SE TRATABA DE UNA NIÑA PIRATA

SE TRATABA DE UNA NIÑA PIRATA

Niña bonita fue más bien la niña rechazada del Binomio de Oro de América, hace cuatro años, cuando Israel Romero la sacó del disco Difícil de igualar para meter otra canción más movida. Después fue la niña perdida cuando la pista, más bien una maqueta en obra negra, desapareció de los estudios de Codiscos en Medellín.

19 de julio 2004 , 12:00 a.m.

Niña bonita fue más bien la "niña rechazada" del Binomio de Oro de América, hace cuatro años, cuando Israel Romero la sacó del disco Difícil de igualar para meter otra canción más movida. Después fue la "niña perdida" cuando la pista, más bien una maqueta en obra negra, desapareció de los estudios de Codiscos en Medellín.

Ahora es la "niña consentida". Sin estar en algún álbum del Binomio, encabeza las listas de la emisora Radio Uno y ocupa el cuarto lugar en La Vallenata. Sin embargo, su desfile en el top de éxitos lleva meses.

La suya es una historia poco común en el anecdotario musical. Se remota a una tarde en Valledupar, del encuentro entre José Fernando El Morre Romero y Richard Daza con un grupo de estudiantes que estaban de paso. "Había varias amigas -recuerda El Morre - que nos pidieron una canción para ellas. Así que no hablamos de una sola mujer, sino de todas ellas. Richard y yo pasamos la noche componiéndola. A la mañana siguiente las dejamos sorprendidas".

La canción fue propuesta para el disco que El Binomio grababa. Los dos cantantes del grupo, Jean Carlo Centeno y Junior Santiago Quintero, la entonaron, papeles en mano, ante los micrófonos, leyéndola. "Ni se la sabían -anota El Morre , ahora ex acordeonero del grupo-. Era un ensayo. Hasta la letra de esa pista quedó mala. La canción dice: "sabes que mis horas son escasas, que poco me encuentro aquí en el Valle" y la pista en vez de decir "horas", decía "sabes que mis manos".

No necesitaron corregirlo ni los cantantes se esforzaron por aprendérsela. El jefe de todos, Israel Romero la sacó del álbum a favor de La Iguana. Fue cuando la pista desapareció misteriosamente. En realidad, se perdieron todas las pistas, lo que obligó al grupo a adelantar la salida del álbum.

"Nos olvidamos de la canción y pasaron los años -cuenta Israel Romero-. Pero, la piratearon. La llevaron a Venezuela. En Mérida la empezaron a rotar las emisoras. Lo supimos cuando fuimos a concierto. Todo el estadio nos la estaba pidiendo. Jean Carlo confesó que no se la sabía y El Morre , que al fin y al cabo la compuso, les dijo que recordaba algo de la música".

-Si ustedes la cantan, yo toco el acordeón -le ofreció El Morre al público. Y fue la única manera de que Niña bonita, él éxito de la temporada, sonara en aquel concierto.

El grupo quería detener su vuelo. Al fin y al cabo, la niña era pirata. Pero no fue posible. "La bulla pasó para Maracaibo, Cúcuta, Medellín y se regó por Colombia", recuerda Israel. Tocó grabarla corriendo, para cambiar la versión en obra negra por una de calidad en las emisoras.

Israel recuerda haberle pedido a varios programadores que lo esperaran día y medio, que no hicieran sonar la pista que tenían, que iba a entregarles la canción bien grabada. No le hicieron caso. Pero, al fin, el cambio se hizo y Codiscos incluyó a Niña bonita en su disco variado Vallenatos de bronce, uno de sus compilados clásicos. Y así, la canción empezó a sonar en radio con la bendición de sus creadores.

Y siguió superando expectativas. Su éxito en estos últimos seis meses ha sido tal que Codiscos volvió a incluirla en el rey de sus compilados: Vallenatos de oro, en dos versiones, la de estudio y la de concierto. Así sobrevivió la niña obstinada que sigue abriéndose camino en el gusto del público.

PARA ENTONARLA...

"Ojos expresivos, carita sonriente, mirada agradable,.

por eso aquí tienes lo que me pediste.

que en ti me inspirara una canción linda que llegara al alma.

Por eso me tienes de ti enamorado.

Yo componía alegre, pero ahora romántico.

Y quién no se inspira al verte, linda,.

Con esos huequitos en tus mejillas,.

Con esos deseos que sean míos y que se acompañen de caricias.

Y quién no se inspira con tus manos, que añoran tenerte entre mis brazos.

A quien no le gusta tu sonrisa de niña bonita, de mujer bonita".

FOTO/Carlos Capella EL TIEMPO.

Jean Carlos Centeno y Junior Santiago Quintero interpretaron Niña bonita , en el Festival Vallenato pasado, en Valledupar. Tuvieron que aprendérsela cuando ya era un éxito.

FOTO.

- Israel Romero.

- José Fernando Romero

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.