EL PEOR ERROR SERÍA PARTIR DE CEROS

EL PEOR ERROR SERÍA PARTIR DE CEROS

A Osvaldo Artaza lo llaman el Hombre de la Reforma, aun cuando él prefiere que ese calificativo se lo dejen a Ricardo Lagos, presidente de Chile. En sus manos estuvo la redacción de la propuesta técnica con base en la cual se elaboró la ley que corregirá grandes problemas del sistema chileno de salud.

24 de abril 2004 , 12:00 a.m.

A Osvaldo Artaza lo llaman el Hombre de la Reforma, aun cuando él prefiere que ese calificativo se lo dejen a Ricardo Lagos, presidente de Chile. En sus manos estuvo la redacción de la propuesta técnica con base en la cual se elaboró la ley que corregirá grandes problemas del sistema chileno de salud.

Este, heredado de la dictadura de Pinochet, tiene un componente público, el Fondo Nacional de Salud (Fonasa), y uno privado, las Instituciones de Salud Previsional (Isapres), que funcionaban como seguros comunes a corto plazo, porque hacían contratos anuales a sus usuarios, según sus riesgos de salud: a medida que la persona envejecía, el costo aumentaba. Si era una mujer el costo subía por las posibilidades de embarazo. Si estos usuarios no tenían con qué pagar, sufrían recortes en sus planes de salud o los invitaban a pasarse al seguro público: el Fonasa.

En este último las quejas eran de otra naturaleza: aunque todos los chilenos tenían cobertura en salud (Fonasa o Isapres), los que estaban en el oficial recibían atención primaria en consultorios de baja complejidad. Pero si les diagnosticaban un problema que requería atención especializada, de segundo o tercer nivel, pasaban a engrosar listas de espera en las que podían durar meses o años.

Las quejas eran de tal magnitud, que cuando Ricardo Lagos asumió la jefatura del Estado en el 2000, puso como primer punto de su plan de gobierno la reforma del sistema de salud. La decisión -dice Artaza- fue perfeccionar el mercado y el sector público: aumentar la regulación, convertir las Isapres en parte de la seguridad social, fortalecer el Fonasa y la autogestión de los hospitales, entre otros.

No fue fácil. Artaza recuerda que en su primer periodo Lagos trató de lograr consenso con los actores del sistema, pero no fue posible. "Entonces como ministro hice una propuesta técnica de reforma y la envié al Parlamento. La idea era abrir las puertas al país y discutir la propuesta".

Los parlamentarios defendían intereses particulares?.

Sí, pero el Presidente recorrió el país haciendo que la ciudadanía presionara la necesidad de la reforma. Por lo tanto, a pesar del lobby que hicieron los actores en los medios, en la Cámara de Diputados los proyectos se aprobaron en seis meses.

Qué similitudes tiene el sistema nuestro con el chileno?.

Varias: hay una opción por la seguridad social, una voluntad de llegar a la universalidad de la cobertura y la inclusión de actores privados.

Y las diferencias?.

Hemos tenido más cuidado con una capacidad regulatoria fuerte; además hacemos el esfuerzo de que no suceda lo que ocurrió acá: que el Plan Obligatorio de Salud para unos (subsidiados) sea diferente para otros (contributivos). En Chile todos tenemos el mismo plan. Además, contamos con un seguro público fuerte, que regula el mercado.

En Chile también se descentralizó el sistema...

La atención primaria se entregó a los municipios, pero no se descentralizaron las acciones de salud pública. Los programas sanitarios (como vacunación) siguieron bajo control del Estado. La que aquí se hizo ocurrió con pérdida de rectoría por parte del Estado.

En una situación como la nuestra, Qué es lo mejor? Devolverse?.

El peor error que podría cometerse sería borrar los avances, partir de ceros. Lo que debe hacerse es evaluar objetivamente estos diez años de Ley 100. Reconocer lo valioso y con autocrítica ver qué no ha funcionado. Con base en eso hacer propuestas y generar un proceso político que escape a los actores tradicionales.

En cabeza de quién debe estar ese proceso?.

No me atrevo a decir quién debe hacerlo, pero alguien tiene qué. Lo que determina que se produzcan cambios son los procesos políticos. Por eso deben ser más amplios que los actores que siempre están en el metro cuadrado del sector salud.

Es posible en economías como la nuestra lograr cobertura universal?.

Sí, pero se debe ser transparente con la ciudadanía frente al hecho de que no se puede dar todo. Habría que resolver dos preguntas: Soy capaz de aumentar los recursos para cubrir a todos con el mismo plan? y Vuelvo a pensar el plan de salud, de tal modo que se los pueda dar a todos? Eso solo puede resolverlo Colombia.

URIBE COMPROMETIDO.

El sexto Congreso Colombiano de Hospitales y Clínicas, al que asistió Osvaldo Artaza para exponer la reforma del sistema de salud de su país, concluyó el jueves con un encuentro al que asistió el presidente Alvaro Uribe.

Como ponente que fue de la Ley 100 hace una década, escuchó con atención la evaluación y observaciones que sobre ella hace el sector, y al final firmó un Compromiso Nacional por el Sector Salud en el que quedaron sentados tres aspectos fundamentales:.

La búsqueda de equilibrio entre diferentes actores del sistema; el compromiso por parte del Gobierno de fortalecer Superintendencia de Salud y el establecimiento de mecanismos para que los recursos del sector fluyan más rápido.

Además, el Presidente instruyó a sus funcionarios en torno a temas considerados vitales para la salud, como la conformación de una comisión de expertos para que determine la naturaleza y el destino que se da al porcentaje que en el Régimen Subsidiado se destina para administración.

Uribe aseguró, además, que para el 20 de julio estará listo el manual que fije las tarifas para los procedimientos que se siguen en los hospitales. Pidió que la Supersalud haga rendición de cuentas sobre el tema de corrupción del sistema en el menor tiempo posible, y la realización, en dos meses máximo, de un consejo comunitario de salud.

FOTO.

El ex ministro chileno vino a exponer la reforma a la salud de su país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.