TIEMPO DE CORREGIR

TIEMPO DE CORREGIR

La globalización debe ser sometida a serios correctivos si se aspira a que produzca un mejoramiento social y logre revertir el deterioro que hoy está generando. Esta es la principal conclusión del informe titulado una globalización justa: Crear oportunidades para todosque acaba de hacer público la Comisión Mundial sobre la dimensión social de la globalización, creada por la OIT. El informe llama a colocar en el centro de las preocupaciones la necesidad de mejorar la cohesión social frente a las brechas de género, entre campo y ciudad, en la incorporación de los jóvenes al mercado de trabajo y entre trabajadores calificados y no calificados.

06 de abril 2004 , 12:00 a.m.

La globalización debe ser sometida a serios correctivos si se aspira a que produzca un mejoramiento social y logre revertir el deterioro que hoy está generando. Esta es la principal conclusión del informe titulado una globalización justa: Crear oportunidades para todosque acaba de hacer público la Comisión Mundial sobre la dimensión social de la globalización, creada por la OIT. El informe llama a colocar en el centro de las preocupaciones la necesidad de mejorar la cohesión social frente a las brechas de género, entre campo y ciudad, en la incorporación de los jóvenes al mercado de trabajo y entre trabajadores calificados y no calificados.

La Comisión invita a adoptar políticas para proteger a los trabajadores migrantes, pues aún entre países socios, persisten barreras de visado, y los aportes a la seguridad social hechos en el país de origen no se acumulan en el país de destino. Por ello la comisión propone una acción concertada entre países, para evitar, se violen los derechos de esos trabajadores. .

En el aspecto regional reconoce que el proceso económico conduce a desequilibrios como los que se observan entre el norte y sur de Italia, México y de Brasil, o entre la costa y la sierra peruana. Dichos desequilibrios no son nuevos pero su agravamiento si es atribuible a la modalidad de globalización que estamos adoptando. De persistir dicha tendencia se pondrá en riesgo la gobernabilidad y la viabilidad de los Estados. Se requieren políticas para el desarrollo de las zonas mas deprimidas, con recursos para la construcción de infraestructura, la reconversión tecnológica, la calificación de la fuerza de trabajo y la oferta de servicios públicos.

Entre tanto, ningún proceso de integración en América se ocupa de ese problema, con lo cual es probable que nuestros desequilibrios regionales en lugar de corregirse se agraven.

El informe recomienda la coordinación de políticas macroeconómicas que permitan crear un entorno de estabilidad para el crecimiento. Por eso recomienda reducir la volatilidad financiera derivada de los flujos desordenados de capital y de la ausencia de regulación en el proceso económico internacional.

Cómo negar que la devaluación del real brasileño en enero de 1999 puso al descubierto la insostenibilidad de la convertibilidad argentina, que le impedía corregir la pérdida de competitividad con su principal socio? No es acaso cierto que la masiva devaluación en Venezuela ha impactado severamente a las exportaciones colombianas ? Acaso no es evidente ya que la dolarización ecuatoriana le ha creado tales dificultades de competitividad que voceros empresariales proponen el retiro de la Comunidad Andina?.

Hemos acordado todo lo necesario al flujo de bienes y servicios, capitales y tecnología, cultura, salud y educación; pero manejamos cada uno por nuestro lado las políticas macroeconómicas que afectan a los vecinos y pueden deteriorar ese proceso de integración. El Tratado de Maastrich estableció las políticas de convergencia, que cada socio debía cumplir para ingresar a la Unión monetaria. Ese es el corazón del pacto de estabilidad regional, y en esa perspectiva la integración no se limita a los bienes, servicios y capitales; pues hay libertad migratoria y de trabajo, una moneda común y convergencia de las políticas sociales y laborales. Entre nosotros el tema no ha pasado de buenas intenciones, como la idea de crear un gabinete económico binacional con Venezuela.

En conclusión, el Informe recomienda centrar las políticas económicas en la búsqueda de empleo decente con adecuada protección social, en la sostenibilidad del desarrollo y en el pleno respeto de los derechos laborales y llama al Estado a asegurar la provisión de los bienes públicos necesarios. Para lograrlo, asegura que la concertación social y el diálogo tripartito son indispensables.

Propone además una seria reforma de la arquitectura económica internacional que mejore la capacidad de decisión de los países en desarrollo y modifique el discriminatorio esquema de veto reservado a las potencias. Para que esas instituciones se hagan mas transparentes y responsables, en su accionar deben tomar en cuenta las opiniones de empresarios, trabajadores y sociedad civil; y deben dar cuenta ante la sociedad, de la gestión que realizan. Finalmente sostiene que los acreedores deben asumir su parte de responsabilidad en la deuda externa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.