CIERRAN EMBALSES POR INVIERNO

CIERRAN EMBALSES POR INVIERNO

La lluvia constante que cae sobre la ciudad desde hace 48 horas ya ha obligado a las autoridades a tomar medidas de emergencia. La Corporación Autónoma Regional (CAR), por ejemplo, cerró ayer los embalses Neusa, Tominé y el Sisga debido al aumento en un 250 por ciento del caudal del río Bogotá y otras corrientes que podrían desbordarse afectando principalmente la Sabana y el noroccidente de la capital.

24 de abril 2004 , 12:00 a.m.

La lluvia constante que cae sobre la ciudad desde hace 48 horas ya ha obligado a las autoridades a tomar medidas de emergencia. La Corporación Autónoma Regional (CAR), por ejemplo, cerró ayer los embalses Neusa, Tominé y el Sisga debido al aumento en un 250 por ciento del caudal del río Bogotá y otras corrientes que podrían desbordarse afectando principalmente la Sabana y el noroccidente de la capital.

La medida fue tomada por la Corporación tras observar que el río Bogotá elevó sus caudales de 28 metros cúbicos por segundo a 70 metros. El registro de las precipitaciones de los dos últimos días ha sido de 64,4 mililitros, cuando por una lluvia normal caen alrededor de 30 mililitros.

El cierre de los embalses, que tienen una capacidad libre de almacenamiento del 40 por ciento, se mantendrá hasta nueva orden. Todos los comités de atención y prevención de desastres de Cundinamarca deben declararse en alerta, informó la Corporación.

Mientras tanto, la Dirección de Prevención y Atención de Emergencias (Dpae) aseguró que 188 familias, unas 700 personas, se han visto damnificadas por las lluvias. Las localidades más afectadas son Bosa con 63 hogares, Fontibón con 33 y Suba con 15, entre otras.

Hasta el momento, el Departamento de Bienestar Social (Dabs) ha evacuado a 16 hogares de Bosa, San Cristóbal y Suba, que se encontraban en grave riesgo de deslizamiento.

Para atender la emergencia, 2.000 personas del cuerpo de Bomberos, la Defensa Civil, el Acueducto y el Dpae, vienen realizando labores de evacuación y prestación de ayuda humanitaria.

Uno de los casos más graves se presentó en el barrio Santa Cecilia, en Suba, donde 10 cuadras permanecieron inundadas desde la madrugada de ayer. Estas inundaciones se debieron al aumento del nivel del río Bogotá que pasa por este sector y que ocasionó que las alcantarillas se desbordaran con las aguas negras. En el sector de Caracolí, Ciudad Bolívar, hay serias amenazas de deslizamientos.

Aunque no se presentaron víctimas ni daños materiales, alrededor de 100 habitantes de las viviendas inundadas tendrán que soportar el agua durante dos días más, hasta que la motobomba que facilitó el cuerpo de bomberos de la localidad evacue la totalidad del líquido.

El hospital de La Gaitana colocó un puesto de atención móvil en salud con cinco médicos, tres enfermeras y dos auxiliares que atienden desde las 7 de la mañana de ayer.

El Dpae ha repartido 5 toneladas de ayuda humanitaria y continúa monitoreando los niveles de los ríos Bogotá y Tunjuelo como medida preventiva. Según el Ideam, las lluvias se mantendrán.

RECOMENDACIONES DEL DPAE.

- Para habitantes de ladera: eviten desviar caños y desages. La acumulación de agua en terrenos de pendiente puede causar un derrumbe.

- Si vive en una zona de montaña, verifique que las conexiones de las tuberías de aguas negras no presentan ningún tipo de filtración. Estas podrían generar deslizamientos donde usted habita.

- Si detecta que en las paredes o pisos de su vivienda aparecen grietas de manera súbita acuda a la entidad de emergencias a través del 119.

- Por ningún motivo descargue aguas lluvias y aguas servidas sobre laderas empinadas. Por la naturaleza del agua, esta se filtra en el terreno, ablandándolo y causando deslizamientos.

- Por esta época de invierno, evite realizar construcciones que impliquen excavaciones de tierra en terrenos de ladera. El agua se acumula en estos lugares y causan desprendimientos en el terreno.

- Denuncie ante las autoridades el uso de explosivos en terrenos de cantera. Durante el periodo de lluvias el manejo indebido de estos elementos puede causar grandes deslizamientos.

- No genere quemas, no tale árboles, la erosión en los terrenos afectados por estos fenómenos facilita que en épocas de invierno la filtración de agua en el terreno origine desprendimientos del suelo.

FOTO/Reynel Ruiz EL TIEMPO.

Habitantes del barrio Santa Cecilia (Suba) y miembros de organismos de socorro, unieron esfuerzos para conseguir que el agua fluyera por las alcantarillas, muchas de ellas taponadas.

FOTO/Felipe Caicedo EL TIEMPO.

Una imagen que se ha vuelto común en la ciudad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.