de manejo cambiario o de cifras macroeconómicas, se escapa a algún museo o galería de la ciudad.tengo bastante posibilidad de comparar y de ver los montajes museográficos dice.

07 de marzo 2004 , 12:00 a.m.

A Miguel Urrutia, gerente general del Banco de la República, le gusta hacerle trampa a su agenda. Cada vez que viaja al exterior para hablar de manejo cambiario o de cifras macroeconómicas, se escapa a algún museo o galería de la ciudad.tengo bastante posibilidad de comparar y de ver los montajes museográficos dice.

Urrutia, doctor en economía en la Universidad de California, en Berkeley, hace comparaciones como cualquier dueño de museo o galería. Detalla no sólo las obras de los artistas, sino cómo están montadas o cómo se cuenta el guión del museo. No es para menos. Desde que llegó como gerente general al Banco de la República, en 1993, les dio una gran relevancia a las artes plásticas en la institución y está al tanto de todos los movimientos que se realizan en esa área y, en general, en la cultural.

Recuperó las obras que el emisor tenía en embajadas, en depósitos y en oficinas y armó la Colección Permanente del Banco de la República, que ahora cuenta con un lugar especial en la Casa de Moneda. Urrutia hace parte del Comité de Artes Plásticas de la institución, que escoge todo lo que se compra. Una de las adquisiciones que me han generado mayor placer es una pintura de Paul Kleeagrega. Además de este artista, el Banco ha comprado gracias a su mediación piezas de Rufino Tamayo, Brueghel, Pedro Figari, Francisco Toledo, Tiepolo y Wassily Kandinsky.

Desde que está en el Banco, ha sido curador de tres exposiciones: una de arte japonés -que conoció bien gracias a que vivió en Tokio durante cuatro años-, otra de arte latinoamericano en la Colección Permanente y la más reciente, que está abierta en la Casa Republicana de la Biblioteca Luis Angel Arango, es la titulada Diez años de adquisiciones de arte joven. es una manera de mostrar un poco qué se está haciendo en Colombia según las adquisiciones del Bancoagrega.

Su afición por el arte le viene de su familia.tía Sofía Urrutia, que era pintora, me despertó el interésafirma. Recuerda que en su casa había una hermosa Virgen cuzqueña. Ahora, en sus oficinas del Banco, está rodeado por pinturas de Santiago Cárdenas, Luciano Jaramillo y Guillermo Wiedemann, al que califica como.

En su papel de experto, Urrutia dice que lo que le gusta en el arte clásico es lo mismo que valora en el contemporáneo:que sea algo muy bien hecho, que muestre buena factura. Y, segundo, que estéticamente sea válido Así mismo, se refiere a que quizá no es conveniente darle tantas explicaciones sociológicas al arte porque una cosa muy individual del artista.

Con la posibilidad de participar en la actividad cultural del Banco su interés por el tema ha ido en ascenso. Urrutia ha sido decisivo para los proyectos que se han generado en los últimos 11 años.

Permitió que la donación de Fernando Botero contara con la adecuación de la casa en la que hoy está exhibida y gestó el proyecto de la manzana cultural de la Biblioteca Luis Angel Arango, con la que se conectan la Casa de Moneda, el Museo Botero y el nuevo Museo Banco de la República. Además, ideó la ampliación del Museo del Oro, que estará lista para finales del 2004, e hizo que se adecuara la Casa de Moneda para el montaje de la Colección Numismática del Banco de la República y después,antigua planta de acuñación albergar en sus salas la Colección Permanente.

A los colombianos, Urrutia, que se va del Banco en enero próximo, nos deja muchos obsequios, entre ellos, unas pequeñas obras de arte que guardamos todos en nuestros bolsillos. Son los billetes de 50 mil, 20 mil, 5 mil y mil pesos, que gracias a él fueron diseñadas por importantes artistas nacionales como Juan Cárdenas y Oscar Muñoz.

Sí se hace pintura.

Las obras que se exhiben en Diez años de adquisiciones de arte joven, 1992-2002 fueron seleccionadas con el criterio de que en el momento en que fueron compradas por el Banco de la República los artistas tenían menos de 45 años. Hay piezas de María Fernanda Cardoso, José Antonio Suárez, Delcy Morelos, Juan Fernando Herrán, Elías Heim, Wilson Díaz y Oscar Muñoz, entre otros.

Se dice mucho que ya no se hace pintura -dice Miguel Urrutia-, pero la mayoría de obras que tenemos en la exposición son pictóricas. La muestra tiene también escultura y fotografía.

Foto 1: Miguel Urrutia armó la colección Permanente del Banco de la República, de la que hace parte esta obra de la artista Cordobesa Decly Morelos.

Foto 2: "En esencias" de la mexicana Yolanda Gutiérrez.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.