DE BROADWAY A LOS MONSTRUOS

DE BROADWAY A LOS MONSTRUOS

Cuando un actor da el brinco repentino de intérprete desconocido a estrella internacional, siempre existe la posibilidad de que su ego se expanda con la misma rapidez que su carrera. Esto le pudo suceder a Hugh Jackman, actor australiano que hace apenas 10 años se ganaba la vida filmando producciones independientes en su país natal.

29 de mayo 2004 , 12:00 a.m.

Cuando un actor da el brinco repentino de intérprete desconocido a estrella internacional, siempre existe la posibilidad de que su ego se expanda con la misma rapidez que su carrera. Esto le pudo suceder a Hugh Jackman, actor australiano que hace apenas 10 años se ganaba la vida filmando producciones independientes en su país natal.

Aunque Jackman era una figura destacada en Australia, su perfil se elevó considerablemente cuando fue seleccionado para interpretar a Wolverine en la versión fílmica del cómic X-Men. En el verano de 2000 esta producción fue un éxito rotundo y Jackman se ganó el favor del público y la crítica.

Su participación en filmes como Swordfish, Someone Like You y Kate & Leopold demostró su versatilidad como actor, mientras que la secuela de X-Men le dio su segundo triunfo en la taquilla y un trampolín para brincar a la posición de estrella principal. Este mes, esto sucedió con el estreno de Van Helsing.

Si el ascenso se Hugh Jackman en la industria de cine ha sido rápido, su trayectoria en el teatro ha alcanzado la velocidad de un rayo de luz. Después de participar en Australia en producciones de Oklahoma, Sunset Boulevard y Beauty and the Beast, Jackman debutó en Broadway como una estrella instantánea en The Boy from Oz, interpretando al australiano Peter Allen.

Kate Beckinsale, su compañera en Van Helsing, dice de él: "Es el hombre más amable de Hollywood. Me lo habían comentado cuando dije que iba a trabajar con el, así que no pude evitar estar dudosa de esa reputación y tratar de encontrarle algo malo. Durante toda la filmación tratamos de sorprenderlo haciendo algo indeseable pero nunca pasó".

Aunque esto suena como una cita preprogramada por un publicista, cuando Hugh Jackman se presenta para una conferencia de prensa, para promocionar Van Helsing, el actor queda completamente en evidencia.

Cuando se le pregunta sobre el comentario de Beckinsale, Jackman se sonroja sin irritarse. En un momento cuando una de las grabadoras de un reportero se detiene, el actor se detiene a cambiar el casete. Y aún más importante, cuando su esposa y su hija llegan a la conferencia, Jackman se disculpa por un momento para poder saludarlas con un beso.

Durante esta charla con la prensa el hombre más amable de Hollywood reflexionó sobre ese título y lo que significa Van Helsing para su carrera.

Inicialmente consideró no participar en Van Helsing porque había elementos similares al rol de Wolverine. Qué lo hizo cambiar de opinión?.

Desde que leí el guión me estuvo bien claro que eran filmes completamente diferentes y que en esencia los personajes no son iguales. Mi resistencia a aceptar tenía que ver más con el tipo de filme que es. Cuando recibí el guión estaba a punto de empezar a trabajar en X-Men 2 y pensaba que después de esa producción iba a aceptar un papel en una pequeña producción independiente.

Cómo contrastan sus responsabilidades como actor en Hollywood con las de ser el protagonista de una obra en Broadway?.

Con la obra de teatro mi responsabilidad es completa. Si me enfermo esa noche no hay obra. Si estamos filmando y no me siento muy bien, por lo menos puedo pedir que se cambie el programa de trabajo. En el teatro hay que tener la disciplina para poder actuar todas las noches. Pero en general mi experiencia como actor es que filmar una película requiere lo mismo que una obra de teatro.

Kate Beckinsale te ha descrito como el hombre más amable de Hollywood. Cual es tu reacción a ese título? (Visiblemente sonrojado). Kate ha arruinado mi carrera. (Se ríe). En realidad, no sé como reaccionar a eso. Pero es fácil ser amable cuando se está rodeado de gente buena y en este filme nos divertimos mucho.

Es cierto que lo están considerando para ser el próximo James Bond?.

No. Eso es solo un rumor. Que por cierto creo que fui yo el que lo empezó a contar. (Se ríe). Esa es la fantasía de cualquier niño, poder interpretar a Bond. Pero no, no me han hecho ninguna oferta.

Qué nos puede adelantar de The Fountain, su próxima película?.

Es un drama sobre la búsqueda de la fuente de la juventud y me toca interpretar tres roles completamente diferentes. Darren (Aronofsky, el director y guionista) se podría transformar en otro Kubrick. Me siento muy honrado de que me haya pedido que trabaje con él y que esta película sea mi próximo proyecto.

FOTO/Cortesía UIP.

1- A temibles vampiresas tiene que enfrentarse Van Helsing, para salvar a los últimos descendientes de una legendaria familia humana.

2- Hugn Jackman es Van Helsing, una especie de James Bond antimostruos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.