Secciones
Síguenos en:
LA SEGURIDAD SOCIAL

LA SEGURIDAD SOCIAL

El tema de la seguridad social, en su doble aspecto de protección de la salud de la población y sus ingresos frente a las incertidumbres derivadas de la vejez, la incapacidad y la muerte, ha saltado al primer plano de la atención nacional en los últimos tiempos. El incremento en la esperanza de vida de la población, y el sufrido por los costos cada vez más altos de la atención médica y hospitalaria, explican la creciente urgencia de dotar al país de mecanismos más amplios y eficientes que los actualmente existentes. En el campo de las pensiones, el gran debate se ha centrado en las ventajas relativas del sistema de prima media con prestación definida que hoy aplica el ISS, y que esencialmente garantiza que la pensión será una proporción cierta de las cotizaciones, contra el sistema de capitalización individual, en el que la pensión es función de los montos ahorrados por el trabajador y de la tasa de interés real de la economía. Tras arduas discusiones, los senadores Fernando Boter

Las principales dudas que han surgido sobre la ponencia de los senadores Botero y Uribe tienen que ver con la equidad en las condiciones de competencia entre los dos sistemas, y con su costo fiscal. El Consejo Gremial Nacional ha insistido en el primer aspecto, al paso que destacados expertos en la materia, como Cecilia López y Guillermo Perry, consideran en carta pública reciente a los ponentes, su preocupación sobre las consecuencias macroeconómicas que podría acarrear un déficit fiscal sustancial .

En lo referente al tema de la salud, los ponentes están conscientes tanto de las insuficiencias actuales del ISS en este punto, como de que el seguro de salud exclusivamente privado, en el modelo de Estados Unidos, ha sido un desastre. Se vuelve imposible obtener una cobertura universal o el control de los costos . (The Economist). Por tanto, los ponentes se han inclinado también a este punto sobre un sistema mixto de protección a la salud, con bastante menos éxito, sin embargo que en el caso anterior de las pensiones.

La carta pública de Cecilia López y Guillermo Perry enumera una serie de defectos graves que aún conserva la ponencia, entre los cuales quizás el más delicado es el no haber entendido plenamente, pese a la posición diáfana del propio Presidente de la República al respecto, que un sistema de salud pública no puede incluir mecanismos que tratan de regular la demanda de los servicios, fundamentalmente las preexistencias. El artículo 166 fue redactado en una nueva forma, tratando sin éxito de eliminar el problema de las preexistencias, ya que aparecen de nuevo bajo el concepto de exclusiones .

En síntesis, y tal como se señaló en la reunión con el señor Presidente, estimamos que el proyecto en lo que concierne a los servicios de salud constituye una concepción aún inmadura, que requiere un examen más detenido y de una discusión pública más amplia, que permitan corregir sus graves imperfecciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.